Reflexión en torno al Ateneo de Santander

La mafia se dirige al ciudadano para decirle que es mejor que cierre la tienda, que no puede vender esos productos. El ciudadano pide protección a las administraciones públicas que deben ampararle y le dicen que “verdes las han segao”, que no pueden, o no se atreven con la mafia, o lisa y llanamente están compinchados con ella. El ciudadanoque teme por él y su familia si sigue vendiendo los productos, cierra la tienda.

Vamos a hablar del Ateneo de Santander.

Si bien me siento diciendo esto tan desconcertada como una presunta bruja en un tribunal donde se afirma que  vuela en escoba, he de decir que ni soy machista, ni homófoba, ni racista, ni facha, ni ningún “pecado” ridículo de la progresía puritana, de esos que te colocan como un estigma y te convierten inmediatamente en subhumana sin derechos.

Y aunque lo fuera… todos tenemos derecho a ser malos, miserables o tener fobias. Las fobias no son delitos porque, hasta ahora, no era delito pensar u opinar. Y si mis opiniones fueran constitutivas de delito (muy graves deberían ser), que se me ponga una querellafundamentada. Lo que no puede ser en una democracia es que haya una censura previa preventiva por unas hipotéticas palabras y un libro que quienes lo censuran no han leído pero han recibido la orden de impedir que se sepa lo que pone.

¿Y qué pone? Exactamente la enorme estafa que, los que prohíben que hable y otros partidos, tienen montada a costa del géneroLos increíbles fondos públicos que se reparten, las millonadas que nos quitan del bolsillo para miles de cargos innecesarios y para políticas que no resuelven nada, ni lo pretenden pues sería matar la gallina de los huevos de oro. Y las leyes terriblemente liberticidas y anticonstitucionales que están sacando para consolidar la estafa y que nos vulneran cinco derechos fundamentales. Y, para terminar, la manipulación de nuestros menores con la finalidad de que perpetúen el sistema defendiéndolo. Casi ná. No les digo que lean el libro para no ser acusada de “vender mi libro”, simplemente, búsquenlo en Amazon y lean los comentarios de los lectores. Se harán una idea bastante precisa.

Volvamos al Ateneo y su presidente. Treinta asociaciones le “presionan” (según palabras de Leticia Martínez de IU, con quien tuve un breve debate en Radio Teiba FM, que podéis oír aquí). Treinta asociaciones y sindicatos que se han ido convirtiendo en una mafia miserable y liberticida pagada con dinero público para ejercer de matón de patio, no sólo en Santander sino en otros muchos lugares. Por cierto, al menos diez de esa lista de la vergüenza ni siquiera existen. Pero ya se sabe que la mentira es un arma revolucionaria…

Según mi contertulia radiofónica del liberticida IU-Podemos, el presidente del Ateneo “suspendió la conferencia porque él lo quiso ya que no le hemos puesto un cuchillo en el cuello”. Pues solo faltaba. De hecho, no hace falta. Yo, en su caso, de inmediato hubiera visualizado escraches en la puerta del Ateneo, difamaciones, cristales rotos, pintadas insultantes… porque lo he vivido por parte de esa maraña de grupos y siglas en otras ciudades. Ya digo, la banda de la porra al calor del dinero de todos para intimidar a una parte de la población.

Y las subvenciones… parece que recordaron que podía correr peligro ese cáncer que nos ha traído la democracia consistente en que nos quitan el dinero del bolsillo para darnos “servicios culturales gratuitos” pero pagados por nosotros haciéndolos pasar por regalos del gobernante y que han supuesto dos efectos nefastosque nos hayamos acostumbrado al “todo gratis” y no sepamos, ni queramos ya, pagar a asociaciones culturales y que los que manejan la pasta la utilicen para fomentar la “cultura” que les convenga y doblegar independencias de pensamiento con la amenaza de eliminar lo que se ha constituido en modus vivendi de esas asociaciones ante la disminución de socios por el perverso sistema del “todo gratis”.

El presidente del Ateneo, ciudadano que ve peligrar su tienda y su familia ante la “presión” mafiosa, pide ayuda a los poderes públicos que deberían defender sus derechos. Porque al parecer pidió apoyo al PP. Y se encuentra más solo que Gary Cooper en la famosa película. Y decide suspender el acto porque no todos somos Gary Cooper (el heroísmo cotiza en bolsa a la baja en esta sociedad pesebrera) y porque, en este caso, el protagonista tenía que enfrentarse al villano solo pero con la parienta y los churumbeles escondidos detrás de él en el tiroteo. La gallarda decisión no implicaba sólo a su persona sino al Ateneo, a la pervivencia de una institución centenaria que quizá perdió su sentido cuando la subvención tuvo que sustituir las cuotas de los socios, pero que debe pervivir para retomarlo porque es imprescindibleaquí y ahora.

Y ya conocemos el final: el ciudadano cerró la tienda. Ante esa situación, muchos otros lo hubieran hecho. Pero la culpa, si se analiza, la tienen la mafia y la inacción de quienes debían defenderlo, no tanto el amenazado y desprotegido ciudadano. Y también la tieneuna sociedad que no sale en tromba a exigir responsabilidades políticas a los que se lavaron las manos y a quienes presionan como mafiosos de la peor estofa.

Cierto que todos esperábamos, yo la primera, el tiroteo de un Gary Cooper irreductible, pero me temo que nuestro protagonista tenía, por muchas causas el revolver sin balas.

Y llega el momento en el que todos deberíamos empezar a preguntarnos si no vale la pena, dado el cariz que están tomando las cosas, asociarse en instituciones privadas, independientes de los poderes públicos para continuar teniendo foros de libertad que, cada vez más, los liberticidas y los poderes públicos  nos están negando a los que discrepamos.

Sólo pido que llegue un día en el que pueda volver al Ateneo, y esta institución, independiente y protegida de las mafias por quienes deben hacerlo, me permita contarles hacia dónde nos están llevando si es que aún, y a la vista de toda esta historia, no se lo empiezan a imaginar.

Por Alicia V. Rubio Calle en https://eltimodelgenero.com/2018/02/18/reflexion-en-torno-al-ateneo-de-santander/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s