Una vida rota por el cambio de sexo

Una de las presencias más esperadas en el pasado I Congreso Internacional sobre Género, Sexo y Educación celebrado en Madrid era la de Walt Heyer, quien se sometió a tratamientos hormonales y quirúrgicos para intentar vivir como una mujer y al cabo de unos años hubo de volver atrás, con algunos efectos irreversibles. Sus palabras son un testimonio clarificador sobre el daño que se le puede hacer a una persona abordando con prejuicios ideológicos, aunque bajo el paraguas de la intervención médica, un problema psicológico:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s