Ocurrió hace 10 años: intentona de supresión de la Asignatura de Religión en un colegio concertado

Aunque dimos la noticia hace una década, por su importancia, por el ejemplo que puede aportar en el presente a muchas familias y porque sigue sucediendo hoy día en otros lugares, queremos recordar algo acontecido en un centro escolar. Lo escribe un padre:

“Mis hijos estudian en un colegio no estatal (llamados habitualmente privados) y concertado que ha impartido siempre en la ESO la materia de Religión Católica. El centro no es de ideario cristiano, pero eso da igual: el centro está obligado a ofertar la asignatura. Con la finalización del curso escolar 2008-2009, recibo el siguiente listado de libros para el presente año académico 2009-2010:

intento

Al ir a hacer la reserva de los mismos a primeros de julio, advierto que no aparece la materia de Religión Católica, sino que ésta ha sido sustituida por Historia y Cultura de las Religiones.

Inmediatamente me pongo en contacto con el colegio y mantengo con el director un diálogo que termina haciéndose algo tenso. El director me hace saber que la materia que han puesto es como la de Religión Católica, que ha sido decisión del Claustro de Profesores y que ha venido originada porque algunos padres no quieren Religión Católica para sus niños. El director indica que “es lo que hay” y que “tengo otros colegios para mis hijos”.

Le hago saber que los padres no teníamos información de nada de esto y me respondió que no pueden estar constantemente informando sobre todas las decisiones del claustro.

Le indico que no voy a quedarme de brazos cruzados y que para mí la Religión es algo prioritario. Seguidamente me pongo en contacto con el Servicio de Inspección y como la inspectora del colegio está de baja hablo con una jefa de distrito.

La jefa de distrito no cree lo que le estoy contando, que debe haber algún malentendido porque la Religión Católica es de oferta obligatoria. Me dice que me ponga en contacto nuevamente con el director y le recuerde la disposición adicional segunda del currículo de ESO donde se establece la obligatoriedad de oferta de la materia y que, además, la profesora de religión del colegio tiene la idoneidad para impartirla.

Vuelvo a llamar al colegio y resumo al director mi charla con la jefa. El director reconoce la metedura de pata y la incomodidad de dar marcha atrás porque implica reunir a algunos profesores en el mes de julio; pero se compromete a arreglar el asunto. Me dice que me llamará en pocos días.

Efectivamente, a los dos días recibo llamada del director del colegio indicándome que todo está como el curso pasado, que los chicos de segundo de ESO vuelven a tener Religión Católica. Me dice también que “ya veremos el próximo año como quedan las cosas”.

Sirva esta historia como ánimo para que no nos quedemos con los brazos cruzados, que se pueden hacer cosas, y simplemente con 3 llamadas, un poco de ganas y ayuda de la Providencia. El texto puede leerse también cambiando el segundo curso de ESO por el de primero.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s