Los libros de texto, herramienta curricular del nacionalismo

Como es sabido, las férreamente centralizadas competencias en materia educativa están “delegadas” en diecisiete gobiernos regionales que actúan como pequeños Estados que generalmente son fiscalmente irresponsables y compiten por complicarnos la vida cada vez más.

Los gobiernos de regiones con cooficialidad lingüística (Galicia, Cataluña, Valencia, Vascongadas e Islas Baleares) no son la excepción. De hecho, incurren en un grado de adoctrinamiento mayor, en la medida en la que incluyen tesis adicionales: movimientos nacionalistas periféricos.

Para ello buscan no solo imponer lenguas y dialectos (el problema no es en absoluto la existencia de estos conceptos en sí, sino su imposición y su uso ideológico, contrario al orden espontáneo que rige las sociedades), sino tener libros de texto “potentes para su labor”.

Sobre la cuestión mencionada al final del párrafo anterior ha investigado la plataforma Hablamos Español, impulsada por la profesora gallega Gloria Lago, para defender el derecho de los hispanohablantes a ejercer el libre uso de su lengua materna.

En el informe en cuestión, se han trazado las siguientes conclusiones, en base a las falsas ideas que se quiere transmitir al alumnado:

  • La lengua cooficial ha de ser considerada como la única existente.
  • El español/castellano se considera como una lengua impuesta.
  • Se reduce la idea de las Españas al uso del término Estado Español, como si la Hispanidad peninsular ibérica se tratare de un mero artificio.
  • Quienes no hablan lenguas cooficiales son considerados como “víctimas de prejuicios”. Se estigmatiza también a las familias que no enseñan a sus hijos como personas que perjudican a los mismos.

Por otro lado, señalan, adicionalmente, lo siguiente:

[…] Hemos apreciado asimismo ciertas peculiaridades, según las C.A. En Cataluña Baleares y Valencia se parte de la base que son una supraentidad aparte de España. En el caso de Cataluña se enfoca la enseñanza de la lengua catalana con un enfoque como si España fuese otro país y el español ya no una lengua foránea como se transmite en la Comunidad Valenciana, Baleares o Galicia, sino una lengua extranjera. Lejos de verse como una amenaza, se desprecia. En la C.A Vasca también parece contemplarse el español y lo español como algo extraño al lugar, que tarde o temprano dejará de molestar. […]

Una vez abordado el informe, brevemente, se puede reiterar cualquier crítica al hecho de que haya competencias en manos de los nacionalistas periféricos. Ahora bien, la solución no es exactamente, sin más, retirar competencias educativas a los llamados “gobiernos autonómicos”.

Ciertamente, la ingeniería social, para recordar, es una modalidad más de socialismo. Del mismo modo que se puede inculcar una realidad antropológica falaz, se puede tergiversar la historia en base a irreales conceptos de nación.

Para ello, no solo por utilitarismo, sino por moral, conviene exigir por enésima ocasión que el poder sea recuperado por aquellos a quienes en realidad les corresponde: las familias (en base a la subsidiariedad y su debida autoridad y responsabilidad sobre sus descendientes).

A su vez, cabe recordar que la cooficialidad es una estrategia estatal que no busca respetar cualquier diversidad filológica y cultural que fuera característica de la Hispanidad, sino sentar bases para procesos de ingeniería social y atropellos liberticidas del nacionalismo periférico.

FUENTE: https://www.ahorainformacion.es/blog/los-libros-de-texto-herramienta-curricular-del-nazionalismo/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s