1.500 católicos universitarios evangelizan Chile estos días y muestran que la Iglesia sigue viva

La Iglesia Católica no vive sus mejores momentos en Chile. Los escándalos de abusos sexuales que han sacudido en el país han hecho mucho daño a la Iglesia, aunque los chilenos siguen creyendo en Dios, tal y como muestra una encuesta realizada en el país.

Sin embargo, pese a todo la Iglesia sigue avanzando y hay unos jóvenes dispuestos a mostrar la entrega a los demás. Tal y como llevan haciendo varios años, más de 1.500 católicos universitarios chilenos están destinando diez días de sus vacaciones para construir capillas y llevar el Evangelio a más de un millón de familias de Chile.

Encomendados a María

El pasado 4 de enero fueron enviados por el obispo auxiliar de Santiago, monseñor Cristián Roncagliolo en el santuario nacional de Maipú. Los jóvenes pertenecen a 40 instituciones de educación superior convocadas por la pastoral que realiza la Universidad Católica de Chile.

Durante el envío, el obispo dijo a los cientos de jóvenes que “martillar un clavo para hacer la capilla, es construir nuestra Iglesia. Tocar una puerta, es convertir un corazón. Actúen en todo momento en el nombre de Cristo, y así como subimos a las redes sociales lo que nos gusta, compartamos la alegría de llevar a Cristo a los demás”.

Encomendados a la Virgen María bajo la advocación del Carmen, patrona de Chile, los 1.500 jóvenes partieron a las 50 localidades en las que ya están realizando su misión, ya sea anunciar el Evangelio, construir capillas o realizar trabajos comunitarios.

Tras rezar a los pies de la Virgen del Carmen, Reina y Patrona de Chile, los jóvenes subieron a los buses con destino a 50 localidades donde construirán capillas, realizarán trabajos comunitarios y transmitirán su fe.

“Escuchar, proteger, consolar y acompañar”

“Fieles a Cristo, renovemos nuestra Iglesia”, es el lema de Misión País, que desde 2004 tiene como objetivo la evangelización de distintas zonas realizada por estos jóvenes. Sus responsables aseguran que “la Iglesia es un cuerpo vivo que toca fondo, se impulsa y se renueva en Cristo. Hoy queremos sacarla a flote, dando lo mejor de cada uno, desde lo que cada uno es, dejándose sanar por el amor de Cristo, saliendo de nuestra comodidad para escuchar, proteger, consolar y acompañar”.

Mientras tanto, Aciprensa informa que los voluntarios de Capilla País construirán templos de madera, esta vez, en 16 comunidades alentados por el lema “Construyamos una Iglesia al encuentro de todos”.  En ese sentido, los responsables de Capilla País, Francisca Infante y Rafael Vergara, expresaron que anhelan “una Iglesia coherente y más fiel a su misión, y un país más humano y fraterno. Hacemos un llamado al encuentro porque la construcción de un Chile de hermanos es tarea de todos”.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/america_latina/523024535/1500-catolicos-universitarios-evangelizan-Chile-estos-dias-y-muestran-que-la-Iglesia-sigue-viva.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=523024535&id_boletin=407007946&cod_suscriptor=445331

¿Qué deberían hacer los católicos hoy? «Proteger y formar a sus hijos», alerta Michael O´Brien

A sus 69 años, el canadiense Michael O´Brien, padre de seis hijos y ahora abuelo, es considerado por muchos como el mejor novelista católico vivo. Cientos de miles de lectores han leído El Padre Elías, la obra con la que se consagró mundialmente, y otras más que se convirtieron en una profecía de lo que se está viviendo ahora, y que con su tinte apocalíptico alertan de los nuevos totalitarismos que se dan en la sociedad actual.

En Francia acaban de publicar Le journal de la peste, novela que publicó en 1999 y que en español se editó bajo el título de La última escapada, y que anticipaba la realidad actual de la imposición escolar de la ideología de género: un padre que lo deja todo y huye con sus hijos, perseguido como un peligroso criminal por no querer que sean adoctrinados en el colegio.

Una revolución que afecta a todas las esferas

En una entrevista en Famille Chretienne, Michael O´Brien habla de la decadencia de Occidente y afirma que “los signos de decadencia son legión. Uno puede ver los síntomas en todas las artes, y especialmente en la glorificación del arte degenerado, la industria del entretenimiento y el poder de los nuevos medios para controlar y reformatear la conciencia. Estamos viviendo una revolución cultural y, de hecho, una revolución que afecta a todas las esferas”.

Preguntado sobre el papel de los católicos en Occidente en este contexto actual donde son cada vez más arrinconados, el escritor canadiense alerta de que “estamos presenciando una revolución social y política impuesta a todas las naciones”. En primer lugar cita “la redefinición de la moralidad sexual, de la cual la revolución de género es un ejemplo obvio. Así como el surgimiento de una cultura de la muerte llamando bien al mal, y al asesinato de un niño en el vientre de su madre un gesto de compasión”.

“Ser signos de contradicción”

A su juicio, “estamos en un universo totalmente invertido. Por eso es tan vital para los católicos defender la verdad. Debemos aceptar, como Jesús, ser signos de contradicción. Pero una contradicción de amor y verdad al mismo tiempo”.

Michael O´Brien asegura que él no hace predicciones, pero en sus novelas que sí tienen tintes apocalípticos sí genera preguntas. “Si es el tiempo profetizado por Jesús, los apóstoles y los profetas, entonces la pregunta que debe hacerse es: ‘¿estoy en vela?’ Porque Jesús nos dice: ‘¡Estad en vela!’”.

En general las políticas de los dirigentes de los países occidentales como el caso de Trudeau en Canadá, país del escritor, Macron en Francia o Sánchez en España van contra los ideales cristianos. Ante esto, O´Brien cree que “cada vez que una idea va contra la vida y los Evangelios proviene de un espíritu del Anticristo. Pero hay que tener cuidado. No podemos rechazar esto o a aquel líder diciendo: ‘Este es el Anticristo’. Vivimos en medio de este espíritu que impregna todo el mundo occidental . En su primera epístola, el apóstol San Juan dice que un día vendrá el hombre de pecado, el verdadero Anticristo. Y muchos anticristos primitivos lo prefiguran.

El don de la esperanza

Ante esto es necesaria la “esperanza”.  El escritor canadiense asegura que el optimismo, la desesperación, la rabia o el miedo no son cristianas. “Es natural sentir miedo, disgusto o desánimo. Pero luego tenemos que volvernos profundamente a Cristo y pedirle la gracia. La virtud del valor es natural, la esperanza es un don sobrenatural de Dios. Y así, cuando nos enfrentemos a la oscuridad del mundo debemos pedir el don sobrenatural de la esperanza”.

¿Qué deben hacer los católicos en el mundo de hoy? Ante esta pregunta, el autor de El Padre Elías lo tiene claro: “Hay que formar y proteger, sin duda con prudencia, a nuestros hijos. Pero, al mismo tiempo, nuestros corazones deben estar abiertos para amar a cada persona, incluso a nuestros enemigos. Sin compromiso, pero también sin miedo”.

Sin alejarse de lo que ocurre en su país, el gran laboratorio de la ideología de género, O´Brien afirma que en Canadá por ejemplo se produce “un ataque a la familia”, la eutanasia es completamente legal y ahora cualquiera puede ser “sacrificado” sólo por estar deprimido o ser enfermo mental. “Estoy convencido de que uno de los síntomas del totalitarismo es que algunos seres humanos son desechados”, sentencia.

El papel de los pastores

No son tiempos fáciles para la Iglesia, con la grave crisis de los abusos sexuales que la está sacudiendo. Michael O´Brien espera de los obispos  que sean verdaderos pastores. “Su principal responsabilidad es la salud de su rebaño. Los terribles escándalos en EEUU son extremadamente dolorosos para los obispos. Pero tal vez el Señor permita que estos escándalos se vuelvan visibles para que la decadencia secreta emerja y se purifique. Y para que la Iglesia, esposa de Cristo, se prepare para encontrarse con su Esposo”.

A su juicio, “la purificación del mundo está en progreso. Pero debemos rezar por el rebaño y para que esta purificación se realice tanto en la verdad como en la caridad. Y no se sacrifiquen ovejas, ni hijos, ni jóvenes. Un buen pastor no sacrifica sus corderos, él da su vida por ellos. La tarea que tenemos ante nosotros es rezar como nunca hemos rezado por la limpieza y la fortaleza de la Iglesia. Pero no podemos reparar la Iglesia por nuestra cuenta, sólo la Iglesia puede hacerlo”.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/cultura/440141931/AQue-deben-hacer-los-catolicos-a-dia-de-hoy-AProteger-y-formar-a-sus-hijosA-alerta-Michael-OBrien.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=440141931&id_boletin=7696208&cod_suscriptor=445331

Diez razones fundadas en la experiencia para no regalarle a tu hijo un smartphone, a ninguna edad

Un reciente artículo de Jonathon van Maren en Life Site News, recogido en ReL, alertaba sobre el número creciente de agresiones sexuales a menores por parte de otros menores como consecuencia de la difusión de la pornografía. Van Maren, historiador, es un activista provida y director de comunicación del Centro Canadiense para la Reforma Bioética.

Un testimonio estremecedor

De resultas de ese artículo le llegó un testimonio extremadamente desasosegante, en el que una madre contaba cómo su hijo de 14 años, un niño de buenas notas e impecables actitudes, había abusado de tres de sus sobrinas pequeñas, que sus hermanas mayores confiaban a su cuidado si en alguna ocasión tenían que salir. Al chico le habían regalado sus padres por su cumpleaños, en premio a su extraordinario comportamiento, un teléfono móvil, que recibió con tanta ilusión que se le saltaron las lágrimas.

Pronto se dieron cuenta de que lo usaba demasiado, y aunque por la noche no le dejaban tenerlo en su habitación, cuando se descubrieron los terribles sucesos pudieron comprobar que se había enganchado a la pornografía y ponía en práctica con sus infantiles víctimas lo que aprendía en las páginas que frecuentaba.

El adolescente se libró por muy poco de ir a la cárcel y figurar durante años en un registro de agresores sexuales, a cambio de diez meses de reformatorio y de someterse a una terapia. La familia ha quedado completamente rota. Las madres de las víctimas ya no quieren ver a su hermano, y solo van a casa de sus padres cuando él no está.

“Mis hijas se casaron con hombres fantásticos y tenían niños guapísimos”, evoca la abuela de las niñas agredidas por su propio hijo: “Antes de que todo esto sucediese nuestra vida era maravillosa. Ya no podremos volver a lo que era. Es como una muerte. Realmente lo es. Echo de menos cómo era nuestra vida antes de que le comprásemos un iPhone a nuestro hijo”.

“Las respuestas a mi columna de la semana pasada, en la que detallaba la horrible historia de un niño que, influenciado por la pornografía que veía en su iPhone, abusó de sus sobrinas, indican de nuevo que muchos padres no reconocen el peligro que puede causar a sus hijos un smartphone“, lamenta Van Maren en un nuevo artículo en LifeSiteNews.

“Una y otra vez”, añade, “los comentaristas han hecho afirmaciones realmente estúpidas y mal pensadas como: ‘¡Debes de ser un ludita!'”.

“Obviamente”, explica, “no hace falta que uno sea contrario a la tecnología para reconocer los peligros de algunos aparatos. Todos estamos de acuerdo que los niños no deben conducir un coche, porque no es seguro. No somos anti-coche por el hecho de pensar que los niños no deben conducirlos”.

“Además”, concluye Jonathon, “mucha gente parece no darse cuenta de una realidad: la pornografía ha popularizado la violencia sexual, y la gran mayoría de los jóvenes acceden a ella a través de sus móviles. Estas son realidades desafortunadas y podría contarles a ustedes cientos de historias de niños que acceden a la pornografía a través de sus  móviles a una edad increíblemente joven, lo que causa un tremendo impacto en sus vidas durante mucho tiempo”.

Por eso ofrece, entre otras muchas que “podría darle”, diez razones para no comprar un smartphone a un hijo.

Diez razones para no comprarle a tu hijo un smartphone

1. Muchos padres abrigan la creencia equivocada de que en el momento en que den a sus hijos un smartphone, podrán controlar su comportamiento. En realidad, es casi imposible hacer que un aparato sea totalmente seguro (aunque se pueden adoptar medidas muy importantes a este respecto), y el 71% de los adolescentes esconden a sus padres su actividad en el móvil. He conocido a muchos padres que me han dicho lo aliviados que estaban de que sus hijos no hubieran acabado enganchados a la pornografía o metidos en “esas cosas”… cuando en realidad sabían muy bien que sus hijos sí que estaban metidos en esas cosas.

2. Como ha explicado muy bien Nancy Jo Sales, periodista de Vanity Fair, en su devastador libro American Girls: Social Media and the Secret Lives of Teenagers, el sexting y el envío de selfies de desnudos es ahora una práctica extendida en todos los colegios, tanto de las grandes ciudades como en el Bible Belt [Cinturón de la Biblia] rural.

He entrevistado a un gran número de chicas de instituto (de colegios cristianos) sobre esta cuestión en los últimos años, y todas han dicho lo mismo: la presión para enviar fotos es implacable. Darle a un hijo un smartphone es facilitar la oportunidad de que sufra esta presión. Muchos ceden. El resultado son vidas destruidas. Las fotos son para siempre.

3. Un niño empieza a ver pornografía a los 11 años de edad, esta es la edad media (el pornoadicto más joven que he conocido era un homeschooler). Al proporcionar a los niños este aparato, por mucho control que se quiera ejercer o los cortafuegos que se pongan (es imposible bloquear totalmente el acceso), estamos dándoles una puerta de acceso a la mayor depravación sexual humana que existe online.

En Pornografía. Comprender y afrontar el problema, el doctor Peter Kleponis, psicólogo clínico especialista en pornoadicción, refleja los preocupantes datos de edad para la primera exposición a la pornografía y la adicción a ella, y la forma de afrontar esa dependencia a edad infantil o adulta.

La mayoría de los jóvenes ven pornografía, chicos y chicas. La mayoría de ellos han visto cosas (violencia sexual brutal entre otras cosas) que generaciones anteriores no podrían ni haber imaginado. Darles esta oportunidad y esta tentación a una edad en la que aún no les hemos dado el derecho a votar, beber, fumar o conducir es irracional y, desde luego, mucho más peligroso.

4. La mayoría de los niños están expuestos a la violencia sexual a través de la pornografía que ven en los smartphones. Como he mencionado en mis columnas anteriores, los expertos están observando un aumento en el número de casos de niños que intentan hacer lo que ven en la pornografía, con decenas de miles de casos en el Reino Unido de abusos sexuales de niños a manos de otros niños que están siendo investigados. Los profesionales sanitarios de los Estados Unidos han dado la voz de alarma.

5. Nuestra sociedad aún no ha conseguido resolver cómo controlar estas tecnologías. De hecho, los expertos de Silicon Valley que crearon estos aparatos y estas pantallas advierten que son una “oscura influencia” sobre los niñosellos no les dan smartphones a sus propios hijos, o les limitan de manera muy estricta la cantidad de tiempo que pueden utilizarlo. Si quienes desarrollan los smartphones dicen que son peligrosos para la gente joven, tal vez deberíamos escucharles con más atención.

6. Las compañías que producen pornografía intentan de manera muy activa que los niños miren porno.

Algunos etiquetan la pornografía dura con frases como Dora la exploradora, por ejemplo, para que los niños encuentren su material cuando navegan por internet. Los niños no buscan la pornografía. Pero, ciertamente, la pornografía sí busca a los niños.

7. Las compañías productoras de pornografía han redigitalizado sus contenidos para hacerlos más accesible a través del smartphone. Saben que la gran mayoría de los jóvenes ya no ve pornografía en los portátiles o en la televisión. La mayoría la ve en sus smartphones, en sus habitaciones. Si los padres restringen el acceso al Wi-fi, hoy en día es fácil encontrar Wi-fi gratis en casi todas partes. Por lo tanto, aunque nosotros estemos convencidos de que nuestros niños/adolescentes podrán resistir a la implacable tentación sexual de acceder a la pornografía, las compañías que la producen están totalmente seguras de que pueden ganar esta lucha.

8. Los smartphones proporcionan a los niños, por primera vez en la historia, un ambiente en el que no existe ningún tipo de vigilancia de ningún adultoLa razón por la cual el ciberacoso es tan efectivo y tan peligroso es el hecho de que las redes sociales han creado un mundo alternativo, habitado por jóvenes y sus compañeros e inaccesible a los padres y tutores. En la generación anterior, el acoso acababa en el momento en que llegabas del colegio a casa. Hoy, puedes ser acosado en casa, en tu habitación. De hecho, la avalancha de suicidios, resultado del ciberacoso, ratifica esta historia.

9. Los niños no necesitan smartphones. Creen que sí, porque quieren tener acceso a las redes sociales e internet. ¿Quién no desearía tener acceso a algo que responde a cualquiera de tus preguntas? Pero considerando el tremendo poder que tiene esta herramienta, es muy inocente pensar que los niños y los jóvenes adolescentes son suficientemente maduros para manejarla cuando el impacto del smartphone en los adultos (y los índices de adicción tecnológica, que se han disparado) indican que tampoco nosotros hemos sido capaces de resolver cómo utilizar esta tecnología de manera responsable. Si necesitan un teléfono para llamar y mandar mensajes, es mejor comprarles un aparato sin acceso a internet.

10. A menudo los smartphones eliminan el interés del niño por otras actividades más sanas, como leer, jugar al aire libre y pasar tiempo con su familia. Estoy seguro de que no es una sorpresa para nadie que le haya regalado un smartphone a un niño, darse cuenta de que se convierte con gran rapidez en una parte importante de la vida del niño. Esto, está claro, era predecible: por algo piden con tanta insistencia tener uno.

Traducción de Elena Faccia Serrano.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/polemicas/652749038/Diez-razones-fundadas-en-la-experiencia-para-no-regalarle-a-tu-hijo-un-smartphone-a-ninguna-edad.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=652749038&id_boletin=529455682&cod_suscriptor=445331

Tajamar y lo que enseña a los colegios católicos

El colegio Tajamar, como se lee en su sitio web, “nació en 1958 en el barrio de Vallecas, secundando así un deseo expreso de San Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei. En los años 50 este barrio madrileño estaba marginado de los planes de educación y no existía ningún centro educativo de enseñanza media. Había más de 12.800 niños sin escolarizar, según datos oficiales. Los alrededores eran descampados, escombreras y chabolas”. Actualmente, “busca formar a sus alumnos en el sentido de responsabilidad en su trabajo profesional y en una visión cristiana de la vida”. Y ha conseguido fama mundial debido a su coro que, sobre todo, en el tiempo de Navidad, retoma el valor musical de los villancicos.

¿Qué enseña, por lo tanto, Tajamar al resto de los colegios católicos? A recuperar la creatividad y el hecho de fomentar los talentos. Las instituciones educativas de la Iglesia; sobre todo, en aquellos países en los que existen muchas ofertas de colegios laicos, tienen que redescubrir su originalidad. ¿Qué hace que una escuela sea católica? Sin duda, los valores de la antropología cristiana y el nivel académico, pero si el ideario no se asimila a través de proyectos en los que los estudiantes sean protagonistas, se vuelve letra muerta y eso termina por bajar la matrícula. El coro de Tajamar reúne los tres elementos: fe, calidad y talento de los estudiantes. Hay que apostarle al arte y al deporte como dos vías para expresar la educación de inspiración cristiana que no tiene que ser anticuada, sino de vanguardia, ¡de avanzada! (en el buen sentido).

Para que un colegio católico sea innovador y aprenda de Tajamar, tiene que ser muy claro con sus colaboradores: Si quieres trabajar aquí, debes tener profesionalismo, actitud y vocación. Hay que evitar que las instituciones de la Iglesia caigan en el “siempre se ha hecho así”. El Papa Francisco lo ha pedido desde los primeros días de su pontificado. Innovar, implica dinero, es verdad, pero es preferible invertir a dejar que una obra con futuro se termine, no por voluntad de Dios, sino por desinterés y/o amor a la educación.

Tajamar comparte su misión con los alumnos. Dejemos, con la debida asesoría, que los estudiantes sean protagonistas. En esto se encuentra gran parte del factor diferencial de la educación católica.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/blog/802501858/Tajamar-y-lo-que-ensena-a-los-colegios-catolicos.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=802501858&id_boletin=16289340&cod_suscriptor=445331

Google Wifi, YouTube Kids, Family Link… para proteger a tus hijos con Google necesitas dedicación

Hay dos opciones para proteger a tus hijos en Internet de porno, propaganda yihadista, manuales “haz tu propia bomba” y la mera y simple adicción a la dopamina, esa sustancia agradable que se genera en tu cerebro cuando recibes un mensajito o un “like” y que distrae de los estudios y la vida real.

Una es que tus hijos no tengan móvil hasta que tengan 18 años, que mientras tanto usen sólo el ordenador del comedor donde se hace vida familiar (quizá necesites un par de PCs en esa sala) y que lo hagan solo cuando los padres estéis en casa. Nada de conectarse en Internet en un cuarto cerrado, donde son infinitos el ocio y las adicciones (incluyendo apuestas, pornografía, juegos on line, etc…)

Si el chaval sabe que tiene muy poco tiempo delante de la pantalla iré directamente a lo que sabe que le gusta (tal o cual teleserie o youtuber) en vez de vagar por barrios digitales desconocidos.

Aún así, pueden consumir porno y yihadismo y hacerse selfies medio desnudos con el móvil o tablet de sus amigos, aunque mucho menos.

La otra opción es conocer e instalar “controles”. Esta opción tiene dos problemas. Uno es que chavales avispados y tenaces siempre encontrarán formas de saltarse bastantes controles (mirando en pasa-de-tus-padres.com o saltate-los-controles.org, o sus equivalentes). El otro es que hay que dedicarle bastante tiempo y dedicación, y a veces también dinero, incluso si solo quieres aplicar las propuestas de Google, sin acudir a muchos más productos.

Pero mejorar la protección de los hijos vale la pena. La mayor parte de los padres pondrían vallas o verjas si hubiera una cuesta o fosa peligrosa en un patio de su casa. Internet es más amplia y peligrosa y requiere sus verjas.

Los controles de Google, cómo aprovecharlos

Carlota Fominaya, de la sección “Familia” del diario ABC, ha explorado lo que ofrece “papá Google” al respecto. «Nosotros estamos a favor de que los niños accedan a la tecnología, pero siempre que los padres estén en control del dispositivo», le declara María Álvarez, directora de Políticas Públicas y Relaciones Gubernamentales de Google.

«El primer paso es dedicarle un tiempo y entrar en la pestaña Centro de Seguridad de Google. Ahí encontrás consejos sencillos sobre la configuración de internet más adecuada para los dispositivos familiares, consejos de cómo establecer unas reglas básicas digitales en el hogar y cómo hablar con los menores sobre la importancia de mantenerse seguros cuando estén en línea», apunta.

En este Centro de Seguridad, los padres también pueden encontrar información sobre el uso de herramientas para las familias como Family Link y YouTube Kids.

Cuentas, horas de apagado, tiempo de pantalla…

¿Qué es Family Link? «Es una nueva aplicación para padres que ayuda a entender mejor cómo utilizan tus hijos Internet. Permite, además, gestionar sus cuentas y dispositivos, así como establecer los límites adecuados a tu familia. Por ejemplo, puedes controlar qué aplicaciones usan, el tiempo de pantalla y definir una hora de apagado», explica Álvarez.

«Puedes también configurar el uso del Asistente de Google en las cuentas de tus hijos, gestionar el acceso de tus hijos a sitios web con Chrome y bloquear sitios web con contenido explícito gracias a los filtros de Búsqueda Segura. No todas las aplicaciones son adecuadas para todos los niños».

Con Family Link, añade esta experta, «también puedes filtrar aplicaciones en Google Play Store para que tus hijos puedan utilizar solo las que tienen clasificaciones que consideres apropiadas».

Bloquear y controlar

¿Y YouTube Kids? Es la aplicación que debes bajarte si quieres que tus hijos estén en un entorno seguro, en el que los niños de todo el mundo pueden buscar vídeos online sobre los temas que les interesan sin peligros. «Ahora puedes seleccionar con más facilidad experiencias divertidas para toda la familia a través de un conjunto de controles parentales -que incluyen un temporizador para limitar el tiempo que pasan tus hijos viendo vídeos, la habilidad de controlar lo que han visto tus hijos recientemente en “Ver otra vez” y poder bloquear vídeos o canales para que no aparezcan en la aplicación de tus hijos», apunta Álvarez.

Los niños necesitan que los adultos establezcan límites

Los niños de hoy -continua Álvarez-, «se van familiarizando con la tecnología de forma natural desde pequeños, pero necesitan que los adultos establezcan límites para que hagan un uso adecuado de Internet».

El link llamado Centro de Seguridad, cuenta esta experta, también incluye información para que los progenitores sepan cómo establecer reglas básicas digitales y obtener consejos sobre cómo hablar con sus hijos para que cuando estén online «sean inteligentes, fijen límites de tiempo y que sepan cómo estar seguros en Internet», apunta.

También se pueden encontrar enlaces y consejos sobre como cómo combatir el ciberacoso, el tiempo adecuado delante de una pantalla y el suministro excesivo de información personal. Estos consejos son ofrecidos por expertos en ciberseguridad incluyendo expertos de instituciones españolas como la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), Jóvenes y Desarrollo, la Fundación de Ayuda Contra la Drogadicción ( FAD) y la Policía Nacional.

Google Wifi, para bloquear millones de sitios

Por último, y para mayor seguridad, es posible instalar el router Google Wifi. «Con este dispositivo tendrás la seguridad de que tus hijos no están viendo contenido inadecuado. Para evitar que tus hijos vean imágenes o vídeos inapropiados, Google Wifi incluye una función avanzada que bloquea automáticamente millones de sitios web con contenido explícito, como pornografía o violencia gráfica, en los dispositivos de tus hijos». «También puedes programar una pausa de la red Wi Fi durante momentos importantes, como la hora de hacer los deberes, de salir a jugar fuera o de dormir».

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/vida_familia/244135761/Google-Wifi-YouTube-Kids-Family-Link…-para-proteger-a-tus-hijos-con-Google-necesitas-dedicacion.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=244135761&id_boletin=716852077&cod_suscriptor=445331

Aborto: una argumentación moral

Dennis Prager, de 70 años, es una estrella de la radio en Estados Unidos. De religión y cultura judía, colabora con la denominada «derecha cristiana» apoyando puntos de vista «conservadores» en el ámbito de las luchas culturales que vive el país. En 2009 creó el canal PragerU [Prager University], donde ofrece vídeos de aproximadamente cinco minutos planteando temas de actualidad con una argumentación sencilla y coherente. Éste es uno de los que consagró al aborto, subtitulado por La Contra TV.

En Educación, ¿derechos y libertades o imposición?

Parece mentira que a estas alturas del siglo XXI en España todavía no estén afirmados definitivamente derechos/deberes y libertades propias de un Estado de Derecho, de un Estado democrático. Esto es así porque todavía no ha calado en sectores de la sociedad, como algunos partidos políticos, sindicatos, asociaciones y personas individuales, que todos tenemos derecho al ejercicio, promoción y defensa de lo que nos es más íntimo: la libertad y la vida trascendental, que para algunos está fundada en su propia religión y para otros en su espiritualidad.

España, con la Carta Magna, su Constitución, había alcanzado un consenso en materia de educación que viene reflejado especialmente en sus artículos 16 y 27, inspirando leyes educativas que permiten -aunque no plenamente- el ejercicio de derechos/deberes y libertades. Este verano la Sra. Celaá, ministra de Educación, ya puso en tela de juicio este consenso, haciéndolo evidente con el Proyecto de Reforma Educativa a la LOMCE, redactado de modo unilateral y arbitrario, sometido últimamente a una “consulta ciudadana” con prisa y por cubrir el expediente, y que había hecho público antes de concluir el plazo de esa consulta.

Una vez más se ataca a la libertad y a la religión en la escuela, como si la identidad del partido del Gobierno fuera la de un laicismo excluyente superado con la proclamación de la Constitución, y superado por la sociedad civil, que seguro no ve que el problema fundamental de España sea la asignatura de religión en la escuela. Una asignatura que cada año viene refrendada por las familias en porcentajes altos, lo que pone de manifiesto que se la elige porque es necesaria para la educación integral de los hijos; además, se la elige libremente, pues nadie está obligado a cursar la materia. La escuela está obligada (por ley) a ofrecer esta asignatura porque la educación integral es su finalidad. Pero esta educación, al no existir un pacto de Estado, vuelve a estar sometida a los vaivenes de las ideologías de los partidos de turno, no terminando de comprender que la asignatura tiene carácter académico, articulado según la ley educativa.

Hay que decir que fue voluntad del partido del Gobierno abandonar la mesa que estudiaba el Pacto Educativo de Estado. En la gran mayoría de los países de Europa (exceptuando parte de Francia porque en Alsacia y Lorena la asignatura se basa en el Régimen Concordatario) existe la asignatura de Religión en el currículo escolar, de modo estable y regular, con una carga lectiva semanal que en algunos de ellos llega a las 3 horas de clase, estando incluida de distintos modos. Una vez más, el Gobierno evita fijarse en Europa o en los países que tienen un alto grado de desarrollo y de éxito escolar como es el caso de Finlandia, Dinamarca, Austria, Bélgica, Luxemburgo, Suecia, Reino Unido o Alemania, donde la signatura tiene carácter confesional, obligatorio o de posible exoneración en algunas regiones de estos países, incluso con valoración de exámenes públicos. Por el contrario, ignora el valor académico y la necesidad de cursarla para el desarrollo y promoción cultural y social de la persona, limitando o dificultando la elección de la asignatura al devaluarla proponiendo que no cuente para la nota media, eliminando también la materia alternativa, en un ejercicio autoritario y excluyente de los derechos/deberes y libertades de los ciudadanos y las familias. Al fin y al cabo, las familias que eligen libremente religión también pagan las tasas al Estado con las que se financia la educación.

Después de que la señora ministra haya publicado oficialmente el proyecto de reforma de la vigente ley educativa se reunirá con los obispos, pero bien temo que las conclusiones ya las tiene decididas y que pondrá, una vez más, en tela de juicio los fundamentos del Estado de Derecho; por tanto, lo que está en juego es la misma libertad, con todas sus consecuencias. Los obispos dialogarán, querrán mostrar, reclamarán… pero pertenece, en primera instancia, a las familias la reivindicación de su participación política en estos asuntos, pues la presencia de la Iglesia se debe en cuanto subsidiaria de la familia, estando al servicio de ésta, acompañándola en su vida social.

Por tanto, las familias, y las síngulas personas no debemos quedarnos cruzados de brazos ante la responsabilidad que tenemos en la educación de nuestros hijos. Digamos o hagamos algo, porque la Iglesia no tiene soluciones técnicas que proponer ante los problemas sociales (Cfr. encíclica Sollicitudo Rei Socialis, nº. 41), lo que sí tiene es el derecho y deber de dar orientaciones para que los derechos sean respetados; en primer lugar, los derechos al desarrollo integral y los de la libertad. Propongamos una presencia curricular de la asignatura de religión católica, de elección libre, seria y rigurosa, con una carga lectiva digna, evaluable para todas las etapas educativas (infantil, primaria, secundaria obligatoria y bachillerato), y que cuente para la nota media, como las demás asignaturas fundamentales, con una asignatura alternativa también seria, rigurosa y evaluable. Propongamos que la libertad de elegir centro educativo se mantenga, permitiendo que la “demanda social” sea tenida en cuenta, todo ello porque prima la voluntad de las personas sobre las ideologías, estructuras e instituciones (instrucción Libertatis Conscientianº 75).

Julia Gutiérrez Lerones es delegada de Enseñanza del arzobispado de Valladolid.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/opinion/52502306/En-Educacion-Aderechos-y-libertades-o-imposicion.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=52502306&id_boletin=716852077&cod_suscriptor=445331

«La bioética se ha instrumentalizado contra la vida y el ser humano; hay que formar las conciencias»

El doctor Bernard Ars es el nuevo presidente de la Federación Internacional de Asociaciones Médicas Católicas (FIAMC), que incluye a 80 asociaciones que representan a unos 120.000 médicos de todo el mundo.
Ha respondido a las preguntas de Jesús Colina, periodista de Aleteia, sobre los retos que viven los médicos católicos hoy en un mundo en el que se mezclan la masificación, la pobreza, la falta de recursos para atender a tantos pacientes, y al mismo tiempo presiones para el vientre de alquiler, el aborto, la eutanasia, la manipulación genética
Bernard Ars es catedrático de educación universitaria (Ph.D) y especialista en otorrinolaringología y cirugía cervicofacial. Al frente de la FIAMC se ha marcado 3 prioridades:

– “estimular la compasión particular que nosotros, médicos católicos, debemos desarrollar ante la precariedad vital y social,
– difundir la antropología y la moral cristianas así como el justo diálogo entre Fe, Razón y Ciencias permaneciendo fieles a la Iglesia y a su Magisterio,
– y aumentar nuestra vida interior

– Los médicos católicos se encuentran cada vez más en situaciones en las que deben reivindicar el derecho a la objeción de conciencia, porque los sistemas de sanidad les obligan a prácticas contrarias a la dignidad humana: manipulación genética, eutanasia, aborto… ¿Qué recomienda usted a estos médicos?

– Les aconsejo, por una parte, estar siempre pendientes de que figure la cláusula de conciencia en todos sus contratos con una institución o un colaborador, así como en la legislación de sus países y, por otra parte, formar bien su propia conciencia moral a lo largo de toda su vida estudiando antropología cristiana y fomentando momentos de revitalización de la vida interior.

– ¿Qué refleja según usted la cláusula de conciencia?

– El deber de la objeción de conciencia manifiesta la grandeza de la dignidad humana. Una persona nunca puede verse obligada a cometer un mal moral. No puede adherirse consciente y deliberadamente a una acción que destruya su propia dignidad. La libertad del ser humano es un reflejo de la imagen y semejanza que Dios imprimió de Sí mismo en el corazón de esta persona. Esta persona no puede utilizar su libertad para desteñir el reflejo de la presencia de Dios en ella.
» Por eso debe resistir a las leyes humanas injustas. Este fue el caso en ciertos momentos de la historia con la discriminación racial y el apartheid, es el caso hoy con el aborto, la eutanasia y con otros actos inconciliables con la dignidad de la persona.
» Si un médico católico se opone a ciertas prácticas, no es primero porque sea católico, sino porque es persona, un ser que escucha la voz de su conciencia, alumbrada y confirmada por la doctrina de la Iglesia.
Todos conocemos la anécdota del cardenal Newman, a quien preguntaron si brindaría antes por la conciencia o por el Papa. Cuando respondió que alzaría su copa primero por la conciencia y luego por el Papa, no pretendía oponer al cristiano contra la Iglesia, sino honrar la voz única de la verdad cuyo eco suena primero en la conciencia del cristiano, con la confirmación si fuera necesaria del juicio último de la Iglesia.

– El Papa y la Santa Sede han recurrido a su asociación para informarse sobre los problemas de bioética. ¿Cómo se articula su relación con el Vaticano?

– Nuestros intercambios de información no conciernen únicamente a problemas de bioética. La medicina está implicada en muchos ámbitos del ser humano: investigación científica, cultura, familia… Los problemas de bioética son esencialmente competencia de la Pontificia Academia para la Vida, que depende del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida. En cuanto a la FIAMC, depende del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.

– ¿Cuáles son las cuestiones éticas que se plantean hoy día a los médicos católicos?

– Los problemas éticos que se encuentran los médicos católicos varían en intensidad, según la práctica y las regiones del mundo. Por ejemplo, los médicos generalistas se enfrentan a dificultades éticas y deontológicas en la relación de persona a persona.
»Los médicos especialistas se enfrentan a dificultades éticas referentes a la dominación de la tecnociencia, a la industria, sobre todo la farmacéutica, así como al consumismo sanitario.
» Por último, los médicos investigadores se enfrentan a dificultades éticas relativas a los objetivos y estrategias de trabajo, así como a las ataduras de la financiación. A menudo, en estos últimos años, la bioética se ha interpretado e instrumentalizado ideológicamente de una manera poco coherente con sus objetivos iniciales, que eran la defensa de la vida y del ser humano, de la mano también de la visión cristiana de la persona. Para devolver su profundo sentido a la bioética, es importante formar conciencias morales fundadas sobre una antropología cristiana actualizada, orientada hacia el Bien común.

– La medicina contemporánea, que se basa en el hospital y el big data, corre el riesgo de perder la relación médico-paciente. ¿Cómo sería posible recuperar el papel del médico en nuestra sociedad?

– Más allá del problema ético real del big data, la colección automatizada de los datos de los pacientes permite un diagnóstico rápido y una terapia precisa. Aunque sin duda se trata de un progreso en el trato de las enfermedades, la tecnicidad de la medicina científica tiende a reducir el contacto entre médico y paciente a un inventario del rendimiento objetivo de las funciones biológicas esenciales.
» Sin embargo, el paciente espera otra cosa del médico. Aunque ciertamente no es indiferente al dolor y sufrimiento de su cuerpo y a la amenaza que una enfermedad representa para su futuro y el de su entorno, el paciente también espera del médico que le enseñe a vivir con la enfermedad.

– Pero, ¿cómo se ayuda a los enfermos a desarrollar su resiliencia?

– En el paciente, la resiliencia es un proceso dinámico e interactivo entre sí mismo, su familia y su entorno y que le permite desarrollar una trayectoria nueva y satisfactoria, cambiando la representación de la realidad que le causa mal. Para ello, nosotros los médicos debemos demostrar empatía, que se apoya, como es natural, en saber escuchar. Escuchar significa dar todo el valor que merece la palabra del otro. A través de la escucha aprendemos del paciente cuál es su mal, qué representación le da, así como los medios que tiene para hacerle frente.
» Para que la escucha sea fructífera y beneficiosa para el paciente, conviene respetar su ritmo. No hay que intentar forzar las confidencias y hay que discernir también el momento favorable para poner fin a la escucha. La resiliencia es un proceso de largo recorrido. Solamente dejando que el tiempo haga su trabajo puede nacer una “nueva” forma de vida a partir de la enfermedad. Hay que dar tiempo al tiempo. Para que el trance sea soportable, hay que saber vivirlo día a día.

– Entonces, como se dice en el Evangelio de Mateo, ¿“basta a cada día su propio mal”?

– Cada día se vive un cúmulo de dificultades, pero cada uno tiene su valentía para afrontarlas. Hay que ayudar al paciente a recibir los recursos que cada día le ofrece y saber dejar atrás, con confianza, el día que termina. Incluso en las peores condiciones, el ser humano tiene la capacidad de despegarse de las malas circunstancias haciendo uso del humor. ¡Seamos receptivos e interactivos! “El hombre permanece fuerte siempre que viva por una idea fuerte”, decía Freud.
» Es alrededor de esta idea fuerte, de este sentido que da coherencia a su vida, que el ser humano puede construirse y reconstruirse. “Hay que encontrar el sentido, porque es un objeto de búsqueda, pero en ningún caso debe darse. Le corresponde al paciente encontrarlo por sí mismo”, declaró también el profesor de neurología y psiquiatría Viktor Frankl. Además, el médico católico, más allá de su competencia científica y su empatía humana, es también un alma que ve a Cristo sufriendo en su enfermedad y que reza por el hombre o la mujer que sufre.

– Muchos médicos católicos ejercen su profesión en circunstancias de extrema pobreza. ¿Hay algún mensaje que quisiera usted transmitir a estos médicos?

– A mis queridos colegas sin duda les faltan medios diagnósticos elementales y terapias actualizadas para atender a sus enfermos y salvar vidas humanas. Les diría que no duden en alertar, por todos los medios a su disposición, a los organismos internacionales y a sus círculos más cercanos para atenuar la gravedad de su situación. No obstante, que sepan que entre los colegas del gremio, son “los más médicos de los médicos”, su empatía está más desarrollada que la de los demás, comprenden mejor que nadie la angustia de los enfermos.
» Sepan también que muchos de nosotros rezamos por ellos. Y cuando nosotros los médicos no tenemos nada más eficaz que proponer de cara a la enfermedad y el sufrimiento, siempre tenemos nuestro acompañamiento, nuestra escucha y nuestro tiempo para ofrecerlos. Siempre tenemos la Esperanza para hacerla presente. Siempre podemos ofrecer, por último y no menos importante, la poderosa ayuda de la oración.

– ¿Podría hablarnos un poco de usted? ¿Por qué decidió dedicarse a la medicina? ¿Y como médico cristiano?

– Me decanté por la medicina con 17 años porque era una profesión de relación humana —de dar y de recibir— y porque sentía que podía ser feliz practicándola. Escogí la otorrinolaringología porque esta especialidad me procuraba, en proporciones iguales, las alegrías de las consultas clínicas, de la cirugía y de las exploraciones funcionales.
» En cuanto a la vocación de médico cristiano, no la elegí en realidad. Vino de forma lenta y suave. Siempre he sido creyente y practicante. Sin embargo, frente a las problemáticas y los sufrimientos de la vida, la práctica cristiana y también mi vida de oración con Jesús me parecieron la única y verdadera forma de Vida.

– ¿Querría dar algún consejo a los jóvenes cristianos que quieran hacerse médicos?

– ¡Comprometeros allá donde os llame vuestro corazón! Y cuando asumáis el compromiso, formaros sin cesar, en el plano científico y técnico y de forma continua. ¡Es una cuestión de profesionalismo! Pero hacedlo también en el plano cultural, artístico, filosófico e incluso teológico, para disponer de la apertura humanística más grande posible en la escucha de nuestros pacientes.
» En efecto, el paciente que viene a consultarnos viene a hablar de sí mismo y espera que el médico le escuche y que luego le responda. Está pasándolo mal. Puede sentirse excluido. La respuesta al paciente se hace de manera abierta sobre la enfermedad. Esto lleva al paciente a una reflexión sobre sí mismo y sobre la enfermedad que le aqueja. La enfermedad rebelde y, más aún, la muerte, pueden aparecer como un límite a la eficacia médica. La tendencia natural sería escapar de esta enfermedad o muerte, pero lo importante es estar disponible para que el enfermo no se sienta solo ante su experiencia.
» El médico no es dueño de la vida o la muerte del paciente que se le confía. No dispone de su paciente, sino que está al servicio de la vida de la persona que sufre. El médico católico vive de Cristo. Tiene una unidad vital, una coherencia en todos los aspectos de su vida que implica no solo una competencia profesional y responsable, científica y técnica, en colaboración con las otras disciplinas sanitarias sino, sobre todo, una vida interior fuerte y cuidada diariamente, así como un conocimiento profundo de la visión cristiana del ser humano.
» Resumiendo, una antropología cristiana actualizada, expresada tanto en la investigación como en la clínica, en una palabra, en la cultura. La medicina no es una ciencia, es un arte. ¡Es la profesión más hermosa del mundo!
(Publicado originariamente en Aleteia, entrevista de Jesús Colina)

Éxito de la Manifestación en Logroño de la Asociación “Los niños son intocables”

   El pasado sábado 29 de diciembre tuvo lugar una manifestación en Logroño, a las 6 de la tarde, con la afluencia de unas 300 personas. Organizada por la Asociación Los niños son Intocables, recorrió varias calles de la ciudad explicando cómo sin estar aún aprobada la proposición de ley que pretende imponerse en La Rioja, permitiendo el adoctrinamiento LGTBI en las escuelas riojanas, ya se están impartiendo charlas y talleres LGTBI sin el conocimiento de los padres, contraviniendo derechos recogidos en la Constitución (arts 16.1 y 27.3) y en la Declaración Universal de Derechos Humanos (art 26.3). En ese sentido, la asociación pretende informar a los padres y alertar contra una política educativa seriamente intervencionista y discriminatoria de la cual es responsable la clase política actual y sus medios afines en general y que lamentablemente ya se está poniendo en práctica mediante leyes aprobadas en otras comunidades autónomas como por ejemplo Navarra, donde ya está siendo polémico el intento de adoctrinar a niños de 0 a 6 años con juegos eróticos. La asociación también está recogiendo firmas para pedir al Gobierno de la Rioja una ley que obligue a los centros educativos a informar y pedir autorización a los padres para impartir cualquier tipo de charla, programa o taller, que esté fuera del programado por la Consejería de Educación a comienzo del curso escolar y/o que tenga que ver con contenidos sexuales y/o de género.

   Durante la manifestación se decían consignas como “Los niños son intocables” o “Con los niños no te metas”. Puedes ver algún vídeo en el enlace de Facebook:

 

Esta es una foto final con algunos de los asistentes:

IMG-20181229-WA0012

Este tipo de acciones son importantes, pues muchos padres todavía desconocen cómo se está adoctrinando a sus niños en las aulas, en una materia tan delicada como la afectividad y la sexualidad, y a edades muy tempranas.

Uno de los asistentes llevaba un cartel muy clarificador:

20181230_183357

Les facilitamos los enlaces del cartel:
“La nueva asignatura de la ministra Celaa explicará a niños de 10 años qué es el coito anal y el sexo oral”:
“El Colegio Americano de Pediatras declara: Transexualizar a los niños es un abuso de menores”:
“Michelle Cretella, presidenta del Colegio Americano de Pediatras: Si transexualizar a los niños no es un abuso de menores ¿Entonces qué es?”:

Hay que luchar contra la tentación, pero bien: seis errores habituales en los que no hay que caer

La comparación a la que recurre un joven sacerdote para ofrecer unos buenos consejos para la vida espiritual tiene que ver con el deporte: en el seguimiento de Cristo hay que entrenar mucho más de lo que parece. Hemos recogido en otras ocasiones las sugerencias de Clayton Thompson, vicario en la parroquia de San Bonifacio en Lafayette (Indiana, Estados Unidos) y ordenado en 2013, pero como son tan intemporales como la naturaleza humana, valen también ahora que, al acercarse el Año Nuevo, hay que hacer nuevos propósitos…

En un artículo en Those Catholic Men, el padre Thomas explicó en su momento que luchar contra el pecado y la tentación que conduce a él es complicado en ocasiones, pero que “son las cosas pequeñas las que, con la gracia de Dios, nos llevan a la victoria“.

Siguiendo las pautas de un “gigante espiritual” como San Francisco de Sales (15671622) y su Introducción a la vida devota el padre Thompson desmonta seis estrategias equivocadas y propone las contrapuestas. Traducimos, con algunas adaptaciones, sus propuestas (las citas de San Francisco de Sales son todas de la Parte IV: Los avisos necesarios contra las tentaciones más ordinarias; el número indica el capítulo del que están tomadas).

1. No ames la tentación.
Parece obvio, ¿no? Pero, asumámoslo, incluso después de romper con ciertos pecados, la tentación hacia ellos aún puede hacernos sentir bien. Cuando un tipo ha apartado de su vida la rabia y la ira, regodearse en el pensamiento de lo que le diría a la gente que le ha hecho mal puede darle una gran sensación de victoria. Un hombre que nunca traicionaría a su mujer puede sentirse muy a gusto dándole vueltas a la idea de hacer una visita a esa chica de la oficina que le mira con buenos ojos.

¿Qué aconsejaba San Francisco de Sales?
“La complacencia sirve, ordinariamente, de paso para llegar al consentimiento” (3).

2. No te pongas en tentación.
Esto es un asunto tanto de previsión como de honestidad. Primero, requiere previsión: si sé que cada vez que converso con esas personas a la hora de comer terminamos hablando de asquerosidades y cotilleando de los demás, es culpa mía si caigo en murmuraciones y deshonestidades. Al mismo tiempo, requiere honestidad: a menudo, cuando nos ponemos en situaciones porque nos decimos s nosotros mismos que estamos “por encima” de ciertos pecados. Esto puede ser verdad, pero es menos frecuente de lo que nos gusta pensar. Si me he dado cuenta de que me gustan ciertas tentaciones, tengo que ser honesto en evitar las situaciones que me conducen a ellas. Es lo que se llama “evitar la ocasión de pecado”.

¿Qué aconsejaba San Francisco de Sales?
“Ocurre, a veces, que la sola tentación es pecado, porque somos causa de ella” (6).

3. No te angusties.
La tentación no es pecado (punto 1) siempre que no seamos causa de la tentación poniéndonos en la situación que la genera (punto 2). Si quiero algo que no es mío y siento el impulso de llevármelo cuando nadie me ve, mientras sea un sentimiento se queda solo en una tentación molesta. Las cosas empiezan a ir mal cuando nos ponemos histéricos por sentirnos tentados. Cuando perdemos la paz, empezamos a creernos la gran mentira del Tentador de que nunca superaremos el sentimiento de una lucha cuesta arriba… hasta que nos rindamos. Y cuando esa mentira se instala en nuestra mente, el siguiente paso es la caída.

¿Qué aconsejaba San Francisco de Sales?
“La inquietud es el mayor mal que puede sobrevenir a un alma, fuera del pecado” (11).

4. No escuches a la tentación.
San Francisco de Sales distinguía entre tentaciones mayores y menores: por ejemplo, la tentación de matar a alguien y la de enfadarse con él; la de robar algo y la de codiciarlo; la de cometer perjurio y la de decir una mentira; la de cometer adulterio y la de no guardar la vista. Mientras que contra las grandes tentaciones tenemos que luchar con todas nuestras fuerzas, con las tentaciones pequeñas dice San Francisco de Sales que nuestra principal tarea es simplemente dejarlas pasar: deshacernos de ellas tranquilamente y no dejar que nos roben la paz. Es el viejo truco del elefante rosa: cuando más intentamos no pensar en elefantes rosas, más ocupan nuestra conciencia. Cuando surjan las tentaciones y las reconozcas como tales, recházalas y sigue tu camino, no dedicándoles ni solo pensamiento más. Si no, se hacen abrumadoras.

¿Qué aconsejaba San Francisco de Sales?
“Desprecia, pues, estos pequeños ataques… No hagas otra cosa que alejarlos sencillamente, sin combatirlos ni responderlos de otra manera que con actos de amor a Dios” (9).

5. No conviertas la tentación en una cuestión de voluntad.
Cuando un hombre está intentando superar un cierto pecado en su vida, con frecuencia se descorazona por su debilidad al luchar contra las tentaciones hacia ese pecado. Muchas veces, el problema es de perspectiva. Si mi aproximación a la vida moral es decir “le voy a demostrar a Dios lo bueno que soy no pecando”, en vez de “amo a Dios y por tanto odio el pecado y quiero dominarlo porque perjudica mi relación con Él”, no hay que sorprenderse si Dios me permite caer: pensaría que soy mi propio salvador. La confianza en uno mismo es una de las principales causas de la caída. Cuando vienen las tentaciones, la claves está en confiar más intensamente en la gracia de Dios, humillarse ante Él y amarle más.

¿Qué aconsejaba San Francisco de Sales?
“Espera tu liberación más de la bondad y providencia de Dios que de tu industria y diligencia; si buscas tu liberación por amor propio, te inquietarás y acalorarás en pos de los medios, como si este bien dependiese más de ti que de Dios” (11).

6. No te calles.
Quizá una de las verdades más importantes que recordar al hablar del pecado y de la tentación es que no estamos solos en esta lucha. Dios está ahí, pero también el Maligno. El Maligno no es un cuento de brujas: es real e influye en tu vida. Aunque una buena parte de las tentaciones provienen del desorden en nuestras almas, Satán y los espíritus malignos son también intensamente activos. Uno de los mayores peligros es intentar luchar por tu cuenta contra una inteligencia-angélica-entregada-al-mal. Comenta con otras personas tus luchas: ten otras personas a quienes rendir cuentas, un confesor habitual que conozca tu alma y comprenda las tretas de Satanás. Esa apertura y honestidad es esencial para vencer los pecados que nos conducen a la desgracia.

¿Qué aconsejaba San Francisco de Sales?
“El gran remedio contra todas las tentaciones, grandes y pequeñas, es desahogar el corazón y comunicar a nuestro director todas las sugestiones, sentimientos y afectos que nos agitan. Fíjate en que la primera condición que el Maligno pone al alma que quiere seducir es el silencio” (7).

* * *

“Son las pequeñas cosas las que cuentan en la vida”, concluye el padre Thompson: “Así que haz caso a San Francisco de Sales y lucha contra las tentaciones en la forma correcta“.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/cultura/199132114/Hay-que-luchar-contra-la-tentacion-pero-bien-seis-errores-habituales-en-los-que-no-hay-que-caer.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=199132114&id_boletin=569633212&cod_suscriptor=445331