Una pediatra avisa: la disforia de género en niños se está abordando sin base experimental fiable

En una época en la que gana cada vez mayor terreno la denominada “medicina basada en la evidencia” o “basada en hechos”, la disforia de género y su tratamiento en niños y adolescentes parecer ser la excepción, según afirma Monique Robles, pediatra formada en la Universidad y en el hospital infantil de Dallas (Texas) y máster en Bioética por la University of Mary de Dakota del Norte, con un trabajo final precisamente sobre esta problemática. En un reciente artículo en The Public Discourse, la doctora Robles denuncia el mal abordaje de este problema precisamente en los pacientes más vulnerables, niños y adolescentes:

Comprender la disforia de género y su tratamiento en niños y adolescentes

Como pediatra de cuidados intensivos, empecé a interesarme en la disforia de género mientras ampliaba mis estudios en bioética. La disforia de género no formaba parte del currículo de la Facultad de Medicina ni de la posterior formación como médico residente. Empecé a preguntarme: ¿cómo es posible que en sólo una década hayan surgido más de cuarenta clínicas que tratan las cuestiones de identidad de género vinculadas a hospitales pediátricos?

Evolución del diagnóstico

Antes el diagnóstico de disforia de género era conocido como trastorno de la identidad de género, y entraba en la categoría de disfunciones sexuales y parafilias. El nuevo término fue introducido en el DSM-5 publicado en 2013 [DSM: Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, manual de referencia para los psiquiatras]. La disforia de género está descrita como un conflicto preocupante entre el propio sexo biológico y el género con el que la persona se identifica. Las personas con disforia de género a menudo sufren depresión, ansiedad e ideas suicidas.

El nuevo término diagnóstico fue introducido para reducir el estigma asociado a la disforia de género mediante la “despatologización” de esta condición. La disforia de género es presentada como una variante normal de la experiencia humana, no como una enfermedad mental. La angustia que acompaña a la disforia de género es presentada como el resultado, no de las dificultades psicológicas del paciente, sino de su falta de aceptación social. Entonces, ¿por qué mantener el diagnóstico en el DSM-5, si tenemos que considerar la disforia de género como una variante normal y no como una problema de salud mental?Según un psiquiatra que ayudó a redactar los criterios del DSM-5, el objetivo es mantener la disforia de género como un diagnóstico psiquiátrico para, así, mantener el acceso a la atención médica.

Lo alarmante es que estos criterios son totalmente subjetivos, basados en las preferencias, deseos o no deseos del niño, y han producido una mayor dicotomía entre los estereotipos masculinos y femeninos.

Tratamientos preocupantes

Los tratamientos propuestos para la disforia de género no han sido aprobados por la FDA (Food and Drug Administration). Sin embargo, son legales y se promocionan como la atención estándar en estos casos. Estos tratamientos incluyen hormonas bloqueadoras de la pubertad, también conocidas como agonistas de la hormona liberadora de gonadotropina. Dichas hormonas son consideradas totalmente reversibles y son utilizadas para evitar el desarrollo de características sexuales secundarias.

Sin embargo, llamarlas “totalmente reversibles” no es demasiado exacto. Estos tratamientos hormonales detienen el crecimiento óseo y disminuyen su densidad, impiden la maduración y estructuración puberal del cerebro adolescente como también el desarrollo del esperma y de los óvulos. Se empieza su administración con el propósito de ampliar el tratamiento con altas dosis de hormonas de sustitución, clasificadas como parcialmente reversibles. Esta segunda tanda de hormonas son utilizadas como detonante para el desarrollo de las características sexuales secundarias del género deseado.

Se han asociado muchos problemas de salud a estas hormonas bloqueadoras de la pubertad, incluyendo disminución de la densidad mineral ósea, aumento de tromboembolismos, desarrollo de un perfil lipídico anormal y de un síndrome metabólico y aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares y cáncer. Y lo más preocupante, esterilidad.

El estadio final del tratamiento de la disforia de género es la cirugía para la reasignación de sexo. Esta cirugía es irreversible y no está recomendada hasta que el paciente cumpla la mayoría de edad legal. Sin embargo, en California se están realizando mastectomías a menores, incluso de 13 años de edad.

¿Dónde están las pruebas?

Para comprender estos tratamientos, hay que leer detalladamente la reciente declaración de la American Academy of Pediatrics (AAP, Academia de Pediatría de los Estados Unidos), de octubre de 2018: Ensuring Comprehensive Care and Support for Transgender and Gender-Diverse Children and Adolescents. Dentro del marco establecido por este documento, el único objetivo del profesional de salud debe ser afirmar el género deseado por el niño, sin importar la edad que tenga. Cualquier intento de ayudar al niño o adolescente a identificarse con su sexo biológico es considerado “injusto y engañoso”.

La AAP afirma que mantenerse a la expectativa limitándose a hacer un seguimiento es una actitud obsoleta porque no responde a la preocupación que expresan muchos padres de jóvenes transgénero. Inmediatamente después de la publicación de la declaración de la AAP, los miembros del fórum de padres Gender Critical escribieron una carta criticando la postura de la AAP, sus métodos diagnósticos, su punto de vista sobre los problemas mentales asociados, su decisión de ignorar la realidad sobre el desistimiento y la “detransición” y su fracaso en aplicar la ciencia clínica.

La AAP tampoco está afrontando de manera adecuada el fenómeno conocido como disforia de género de aparición repentina (Rapid-Onset Gender Dysphoria). Esta forma de disforia de género de aparición repentina ocurre, sobre todo, en grupos de chicas adolescentes, de una manera similar a como aparecen los trastornos de la alimentación; esto sugiere que la disforia de género puede funcionar como contagio social, y que se difunde entre grupos de compañeros.

En 2017, la Sociedad Endocrinológica publicó un documento de sugerencias y recomendaciones relacionadas con la atención a las personas transgénero. Sin embargo, aún no hay protocolos estándar. Entre las recomendaciones escritas, aproximadamente el 21% son consideradas como Ungraded Good Practice Statements [Declaraciones de Buenas Prácticas no clasificadas]. Del resto de recomendaciones clasificadas, más de la mitad lo estaban sobre la base de pocas pruebas, y más del 80% estaban clasificadas como de muy baja a baja calidad en término de las pruebas que apoyaban su implementación. Los estudios de seguimiento realizados a posteriori revelan que cerca del 85% de los niños diagnosticados con trastorno de la identidad de género no mantienen la disforia de género durante la adolescencia.

Si la mayoría de los tratamientos recomendados están basados en pruebas de baja calidad y débiles, y si la mayoría de los niños diagnosticados de disforia de género no persisten en el diagnóstico, entonces ¿para qué estamos llevando a cabo estos tratamientos? Algunos argumentan que los bloqueadores de la pubertad le dan tiempo a los niños para decidir. Las pruebas no sostienen esta idea. Un estudio de 2011 evaluó a setenta jóvenes con edades comprendidas entre los 12 y los 16 años de edad que estaban utilizando bloqueadores de la pubertad. Ni uno solo de estos setenta jóvenes abandonó el tratamiento; al contrario, todos empezaron el tratamiento con altas dosis de sustitución hormonal.

Recuerden; cuando la disforia de género infantil no se trata con bloqueadores de la pubertad, la gran mayoría de los niños acaba identificándose con su sexo biológico. Los bloqueadores de la pubertad cambian el curso natural de la disforia de género en niños. No permiten que los niños tengan tiempo para decidir. Y los médicos que administran estas hormonas a estos niños están tomando la decisión en su nombre.

Impacto en la profesión médica y en la sociedad

Ningún otro diagnóstico médico plantea una amenaza tan seria a nuestra sociedad. Debemos preguntarnos: “¿A quién estamos ayudando? ¿A quién estamos beneficiando?” Pensemos en las personas diagnosticadas de trastorno de la identidad de la integridad corporal que desean ser amputadas. ¿En qué son distintas a las que sufren de disforia de género? ¿Por qué no es ético para un cirujano amputar un brazo o una pierna sanos, pero lo es extraer o mutilar órganos sexuales sanos? En ambos casos se viola el principio de totalidad e integridad. La extirpación de una parte sana del cuerpo no tiene justificación, porque no lleva al bienestar del cuerpo en su totalidad. Al hacerlo se viola la dignidad de estas personas y no se trata el problema que está a la raíz de su sufrimiento.

¿Por qué se permite que este campo de la medicina sean tan indulgente respecto a los principios éticos? ¿Por qué no se les proporciona a los niños y a sus padres información detallada? Deberían conocer los beneficios y riesgos de cada tratamiento, deberían ser informados de las terapias alternativas para, así, tener la opción de no hacer nada. Los padres están siendo engañados con el miedo y obligados a respaldar la disforia de género de sus hijos. Los niños no tienen la capacidad de consentir formalmente porque hacerlo requiere una compresión total del tratamiento, de sus implicaciones y consecuencias (muchas de las cuales son irreversibles). Su capacidad intelectual y de toma de decisiones no está aún plenamente formada.

En una era de medicina basada en la evidencia, la disforia de género está, de alguna manera, exenta.

No hay estudios controlados aleatorios cuyo fin sea la búsqueda de los beneficios y daños potenciales causados por estos bloqueadores de la pubertad y las hormonas de sustitución sexual en niños. No hay estudios que incluyan el asesoramiento psiquiátrico. La comunidad médica ignora el cada vez mayor numero de hombres y mujeres que se arrepienten de la transición y deciden “detransicionar”. Los tratamientos médicos mejoran cuando se reconocen y se abordan los resultados no deseados y los fracasos; pero, en este caso, esto no está ocurriendo. Cualquier tratamiento centrado en ayudar a los niños y a los adolescentes a identificarse con su sexo biológico es considerado no ético. Se anima a no considerar el género como una cuestión binaria.

Médicos célebres como los doctores Paul McHugh y Kenneth Zucker, después de haber haber tratado durante décadas con la salud mental de personas que se identifican como transgénero, han sido investigados y denunciados por sus esfuerzos centrados en abordar el trastorno mental en lugar de mutilar los genitales de sus pacientes.

Por desgracia, el impacto se extiende más allá del campo médico. La educación sexual tiene como objetivo a niños cada vez más pequeños, a los que se enseña que tal vez sean transgénero. Se están implementando en todas las escuelas las Directrices para Estudiantes Transgénero y No Conformes con su Género [Transgender and Gender Nonconforming Student Guidelines], forzando así al uso del pronombre preferido y a la creación de baños y equipos deportivos para estudiantes del sexo biológico opuesto. Los educadores que se niegan a implementar estas directrices pierden sus empleos. Los padres que no están de acuerdo con el enfoque trans-afirmativo para su hijo con disforia de género se enfrentan a consecuencias legales. En el ámbito deportivo, los hombres que se identifican como transgénero compiten en eventos deportivos femeninos con una ventaja biológica injusta. Por otro lado, se permite que mujeres biológicas que dicen ser hombres compitan mientras reciben tratamiento con testosterona, algo que en cualquier otra circunstancia se consideraría dopaje.

El tratamiento hormonal y la cirugía no transforma a nadie en el sexo opuesto, no importa cuánto se identifique uno con ese sexo. El sexo es una realidad científica y biológica. Cuando a los niños se les administran estos tratamientos, se les está diciendo que no gustan tal como son.

Soy una defensora de todas las personas que luchan con su disforia de género y sus familias, y miembro de una profesión cuyo primer principio ético -“Lo primero, no perjudicar”- ha caído en el olvido. Debemos proteger los derechos de conciencia de los médicos que, en este campo, practican una medicina basada en la evidencia, para no ser reducidos a meros técnicos que prescribimos tratamientos y realizamos procedimientos sin pensar en las consecuencias de nuestras acciones.

Cuando se trata la disforia de género se deben abordar los problemas mentales que están a la raíz de este trastorno y que llevan a los niños y adolescentes a identificarse como transgénero. Por suerte, algunos médicos compasivos trabajan con sus pacientes y sus familias a través de historias y experiencias, abordando a la persona de manera holística. Así, el cuerpo, la mente y el alma forman una unidad, tal como estaban destinados a ser.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/polemicas/704515667/pediatra-avisa-tratamiento-disforia-genero-ninos-adolescentes-experimental.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=704515667&id_boletin=929371989&cod_suscriptor=445331

Un vehículo de HazteOir.org recorre La Rioja contra el adoctrinamiento LGTBI en las aulas

La asociación HazteOir.org apoya este viernes y sábado, con uno de sus famosos vehículos, la campaña de la asociación ‘Los niños son intocables’ en La Rioja. La entidad que preside Salvador Martí -promotor también del ‘Proyecto Alexia- ha convocado dos actos para este viernes y este sábado.

Así, este viernes 12 de abril a las 12 de la mañana, el presidente de ‘Los niños son intocables’, Salvador Martí, acude al Parlamento riojano a presentar a la Diputación Permanente en la una Proposición no de ley en favor del derecho de los niños y la libertad de los padres a educar frente al adoctrinamiento sexual que impone la ideología de género a través de grupos y activistas LGTBI en las escuelas.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

El escrito comienza explicando “que en la mayoría de las comunidades autónomas españolas se han aprobado leyes que, con diferentes denominaciones, tienen como supuesto objetivo proteger a personas discriminadas por su orientación sexual”.

Y añade que ” las citadas leyes y proposiciones legislativas, lejos de proteger a las personas y evitar la discriminación, sustituyen la ciencia y la razón una ideología de género que comparten los grupos LGTBI y alteran el significado de la realidad perjudicando gravemente a los niños, vulnerando el derecho de los padres y coartando las libertades de todos los ciudadanos”.

 

Concretamente, reza el documento, “estas normas legislativas invitan a los niños a cuestionarse su identidad sexual desde Infantil hasta Bachillerato. También privan a los padres de la patria potestad al permitir a los menores someterse, sin tener la madurez adecuada, a tratamientos hormonales y quirúrgicos en solitario o por consejo de personas adultas. Y todo ello obviando los estudios científicos que señalan que la confusión de género (también conocida como “disforia de género infantil”) se modifica de forma natural en el 85% de los casos, por lo que lo más sensato es dejar a los niños ser lo que son: niños”.

“Además, estas leyes incluyen un capítulo educativo que permite la entrada de activistas LGTBI en las aulas sin conocimiento previo ni autorización de los padres, lo cual vulnera el derecho de éstos a transmitir sus valores a sus hijos. La asociación ‘Los Niños son Intocables’, al igual que la mayoría de los españoles, defiende el bienestar de todos los niños y solicita que se protejan sus derechos y se respete el libre desarrollo de su personalidad frente a unas leyes que les adoctrinan y manipulan”, ha argumentado.

La asociación riojana ha convocado para el sábado 13 de abril una manifestación en la Plaza del Ayuntamiento de Logroño a las 18:00 bajo el lema ‘¡Dejad a los niños en paz!’. Al acto acudirá también el vehículo de HazteOir.org.

Los ciudadanos convocados por ‘Los niños son intocables’ recorrerán las calles de la capital riojana para solicitar a los partidos políticos que impidan el adoctrinamiento sexual en las escuelas, especialmente en las etapas de Infantil y Primaria, y protejan el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus propios valores.

La campaña cuenta además con el apoyo de los padres de la comunidad evangélica de La Rioja, representados por Francisco Gabarri, así como de padres de la comunidad musulmana, representados por Mourad Bettache Bouali, que acudirán tanto al Parlamento riojano como a la marcha del sábado 13 de abril.

“Los talleres de educación ‘afectivo-sexual’ que reciben los niños pequeños en los colegios de manos de activistas LGTBI son perjudiciales para el desarrollo de los menores, les llenan la cabeza de ideas inadecuadas para su edad y además, lo hacen sin consultar con los padres”, asegura Salvador Martí, impulsor de la iniciativa ‘Los niños son intocables’.

FUENTE: https://www.actuall.com/familia/un-vehiculo-de-hazteoir-org-recorre-la-rioja-este-viernes-y-sabado-contra-el-adoctrinamiento-lgtbi-en-las-aulas/?mkt_tok=eyJpIjoiWVRnME56aGtZMlJoTkdRMyIsInQiOiIwQWRLemVkV1BlWWRYN2I3czZhMElUVEhzS2tkaTcxNUFuUWd2UXIyMzBpMXplQzRQbkFuUU9QQWhGWFM0YTk5SUE3NWphTkQxNGlJVkJkODNKMWZKSUpaVm9cL3NqZ2hLTGRUWFRQV1ZMazAxOEdVUTYrcE1STjRFem1BMWpOdEgifQ%3D%3D

Adoctrinamiento en ideología de género

En varios colegios: una maestra era lesbiana e “iba a tener” un hijo con su pareja. Comentó a los alumnos, pequeños, que era muy natural que dos mujeres tuvieran un hijo. Esta maestra, quizá con ingenio, se saltó el tema de la reproducción animal, donde se enseña que es necesario un componente femenino y masculino. Aquí, uno de los niños implicados, de 5 años, agradeció a sus padres el que le explicaran que los hombres son imprescindibles para tener bebés. Las direcciones de los centros callan ante esto, porque están de acuerdo, por respetos humanos, para no perder los conciertos o para no ser denunciados.

En un instituto: para “visibilizar” la regla, la menstruación y a la mujer desde una visión realista y sin tabús, se ha llevado a cabo una propuesta de la primera promoción en Castellón, de Técnicos y Técnicas en Promoción de Igualdad de Género, en el IES Ribalta. Entre otras cosas, se han colocado en el centro docente unas urnas para recoger bragas manchadas de regla.

Una encuesta del Gobierno de Navarra preguntó a unos estudiantes, de tan sólo 9 años, si son niños, niñas u otras opciones. Si ya de por sí realizar esta pregunta a alguien tan joven puede llamar la atención, más escándalo ha causado que esta pregunta se haya realizado a los pequeños sin el consentimiento, ni tan siquiera el conocimiento, de los padres. Se trata de la Encuesta Socioeconómica y Cultural que ha repartido el departamento de Educación entre todos los niños navarros de las escuelas públicas. La encuesta se hace en el horario de clase y sin que se haya puesto en conocimiento de los padres, lo que ha causado gran malestar en muchos de ellos ya que consideran que se trata de una imposición de la ideología de género dirigida a menores.

Desgraciadamente, la legislación establece la perspectiva de género en los currículos.

(Fragmento de nuestra conferencia sobre adoctrinamiento escolar)

Adoctrinamiento escolar en afectividad y sexualidad

La apología del placer sexual, de la promiscuidad, de sexo sin compromiso, etc., está a la orden del día en colegios e institutos. Veamos algunos ejemplos.

En un instituto público riojano se dan talleres de sexo inadecuados de manos del Gobierno de La Rioja y de cierto “Consejo” de la Juventud. Un profesor nos comentó que había asistido a las charlas de “Condonéate, Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) y prevención de embarazos no deseados (END)”. Con lo que conoce de primera mano en qué consisten estas ponencias. La primera charla fue durante los recreos y para alumnos de 16 años o más, del Consejo de la Juventud, y con el título de “Condonéate, Placer sin Riesgos”, con una apología del preservativo; cuando el profesor preguntó a la ponente si el preservativo protegía contra el Virus del Papiloma Humano, contestó que no lo sabía porque ella era una “experta en SIDA”. En las charlas del Gobierno de La Rioja, el profesor hizo la misma pregunta, a lo que le respondieron falsamente que sí; lo que fue rebatido por el profesor. Es destacable que este Gobierno se gastó 720000€, en dos años, para difundir su campaña, con una guía, y con el lema “Condonéate sin riesgos”. El profesor llevó el asunto a una reunión del claustro de profesores en el que se produjeron algunas irregularidades. Nos contó que “la que se montó fue morrocotuda”.

El caso es que la difusión del preservativo está a la orden del día, con intereses económicos para algunas empresas. Desde el “Póntelo, pónselo” de hace años, a la publicidad de Durex, con sus imprecisiones, y sus 1000 motivos para usar preservativo; aunque finalmente dan muy pocos motivos y algunos falsos.

En un colegio público de Madrid, unos “iluminados” inventan “el club de los enamorados”, para niños de 5 años, una actividad encaminada a fomentar la expresión de los sentimientos de los niños de 3º de Educación Infantil, considerando y valorando la maestra, que si dos alumnos muestran signos de afecto eso se traduce en un “indudable” sentimiento de enamoramiento. Así que, en clase, se ha puesto un corazón grande y las fotos de los niños emparejadas. Unos padres han hablado con el director del centro y han mantenido reuniones y correspondencia con la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. La respuesta: la de muchas veces: ofrecer un cambio de centro escolar. Evidentemente, estos padres se niegan y piden a la inspección que garantice la integridad emocional de sus hijas exponiendo soluciones cautelares para tal fin mientras se incoa el expediente. Como los padres dejaron de llevar a una hija al colegio, se puso sobre la mesa la amenaza de que debería intervenir la Comisión de Absentismo. NOTA: Esta actividad está recomendada a nivel nacional y se enseña en los estudios de Magisterio; se han dado casos parecidos para esta franja de edad en otros centros, incluso católicos, como ejercicios apropiados para el día de San Valentín.

En los habituales talleres de sexualidad para los alumnos de 3º de ESO, con ponentes supuestamente expertos,  se afirma que la regla se corta  si te toca el agua de una ola. También se comenta que la mujer de una película o revista pornográfica se rasura porque así resulta más interesante.

El adoctrinamiento afectivo sexual basado en el consentimiento mutuo para lograr placer, sin compromiso, lleva a escenas cada vez más normalizadas donde los alumnos se dan “morreos” apasionados en pleno hall de entrada a los centros escolares, o por las esquinas, durante los recreos… y en otros casos, se generan embarazos con los consiguientes abortos, que los equipos directivos de los centros escolares prefieren ocultar.

En otro orden de cosas, se hace una apología desmesurada de la masturbación, como la acción de hace unos años del Consejo de la Juventud de Extremadura, que preparó un taller para los adolescentes de esa Comunidad fomentando y divulgando este asunto.

Conferencia en Santander: “Adoctrinamiento escolar, ¿es esto lo que quieres para tus hijos?”

La Asociación para la Defensa de los Valores Católicos en la Enseñanza se complace en presentar la conferencia: “Adoctrinamiento escolar, ¿es esto lo que quieres para tus hijos?”

Hotel NH de la calle Menéndez Pelayo, el miércoles día 20 de marzo, a las 7 de la tarde.

La conferencia consistirá en proporcionar una muestra de casos de adoctrinamiento escolar en muchos ámbitos, exponiendo situaciones reales procedentes del profesorado, de los libros de texto, actividades escolares, legislación, sindicatos, asociaciones de padres y bibliotecas escolares. Este adoctrinamiento escolar resulta grave en tanto que vulnera el derecho constitucional de los padres a que sus hijos no sean educados en contra de sus convicciones.

Los ejemplos están tomados de centros públicos y de centros concertados del territorio nacional y en todos los niveles educativos; y se mostrarán casos de adoctrinamiento fundamentalmente en relación a los temas de afectividad y sexualidad, género, política, independentismo y persecución religiosa.

La conferencia comenzará con algunos casos de hace ya varios años hasta llegar a situaciones que se están viviendo en centros escolares en la actualidad. Se analizarán algunos de los comentarios que hace el profesorado en las aulas, contenidos de libros de texto, fondos bibliográficos de las bibliotecas de centros escolares y mensajes lanzados desde diversas instituciones.

Para la exposición contaremos con Jorge Calandra Reula (Presidente de ADVCE) y Francisco Martínez Peñaranda (Presidente de Libertas). Irá acompañada de imágenes ilustrativas de lo que se está contando y algunos documentos impresos de apoyo más extensos. Todo ello para amenizar al máximo el evento.

Se mostrarán posibles causas de la situación a la que se ha llegado en la escuela, dando algunas pautas sobre cómo pueden los padres enfrentar este problema.

Pervirtiendo a nuestros hijos en la escuela

El ayuntamiento de Zaragoza, monta cursos para que los niños de 12 años aprendan a masturbarse y dar a placer a sus parejas. Así, este consistorio se mete en la intimidad sexual de nuestros hijos y decide, por su cuenta, que han de conocer estas prácticas.

Y es que la izquierda, con sus organizaciones feministas y LGTBI, ha entrado de lleno en las aulas, para adoctrinar a nuestros hijos y fomentar y adelantar sus conductas sexuales.

Hoy son cursos para que nuestros hijos aprendan a masturbarse, hace unas semanas, en un colegio de Navarra, les hacían plantearse a pequeños de 9 años si ellos se sentían ubicados en el género correcto. Una niña llegó confundida a su casa preguntándole a su madre si podía ser un niño o lo que ella quisiera. Paradoja que muestra que el colegio, en vez de enseñar y formar a nuestros hijos, les llena de confusión.

Y como estos, miles de ejemplos de esta basura ideológica que quiere sexualizar al alumnado a la fuerza.

Los derechos de los padres se están machacando permanentemente como resultado de las leyes ideológicas que la izquierda ha impuesto a toda la sociedad con la excusa de que así acabarán con lo que denominan violencia de género.

Pervirtiendo a la infancia (en un colegio concertado de Logroño)

“El español digital” publica la carta que un padre ha depositado en el colegio de sus hijos en Logroño, muestra patente de dos cosas:

  • Ejemplo y prueba de una de las múltiples acciones de perversión de la infancia que se lleva a cabo desde instituciones de todo tipo, sobre todo de las de enseñanza, en las que colaboran los propios colegios, directores, profesores y APA,s (Pervertir es: hacer que una persona adquiera vicios y costumbres moralmente reprobables).
  • El valor de estos padres y el gran ejemplo que dan del amor por sus hijos, así como de la forma en la que hay que actuar si no se quiere ser cómplice de un sistema perverso, degradado y degradante, degenerado y repugnante.

CARTA y FUENTE en: https://www.xn--elespaoldigital-3qb.com/pervirtiendo-infancia/

Cuca Gamarra, alcaldesa del PP en Logroño, está negando a los niños una formación que podría salvarles la vida

Salvador Martí es un policía local de Logroño al que las organizaciones de gays y lesbianas de La Rioja, apoyadas por un concejal socialista, están tratando de destruir.

¿Sabes por qué le acosan? Porque ha creado un programa educativo de prevención orientado a los menores llamado “Alexia Enséñanos” en el que, por medio de una marioneta, les enseña a defenderse de los abusos sexuales, posibles secuestros, etc…

Y ha denunciado que el adoctrinamiento LGTBI que se lleva a cabo en los colegios sin el consentimiento de los padres supone un peligro para los niños y un abuso de menores.

Te pido que le ayudes a que no arruinen este proyecto tan beneficioso para los niños. Pídele a la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra, del Partido Popular, que apoye expresamente el Proyecto Alexia y se desmarque de quienes quieren boicotearlo:

http://www.citizengo.org/hazteoir/pc/168438-dictadura-lgtbi-veta-formacion-tus-hijos

Texto completo AQUÍ.