Más persecución religiosa: Geroa Bai pide al Congreso que reforme la Constitución para eliminar la asignatura de Religión

Acabar de raíz con la asignatura de Religión en la escuela. Este es el objetivo de Geroa Bai, la marca que los nacionalistas vascos del PNV tienen en Navarra y que ha sido clave para que el Partido Socialista puede estar gobernando en la comunidad navarra.

Para ello, este grupo ha registrado en el parlamento autonómico dos proposiciones de ley para supuestamente garantizar la “laicidad” de la escuela. Para ello, piden que se reforme la Constitución Española, concretamente modificando el artículo 27, en cuyo punto tercero dice en estos momentos: “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”.

Reformas de  la Ley de Educación y de Libertad Religiosa

Además, los nacionalistas liderados por Uxue Barkos han pedido también la reforma de la ley de Libertad religiosa y de la Ley de Educación con el objetivo de cerrar cualquier tipo de posibilidad a que esta asignatura pueda ser impartida en los colegios.

Según recoge Navarra.com, para esta formación política, “la necesidad de avanzar hacia un sistema educativo laico hace imprescindible emprender una reforma constitucional y las modificaciones legales necesarias para no impartir religión confesional en el currículo escolar”.

En sus proposiciones, Geroa Bai insiste en que la eliminación de la religión en las aulas es “un debate de legislación básica y, como tal, debe resolverse donde corresponde, que es en el Congreso de los Diputados.

En su opinión, es urgente la modificación de varias disposiciones legales que “colisionan con la necesidad de avanzar hacia un sistema educativo laico”.

Este ataque a la asignatura de Religión producido en Navarra no es un hecho aislado sino parte de una campaña más amplia. Precisamente, a la hora de aupar a la presidencia de la comunidad a la socialista María Chivite se firmó un acuerdo prográmatico con partidos nacionalistas y de extrema izquierda, entre ellos Geroa Bai, y en cuyo quinto punto aparecía la reducción de las horas lectivas de la asignatura de Religión.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/polemicas/18243290/Geroa-Bai-pide-al-Congreso-que-reforme-la-Constitucion-para-eliminar-la-asignatura-de-Religion.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=18243290&id_boletin=824287475&cod_suscriptor=445331

Arrinconar la asignatura de Religión, uno de los puntos centrales del acuerdo de Gobierno en Navarra

El nuevo gobierno autonómico de Navarra, presidido por la socialista María Chivite, y apoyado por un grupo de partidos de izquierda radical y nacionalista, ha firmado un acuerdo prográmatico de 53 puntos y que tiene como uno de los primeros, concretamente el quinto, la reducción de las horas de lectivas de la asignatura de Religión.

En declaraciones a la cadena COPE, Fernando Jorajuría, miembro de la Plataforma Navarra Religión en la Escuela y además profesor de esta asignatura, se ha mostrado sorprendido por el grado de prioridad que se ha dado al ataque a la Religión en este acuerdo. En su opinión de tras de todo esto hay algo exclusivamente ideológico.

“No es por razones educativas”

Esa es una de las conclusiones que se encuentran en un manifiesto emitido por la entidad el pasado 9 de agosto. Jorajuría asegura que, en términos de urgencias de la educación en Navarra, la asignatura de la Religión no es una de ellas. También, subraya que se trataría de una medida legal que contempla la LOMCE, aunque no por motivos educativos.

NOTICIA COMPLETA EN: https://www.religionenlibertad.com/espana/576690772/Arrinconar-la-asignatura-de-Religion-uno-de-los-puntos-centrales-del-acuerdo-de-Gobierno-en-Navarra.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=576690772&id_boletin=873807216&cod_suscriptor=445331

ADVCE se reúne con el Obispo de Santander para tratar diversos temas escolares importantes

Con una puntualidad exquisita, la reunión con el Excelentísimo y Reverendísimo Señor Don Manuel Sánchez Monge comenzó a las 11:30 de la mañana del día 17 de julio de 2019.

Tras transmitirle las condolencias por el fallecimiento de su hermana y agradecerle que nos recibiera, pasamos a entregarle el dossier (se anexa al final)  con la información relevante de la reunión, así como algunos de los folletos que editamos: “La importancia que tiene la materia de Religión Católica”, “Ciencia y Fe van de la mano” y “Los deportistas y la Fe”. También le entregamos una parte de la documentación formal de la basura del proyecto de adoctrinamiento de género en las aulas, SKOLAE, donde se ve claramente una de las formas con las que estos proyectos engañan al público.

El grueso de la reunión fueron dos aspectos: la forma en la que se imparte la asignatura de Religión, independientemente del tipo de centro; y el programa de Cine en la Enseñanza en centros de ideario cristiano, con las implicaciones que tiene en cuestiones de adoctrinamiento afectivo sexual y de ideología de género. Insistimos en que los centros educativos conocen bien nuestras denuncias sobre la participación en el programa de cine.

El señor obispo asentó tres ideas importantes:

Que al obispado no le gusta la introducción de la Ideología de Género en ningún tipo de centro educativo.

Que los padres deben movilizarse ante las imposiciones ideológicas en los centros educativos.

Que desde el obispado se van a dar a las asociaciones de Padres, en parroquias, etc., unas enseñanzas sobres sexualidad y afectividad acordes con la antropología católica.

Nos señaló que los padres podían dirigirse al obispado cuando observaran malas prácticas en la impartición de la asignatura de Religión Católica o si hay adoctrinamiento de género en las escuelas de ideario católico.

Nos señaló que nuestro paso a seguir es hablar con la delegada de enseñanza, como así haremos.

Dossier reunión

Clase de Religión, ¿sí o no?

En estos momentos del curso, nuestros obispos nos están recordando la importancia que tiene para los padres creyentes el apuntar a sus hijos a la clase de Religión, a fin que sus hijos reciban en los centros de estudio unos principios conformes con lo que profesan y creen sus padres.

El principal responsable de la educación de los niños no es el Estado, sino los padres. Nadie tiene mayor interés en educar a los hijos que los padres, por la sencilla razón que son los que más les quieren, por lo que la Declaración de Derechos Humanos de la ONU dice (art. 26.3): “Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”. Y nuestra Constitución, siguiendo su estela afirma lo siguiente (art. 27.3): “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”. El derecho a la formación religiosa y moral de sus hijos según las convicciones de los padres es un derecho humano fundamental e inalienable. El derecho por tanto no es de la Iglesia católica, sino de los padres, aunque los que desean clase de Religión y Moral Católicas quieren que sea la Iglesia católica la que se encargue de dar esa formación religiosa y moral que ellos solicitan,

Nuestra Constitución además es aconfesional, es decir, puede y debe proteger los valores religiosos. “Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones” (art. 16.3). Por ello el Estado español tiene acuerdos no sólo con la Iglesia católica para llevar a la práctica este derecho, sino también con protestantes, musulmanes y judíos y tiene igualmente previsto el caso de los padres que no desean una enseñanza confesional para sus hijos.

Además la Constitución afirma que “la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana” (art. 27.2). Pero lo que defienden los que desean prohibir la clase de Religión es: “La educación tendrá por objeto, dentro del horario escolar, el pleno desarrollo del alumno, salvo en lo referente al hecho y dimensión religiosa”. No creo sean precisos más comentarios.

¿Aporta algo la Religión a la educación integral y humana de la persona? ¿No nos ayuda a responder los grandes interrogantes del ser humano, como el sentido de la vida? Para mí las respuestas mejores, más exactas y verdaderas las tiene la Iglesia católica y por ello creo en ella y he sido profesor de Religión Católica, sin que ello sea inconveniente en reconocer los grandes valores que tienen otras religiones.

Pero hay una segunda razón: el valor cultural. La cultura de España y de Europa están totalmente impregnadas por el Cristianismo. ¿Nos imaginamos una Historia de España en la que no se mencione el factor religioso? O en la visita turística a cualquier ciudad, de la que normalmente su catedral e iglesias son los monumentos más importantes, ¿se pueden enseñar sin mencionar para qué y por qué se construyeron? Y si vamos a cualquier pinacoteca, como puede ser el Museo del Prado, quien no sepa quién es Jesucristo, la Virgen, los apóstoles, unos cuantos santos, Moisés, Adán y Eva, Caín y Abel, etc., ese visitante, ¿crees que se entera de mucho? La cultura religiosa, ¿no nos ayuda a entender mejor la Literatura, el Arte, la Filosofía, la Lengua?

Mientras que de otros temas la gente comprende que tiene que tener unos conocimientos básicos para poder hablar de ellos, tal vez la Religión sea el único lugar para muchos donde se puede discutir desde una total ignorancia. Recuerdo en este punto lo que un padre no creyente, Jean Jaurès (1859-1914), uno de los prohombres del socialismo francés, decía a su hijo, que le pedía no ir a clase de Religión: “¿Cómo sería completa tu instrucción sin un conocimiento suficiente de las cuestiones religiosas sobre las cuales todo el mundo discute? ¿Quisieras tú, por ignorancia voluntaria, no poder decir una palabra sobre estos asuntos sin exponerte a soltar un disparate?”.

Pero lo que realmente se intenta con la ideología laicista es prescindir de Dios, con consecuencias claras y terribles. Y es que sin Dios, “todos los intentos de separar la doctrina del orden moral de la base granítica de la fe, para reconstruirla sobre la arena movediza de normas humanas, conducen, pronto o tarde, a los individuos y a las naciones a la decadencia moral. ‘El necio que dice en su corazón: No hay Dios, se encamina a la corrupción moral’ (Sal 14,1). Y estos necios, que presumen de separar la moral de la religión, constituyen hoy legión” (Pío XIMit brennender Sorge, nº 17). Y eso que Pío XI no podía calcular lo proféticas que iban a resultar estas palabras, escritas contra los nazis en 1937. Pero ya Jesucristo nos había dicho: “No hay árbol bueno que dé fruto malo, ni árbol malo que dé fruto bueno” (Lc 8,43).

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/opinion/400564028/Clase-de-Religion-si-o-no.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=400564028&id_boletin=822983238&cod_suscriptor=445331

¿Por qué en Cataluña, País Vasco y Valencia hay pocos en clase de religión? Por presiones y campañas

Esther Armora desde Barcelona, Laura Daniele desde Madrid y Adrián Mateos desde Bilbao, repasan en el diario ABC la situación de la asignatura de religión en los colegios españoles.

Seis de cada diez alumnos la eligen cada curso…aunque en distintas regiones las administraciones autonómicas le ponen trabas y barreras a la materia.

En Aragón, Asturias, Comunidad Valenciana, Extremadura, Asturias y Baleares la clase de Religión está en litigio en los tribunales por el recorte de horarios tras la entrada en vigor de la Lomce (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa).

En el País Vasco, 3 de cada 10 colegios no la imparten pese a ser de oferta obligatoria.

En Cataluña, según denuncian los profesores, se dificulta a los padres la inscripción de sus hijos para forzar la entrada de una materia aconfesional que se llamaría “Cultura Religiosa”.

En Valencia, la administración de Ximo Puig exige a los profesores una titulación en valenciano para poder dar clases de Religión y las plazas vacantes tardan tiempo en cubrirse.

En Cataluña, País Vasco y Valencia, bajo estas presiones, los inscritos a religión no llegan al 45% en estas regiones, muy por debajo de la media nacional.

En Cataluña: “nunca fue tan preocupante”

«La asignatura de Religión lleva años perseguida en Cataluña». La cruzada contra la materia en esta comunidad autónoma se emprendió hace años. Sin embargo, según denuncian en declaraciones a ABC los profesores que la imparten, «nunca hasta ahora la situación había sido tan preocupante».

Algunos de ellos están convencidos de que «la Generalitat quiere enterrrar definitivamente la asignatura» y reemplazarla por otra aconfesional: la de Cultura Religiosa, en la que se explicará a los alumnos diferentes religiones no solo la católica. No son simples sospechas. El propio consejero de Educación Josep Bargalló (ERC) reconoció a finales de 2018 en declaraciones a los medios su intención de instaurar esa opción en Cataluña.

El arzobispo metropolitano de Tarragona, Jaume Pujol rompió una lanza por la asignatura al afirmar en una carta pastoral que «todas las escuelas tienen el deber de ofrecer la clase de Religión y Moral Católica para que, libremente, quienes lo deseen, la puedan elegir. Tienen el derecho a escogerla y vuestros hijos os lo agradecerán porque en nada les perjudica y, en cambio los beneficia mucho». Pese a estos pronunciamientos explícitos de la curia catalana, los defensores de esta materia confesional se sienten hoy «desamparados».

En Cataluña hay actualmente un millar de profesores de Religión y, según datos facilitados a ABC por la Conferencia Episcopal, solo un 41,2 por ciento del alumnado total de los centros(Infantil, Primaria y Secundaria) públicos, concertados y privados cursa la materia, siendo la comunidad, seguida del País Vasco (44,8 por ciento), Navarra (52,3 por ciento) y Valencia (55,9 por ciento) en la que menos aceptación tiene.

“Se ejerce un boicot contra la asignatura”

Según denuncia el sindicato de profesores de religión PREC (www.prec.cat) «en muchas escuelas y centros de enseñanza secundaria se ejerce abiertamente un boicot a la misma».

«Hemos podido constatar que muchas escuelas se niegan a ofrecer la materia y a los profesores les obligan a impartir otra aconfesional», señala en declaraciones a este medio el presidente de PREC, Ignacio Díaz. Lo sabe porque él mismo se ha encontrado en esta situación y ha puesto en marcha medidas legales para denunciarlo. «Mucha gente no se planta porque no tiene plaza fija. Tiene miedo a presiones y a perder el trabajo», asegura el profesor.

Un estudio reciente realizado por PREC revela que 700 centros (escuelas e institutos) de Cataluña no imparten actualmente la materia.

«Los datos que hemos obtenido de la preinscripción de la Generalitat nos ofrecen esta fotografía, aunque no podemos concretar si no está presente en los centros porque no se oferta a las familias o porque directamente no la escogen los padres». Esto último es lo que, según arguye Díaz, mantienen las autoridades educativas cuando se les pregunta sobre el escaso número de alumnos que opta por cursar Religión.

De los resultados del informe se desprende que la mayoría de estos centros que no imparten Religión están localizados en la provincia de Barcelona (más de un 45 por ciento de las escuelas y un 14 por ciento de los institutos no la dan), una zona con una gran densidad de población.

Del total de centros de primaria y secundaria que no ofrecen Religión, 480 se sitúan en la demarcación de Barcelona, 48 en Girona, 15 en Lérida y 25 en Tarragona

«No deja de ser sospechoso que en una misma zona, a pocos metros de distancia, en un centro se imparta y en otro no», apunta el docente. Tiene pruebas, y las muestra a este diario, de que en algunas de las escuelas en las que no se está enseñando actualmente Religión, algunos padres sí lo han pedido.

«Con solo una petición, la asignatura debe ofrecerse», afirma Díaz, quien considera a las familias las auténticas víctimas de esta situación. «Nadie puede negar a unos padres el derecho de elegir para sus hijos la asignatura de Religión en la escuela», asevera.

El sindicato sospecha que la Generalitat ampara toda la campaña contra la asignatura. En el actual modelo de preinscripción escolar aparece, vinculado a la casilla en la que se elige Religión, una nota en letra pequeña que no figuraba hace años en el formulario. En ella, la Generalitat aclara que «en el momento de la matrícula es necesario especificar la opción de esta materia» pese a haberla señalado ya en la preinscripción. A juicio de Díaz eso significa que «la opción válida no es la de la preinscripción sino la que finalmente aparece en la matrícula, cuando el centro ya ha podido disuadir a las familias sobre su opción, en caso de que elijan Religión». «En algunos colegios van sin sutilezas y te apuntan: “Aquí no se da Religión”», denuncia el profesor.

Susana Vilar, presidenta de la Asociación de Maestros de Religión de Cataluña (AMRC), explica a ABC su preocupación por la falta de profesorado en la región. «Pese a la situación actual de la asignatura, solo en el área de Barcelona hay una veintena de centros sin profesor de Religión», apunta.

Según datos facilitados por el sindicato, en Cataluña existen en activo 1.200 profesores de religión, un 80 por ciento de los cuales dispone de plaza en propiedad, y el resto se encuentran en una bolsa para cubrir sustituciones.

Tal como ha podido comprobar este diario esta asociación de profesores se muestra más abierta a plantear una reformulación de la materia. En un documento colgado en su web, la AMRC considera viable la creación de una nueva asignatura denominada «Religión para todos», en la que, además de la católica se expliquen otras religiones.

Según el barómetro de opinión publicado por la propia Dirección General de Asuntos Religiosos de la Generalitat con datos de 2016 –consultado por ABC–, más de la mitad de los catalanes están a favor de que los padres puedan solicitar a la escuela que sus hijos reciban clases de su propia religión.

En el País Vasco: colegios rebeldes envalentonados

En el País Vasco, la situación de los padres que defienden la asignatura de Religión ha evolucionado a peor en cuestión de meses. El problema, apuntan los sindicatos, es que en muchos centros públicos en los que no se imparte Religión tampoco se están respetando las horas de Valores Cívicos, que se convierten en clases de refuerzo de otras materias. Desde la asociación familiar Bagara, que próximamente presentará nuevas denuncias, sostienen que las direcciones de algunos colegios e institutos se sienten «con total impunidad» para ello «envalentonados» en parte por la Ley Celaá y por el impás político generado por la proximidad de las elecciones.

Las mismas fuentes aseveran que la situación es de sobra conocida entre los inspectores, que bajo su punto de vista tienen «miedo» a la «cruzada laicista» que se lleva a cabo en buena parte de los colegios e institutos públicos de todo el País Vasco.

De hecho, en casi 3 de cada 10 no se imparte ni una sola hora de Religión, según los datos que confirmó la administración autonómica. Es decir, unos 140 centros, de los cuales la mitad se hallan en la provincia de Guipúzcoa.

Sindicatos y asociaciones familiares denuncian las «sutiles» prácticas que se llevan a cabo en los distintos centros para erradicar la Religión. Algunos padres llegaron a recibir llamadas del colegio, que les advertía de que su hijo iba a estar «solo» en el aula. «Les dicen que lo van a señalar, que lo van a marcar», advirtió a este periódico Ramiro Pascual, de Bagara.

En Valencia, recortes de horarios

En Valencia la situación también va a peor. Las condiciones laborales de los profesores es cada vez más precaria debido al recorte del horario de la materia y de la nueva exigencia del Gobierno de Ximo Puig de exigir a los docentes «una titulación de valenciano» y de no permitirles realizar otras tareas (como las de tutor) para completar las horas lectivas que les faltan tras la menor carga horaria de la asignatura en Primaria y Secundaria.

«Todo esto crea una desafección hacia la asignatura», denuncia el delegado de Enseñanza de la diócesis de Valencia, Rafael Cerdá.

***

En 2017, edocumental “Oremus” mostraba que en muchos colegios catalanes los directores y otros funcionarios usan todo tipo de trucos para impedir que las familias apunten a sus hijos a religión. Así, varias personas llamaban a un colegio para apuntar al niño a religión y a cada una de ellas le decían que “será el único, y por uno solo no vamos a dar la asignatura”. El arzobispo de Tarragona denunció estas prácticas en ese documental y en medios de comunicación en 2017. (El documental está en catalán subtitulado en castellano).

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/espana/122508297/Por-que-en-Cataluna-Pais-Vasco-y-Valencia-hay-pocos-en-clase-de-religion-Por-presiones-y-campanas.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=122508297&id_boletin=453695654&cod_suscriptor=445331

Análisis de las tres principales amenazas a la libertad de educación en España

Las tres amenazas concretas son: la marginación de la asignatura de Religión; el desprecio a la demanda de los padres para la distribución de aulas; y la aplicación concreta -esta a cargo de las Comunidades Autónomas- de las leyes de imposición LGTBI.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

A este respecto, Actuall ha preguntado a algunas de las entidades más involucradas en la defensa de la libertad educativa por su parecer. Estas son sus impresiones.

1.- Marginación de la asignatura de Religión católica

Pedro Caballero, presidente de la Confederación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos (CONCAPA), sostiene que esta amenaza “afecta directamente al derecho de los padres a elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos”.

En este sentido, Caballero reclama al Ministerio de Educación que “la asignatura se garantice, tenga peso específico, sea evaluable y entre dentro del currículum, igual que su alternativa, para que haya una verdadera libertad a la hora de escoger”.

En declaraciones a Actuall, el representante de CONCAPA recuerda que la elección de la asignatura en los centros públicos “está entre el 68 y el 72%”, una cifra que considera “muy significativa”, más si se tiene en cuanta que se trata de un acto voluntario.

Para el portavoz en materia educativa de Profesionales por la Ética, Miguel Gómez, el anuncio de marginación de la asignatura “choca con los acuerdos Iglesia Estado y con la reciente sentencia del Tribunal Constitucional” conocida la pasada primavera, que avala la existencia de la asignatura de Religión como materia opcional pero evaluable en un Estado laico.

Desde Profesionales por la Ética, este anuncio no tiene “soporte jurídico” forma parte de un rosario de declaraciones de intenciones de un Ejecutivo “débil e inestable, sin capacidad ejecutiva”.

Sin embargo, el anuncio sí conlleva un peligro a juicio de Gómez, que estriba en “la claridad de su planteamiento ideológico: el derecho a educar no está en los padres sino en el Estado. Y su proyecto político no va a cejar en esta intención”.

Preguntado por la misma cuestión, el presidente de la Asociación Libertas, Francisco Martínez, recuerda que el sentido de la trascendencia caracteriza al ser humano “desde la noche de los tiempos” como demuestran la Antropología y la Arqueología y, por tanto, el intento de ocultar esta dimensión en la enseñanza sólo puede venir promovida por dos motivos: “Bien por miopía del gobernante o bien por intención manipuladora”.

Aún más, Martínez incide en el argumento de que “el hecho religioso es nuclear en la existencia del hombre y no se puede ni debe sustraer de la educación; sin él no se puede entender la historia de la humanidad, ni las razones del comportamiento humano en todas las culturas y generaciones”.

Para el presidente de Libertas el intento de minimizar la presencia en la vida pública del hecho religioso por parte del Gobierno responde a que “es un palo en la rueda en su aspiración dominadora, algo que escapa a su control”.

Además, recuerda a Actuall que tal medida sería contraria a la Constitución Española (art. 9.2 y 27.3), la Carta d Derechos fundamentales de la Unión Europea (Art. 14.3); el Pacto Internacional de Derechos Civiles, Económicos, Sociales y Culturales (13.3), entre otros. “El por qué no los cumplen, habrá que preguntárselo a ellos”, subraya.

2.- Eliminación del requisito de demanda para ampliar líneas

Otra de las amenazas que se ciernen sobre la libertad educativa en España el el anuncio de la modificación del artículo 109.2 de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Educación (LOMCE), que establece que la Administración programará la oferta educativa atendiendo a una serie de requisitos, entre ellos “tomando en consideración la oferta existente de centros públicos y privados concertados y la demanda social”.

Miguel Gómez apunta que en este campo “la batalla real viene de lejos y se ha venido dando en las Comunidades Autónomas gobernadas por el PSOE”, de tal forma que “Andalucía es el paradigma”, ya que “ha ido limitando año a año las plazas concertadas a pesar de la demanda social”.

Gómez considera que este anuncio constituye en sí mismo “una amenaza a la libertad” que se salta “la libertad de los padres a elegir el tipo de educación para sus hijos invocando la primacía de la educación estatal”. A pesar de ello, Gómez confía en que “la coyuntura política no va a permitir esta modificación de la ley en esta legislatura”.

Francisco Martínez, de Libertas, considera que en este caso conviene recordar que el Estado está para apoyar y defender el derecho de los padres a decidir qué tipo de educación quieren para sus hijos, pero nunca para suplantarlos.

Sin embargo, considera que “los aparatos ideológicos del Estado son diversos pero el más importante con diferencia es sin duda la escuela”, porque “la ingeniería social siempre trabaja mejor sobre la segunda generación”, motivo por el cual el Gobierno trata de eliminar la incidencia de las preferencias de los padres en la estructura escolar.

No en vano, ya decía François Mitterrand que “para hacer la revolución ya no hace falta asaltar el palacio de invierno; basta con asaltar la escuela”.

Para Pedro Caballero, la medida es especialmente peligrosa porque “afecta a los que eligen la pública y la privada” y trata de esconder “que se vea con claridad el resultado de elegir en libertad”.

Además, de aplicarse, supondría “tocar uno de los factores principales que dan más libertad a la gente que no tiene recursos para poder elegir”.

Por último, sobre esta cuestión Caballero entiende que se trata de una apuesta del Gobierno movido “por sus acompañantes de viaje” político para quienes “todo lo que huela a religión o a red concertada no tiene que existir o si tiene que existir deber ser subsidiario de la pública”.

3.- Aplicación de las leyes LGTBI 

La aplicación efectiva de las leyes de imposición de la ideología de género y los postulados de los grupos de presión LGTBI también preocupa a los expertos consultados por Actuall.

Francisco Martínez recuerda que “la identidad de los niños, se configura en los
primeros tres años de vida, no solo la identidad sexual, sino su lugar en el
mundo. Estos primeros años son fundamentales” por lo que la puesta en marcha efectiva de estas leyes es aún más peligrosa, si se tiene en cuenta que lo que pretenden “es la deconstrucción de todo lo humano” sobre la base de una “teoría anticientífica”.

Advierte además que “en las primeras etapas, el adoctrinamiento es muy sutil, muy progresivo, casi no se percibe, el veneno va oculto, mezclado con el chocolate y bien
presentado, envuelto en papel de regalo para que los padres no lo interpreten como malo”.

En consecuencia, “el resultado pretendido, es un individuo ambiguo, solo, aislado, sin
referentes, sin familia. Y más fácilmente manipulable. La implantación de esta ideología, es por tanto un instrumento de poder, enmascarado y oculto en aparentes buenas intenciones”, concluye.

Desde CONCAPA, se asegura que “no queremos adoctrinamiento en las clases” y que una cosa es trabajar por la tolerancia y otra “que bajo esas siglas se meta ideología de género que manipula la mente de nuestros jóvenes, muchos de ellos menores de edad, que es cuando más protección deben tener”.

Frente a esta amenaza, Caballero propone trabajar de forma intensa en el estudio de las leyes autonómicas y su concreción en los currículos académicos, así como en conocer quienes van a impartir esos contenidos y de qué manera.

“Hemos hecho un manual de información a las familias y un escrito para comunicar al centro que yo tengo la potestad sobre mi hijo y cuando van a dar algo que no viene en el currículum normal para que yo lo valore”, explica.

A su juicio no se trata un de problema exclusivo de los centros “sino que también en las familias tenemos que saber cómo actuamos ante el desconocimiento del tema” haciendo hincapié en que es precisamente “el hijo el que recibe la ideología”.

Profesionales por la Ética, que en los dos casos anteriores ve dificultades de aplicación por la debilidad del gobierno, en este caso sí consideran que se trata de “un problema de impacto inmediato porque las legislaciones autonómicas de los últimos años facilitan toda una serie de actuaciones que atentan contra la libertad de los padres”.

Al igual que Caballero, Miguel Gómez advierte de que la mayoría de los padres no son conscientes “del peligro que supone la irrupción de los lobbies de género en las aulas sin su conocimiento”.

Y también se han puesto manos a la obra con la difusión de la campaña “5 motivos y 5 maneras de defender la libertad de educación” donde aportan una “Solicitud de información previa y consentimiento expreso” animando a los padres a que la entreguen en los centros educativos a fin de que sus hijos no asistan a actividades con contenidos que ellos no aprueben.

FUENTE: https://www.actuall.com/educacion/analisis-de-las-tres-principales-amenazas-a-la-libertad-de-educacion-en-espana/

Libertad para cursar Religión

De manera periódica, y un tanto recurrente, sale en los medios de comunicación este tema tan controvertido relacionado con la religión y la educación. Digo controvertido porque se le quieren buscar las vueltas; no porque en realidad lo sea.

Cada vez que un gobierno, ya sea nacional o regional, quiere dejarse notar en materia de educación, echa mano de la enseñanza de la religión, remueve las aguas y espera a ver qué pasa. Es lo que está pasando ahora con la polémica aplicación de la controvertida “Ley de ideología de Género”.

Más allá de las consideraciones morales, espirituales y sociales, que no todos quieren ni pueden ver, están las cuestiones formales y legales. Basándonos en estas últimas podemos decir que hay que respetar la enseñanza de la religión en nuestros colegios e institutos, simplemente porque lo dice la Constitución Española, ya que en su artículo 27.3 dice textualmente: “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”. Esto, por sí solo, debería bastar. Hacer otra cosa sería inconstitucional.

Hay quien argumenta que la religión no se debería enseñar en los centros educativos, ya que para eso están las catequesis y los centros religiosos. Apelan a la laicidad del estado sin comprender que un estado o gobierno puede ser laico, pero no lo somos las gentes que lo componemos. Siguiendo ese argumento, tan simple como equivocado, también sería lógico preguntarse si en los colegios ha de impartirse la enseñanza de la música; ya que a quien le encante esta disciplina, para eso tienen los conservatorios y las escuelas de música. E incluso la signatura de educación física, sobraría, puesto que pocos de los alumnos llegarán a ser grandes deportistas y, en cualquier caso, para eso tienen las escuelas deportivas y los clubes. ¡Qué simpleza!

Quien así opina, no ha comprendido la importancia de la religión en la vida de las personas y en su educación. El ser humano es un ser religioso por naturaleza. Es un ser llamado a la trascendencia y a la búsqueda de Dios. Su esencia es la de unirse al Creador y participar “con él y en él” en la misión de instaurar el Reino de Dios, que no es otro que el reino del Amor.

Si en nuestro sistema educativo se menosprecia, ataca o relega la enseñanza de la religión, o no se le da la misma importancia que al resto de asignaturas, estaremos condenando a nuestros alumnos a la pérdida de ciertos valores espirituales y morales y, por qué no decirlo, a una gran ignorancia del hecho religioso. Cuando, en su momento, el gobierno de turno decidió suprimir la hora de tutoría en los centros de primaria, su hueco lo tuvo que ocupar la clase de religión, ya que muchos alumnos no encontraban espacio para expresar y reconducir sus sentimientos y formarse moral e íntegramente.

Conviene decir que en muchas ocasiones no hemos estado a la altura, desde la misma Iglesia católica, en el desarrollo de esta asignatura; que no es catequesis, sino formación. De ahí la responsabilidad de impartir bien sus contenidos y hacerlo como lo hacia el Maestro. Hoy hemos de tratar este tema, en medio de tanta discordia, enfrentamiento e imposición con la calma necesaria y la lucidez de Jesús cuando enseñaba a los que le seguían y recordar muchas veces lo que dice el Evangelio: “Viendo que andaban como ovejas sin pastor, se puso a enseñarles con calma” (Mc 6,34)

Solo con una actitud de respeto a la persona, todos colaboramos a la formación y educación integral de la misma, pues la persona no es un robot, sino alguien que piensa, siente y tiene un sentido trascendente que no podemos ocultar, y la formación religiosa es una más dentro del desarrollo de la persona. Dejar de hacerlo es dejar facetas sin desarrollo de la misma.

La asignatura de religión contribuye de manera insustituible a la educación integral de la persona y a su formación en plenitud. Los padres o tutores legales tenemos derecho a que se eduque a nuestros hijos en la Fe que nosotros hemos heredado de nuestros antepasados y que tanto bien ha hecho a nuestra cultura actual y al desarrollo de la persona. Es una cuestión moral y una opción personal que el Estado tiene la obligación de respetar y de desarrollar. No hacerlo sería dejación de sus funciones. Decidir sin respetar los derechos de los padres, sería usurpación.

FUENTE: http://www.libresparaeducar.com/libertad-para-cursar-religion

Concapa rechaza que el Gobierno quiera eliminar la «consideración académica» de Religión

El presidente de la Confederación Católica de Padres de Familia y de Padres de Alumnos (Concapa), Pedro José Caballero, ha suscrito una carta dirigida a la ministra de Educación, Isabel Celaá, en la que muestra su disconformidad con algunas de las medidas contempladas en la reforma de la la LOMCE, ley de Educación vigente, que está preparando el gobierno socialista.

En concreto, el representante de miles de padres de alumnos rechaza que la propuesta llegue “sin el mínimo y necesario diálogo y consenso”. Además, rechaza la eliminación de la “consideración académica” de Religión, que dejaría de contar para la nota media.

En contra de los ataques a la asignatura de Religión

“Deseo mostrar mi oposición a que se inicie la tramitación de una nueva reforma de la vigente legislación básica educativa sin el mínimo y necesario diálogo y consenso”, asegura la carta, que además califica la reforma de la LOMCE como “una modificación unilateral de la norma educativa” que contribuye a mantener “el clima de inestabilidad dentro del sistema educativo”.

Por otro lado, la misiva que suscribe Concapa muestra igualmente su “rechazo” a que se “elimine” tanto la asignatura alternativa como la consideración académica de la asignatura de “religión confesional”.

“No cabe otorgar a la asignatura de Religión un estatus inferior al resto de asignaturas, tal y como ha señalado el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional”, añade la carta.

También denuncia la voluntad del actual Gobierno de “planificar unilateralmente” la programación de puestos escolares sin tener en cuenta la demanda social de las familias, ni la existencia de Centros privados concertados”, y critica que el Gobierno opte por “la uniformidad por encima de la creatividad en métodos y planes pedagógicos” por pretender “vincular la autonomía de los centros al fomento de planes estratégicos y líneas de trabajo para mejorar su calidad”.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/espana/698341750/Concapa-critica-duramente-que-el-Gobierno-quiera-eliminar-la-Aconsideracion-academicaA-de-Religion.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=698341750&id_boletin=199249644&cod_suscriptor=445331

La reforma educativa del Gobierno, contra la Religión, los derechos de los padres y la concertada

La reforma de la LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa) pactada con Podemos por la ministra de Educación, Isabel Celáa, ha quedado plasmada en un documento previo al debate con la comunidad educativa: Propuestas para la modificación de la Ley Orgánica de Educación.

La estrategia del Gobierno de Pedro Sánchez consiste en lograr los apoyos necesarios para la aprobación de la ley concediendo a los independentistas sus objetivos educativos plenos: “Es buena a grandes rasgos”, afirmó sobre la propuesta el consejero de Educación de la Generalitat de Cataluña, Josep Bargalló, augurando el voto positivo de los nacionalistas, que consiguen que se elimine la regulación por el Estado del uso de la lengua cooficial y de la escolarización en ella, y por tanto de la exención de cursar o ser evaluado en la lengua cooficial.

Pero los principales objetivos de la ley son claramente ideológicos. El presidente de la Concapa (Confederación Católica de Padres de Familia y Padres de Alumnos), Pedro Caballero, considera que estamos ante “una atrocidad contra la libertad de las familias y una vulneración flagrante de su libertad”.

En esa misma línea, el director general del Foro de la Familia, Javier Rodríguez, considera que “la libertad de enseñanza queda mermada más aún“, con la inclusión de políticos en los órganos de gobierno de los centros, la imposición de “valores éticos” por parte del Estado y la eliminación de la asignatura de Religión. Por todo ello pide que se devuelva el derecho de educación de los menores a quienes lo gestionan hasta su mayoría de edad, que son los padres y que se respete “la libertad de enseñanza de los centros docentes para establecer su carácter pedagógico”.

Batería de medidas contra la libertad de enseñanza y los derechos de los padres

Los puntos fundamentales de la propuesta del Gobierno que afectan a la libertad de enseñanza son los siguientes:

-Fomentar la coeducación y la educación emocional, supuestamente en prevención del acoso y para mejorar la convivencia (I.5).

-Imposición de una asignatura de “Educación en valores cívicos y éticos” en dos cursos: uno en el segundo o tercer ciclo de educación primaria, y otro en 2º o 3º de la ESO (II.5).

-Eliminación de la obligación de una asignatura alternativa a la Religión (III.1).

-Dejar de considerar la Religión como materia específica en 1º y 2º de Bachillerato (III.2).

-Que la nota obtenida en la asignatura de Religión deje de computar para el cálculo de la media en acceso a la universidad o becas (III.3).

-Se modificará la composición de los consejos escolares, reincorporando a representantes del Ayuntamiento (V.2), al mismo tiempo que se refuerzan las competencias del consejo escolar en la dirección del centro (V.1).

-Limitaciones en la autonomía de los centros para la selección de su alumnado (V.8) y de su profesorado (V.10).

-Eliminar la demanda social como factor a tener en cuenta por los poderes públicos en “la programación general de la enseñanza”, es decir, en la concesión de conciertos económicos a iniciativas educativas no públicas (VI.1).

-Obstaculización a la educación diferenciada, a pesar de las sentencias del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo en el sentido de que no puede discriminarse a un centro por elegir esa modalidad de enseñanza. La reforma de Sánchez-Celaá, sin embargo, estipula como principio “reforzar el principio de no discriminación por género en el régimen de conciertos” y eliminar de la ley actual “la referencia a que la ‘educación diferenciada’ no se considera discriminación por género”. También “se reforzará la prioridad en el régimen de conciertos para los centros que se organicen bajo el principio de coeducación” (VI.2)

-Reforzamiento del control externo sobre los centros concertados en la admisión de alumnos (VI.5) y en la selección y despido del profesorado (VI.6), en particular en este último caso, donde se pide “recuperar el papel de la Administración educativa”.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/espana/792777154/La-reforma-educativa-del-Gobierno-contra-la-Religion-los-derechos-de-los-padres-y-la-concertada.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=792777154&id_boletin=172951400&cod_suscriptor=445331

La Generalitat valenciana hostiga la clase de religión: 50 institutos con problemas o sin profesores

Las diócesis de la región valenciana han difundido sus quejas, a las 6 semanas de haberse iniciado el curso: la Administración autonómica (en manos de una alianza de los socialistas con la izquierda nacionalista de Compromís) está hostigando a la clase de religión en las escuelas.

Hay al menos 50 institutos donde las familias piden la asignatura para sus hijos pero la Administración bloquea a los profesores o pone todo tipo de pegas.

Como explica una información en Levante-El Mercantil Valenciano, los delegados diocesanos de Enseñanza de la región hablan de «graves incidencias» y exigen a la Conselleria de Educación que deje de actuar de forma «negligente, arbitraria y discriminatoria».

En Orihuela-Alicante se han detectado más de 15 institutos con problemas no resueltos.

En Segorbe-Castellón son 8 los centros con problemas: la administración no reconoce la matrícula de los alumnos y en un centro los estudiantes están sin profesor desde el 1 de octubre pasado.

En la diócesis de Tortosa, hay 1 instituto donde no se reconocen los grupos de 2ª de bachillerato.

En la de Valencia hay 2 institutos sin profesor asignado y en más de 20 centros la Administración no reconoce los grupos de alumnos matriculados en 2º de bachillerato «con las más peregrinas excusas».

Por tercer curso, la Generalitat incumple

Los delegado diocesanos, junto con con el obispo de Segorbe-Castellón, Casimiro López, denunciaron que, «por tercer curso consecutivo», la Administración educativa «incumple» lo previsto en sus propias instrucciones.

Según explicaron, las normas autonómicas establecen que el profesorado de Religión ha de estar claro antes del inicio del curso escolar.

Las diócesis han presentado a sus profesores, los padres han pedido la asignatura en los colegios… el atasco lo aporta la Administración.

No solo hay problemas en Bachillerato: en Infantil y Primaria, la conselleria no ha asignado profesor de religión para 20 colegios y no ha sustituido a otros 7 profesores que están de baja en la Diócesis de Orihuela-Alicante. En la de Segorbe-Castellón son seis los centros sin profesor designado, además de no haber cubierto varias puntas horarias en otros tantos centros. En la Diócesis de Tortosa tampoco tiene asignado profesor 1 centro educativo.

En Secundaria Obligatoria y el Bachillerato, según los delegados, la situación en este curso es «aún más sangrante».

Hay un conflicto además con la Justicia, en el que la Consellería parece querer ignorar lo que exigen los tribunales.

Ignorando la jurisprudencia y medidas de los Tribunales

El Consell, controlado por los socialistas y radicales de Compromís, mediante el Decreto 51/2018, «dispuso que se dejaba de ofertar la asignatura de Religión y Moral Católica en segundo curso de Bachillerato»… a pesar de que una sentencia del Tribunal Supremo del mes de marzo ya había establecido jurisprudencia haciendo obligatoria su oferta también en segundo de Bachillerato.

Esta medida unilateral de la Administración fue recurrida y la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana estableció medidas cautelares «obligando a la Conselleria a abrir un plazo extraordinario de matrícula para que se ofertase la asignatura de Religión también a los alumnos de segundo de Bachillerato». Al parecer, en varios colegios la Administración hace caso omiso a las instrucciones del Tribunal y a las peticiones de los padres.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/espana/216967590/La-Generalitat-valenciana-hostiga-la-clase-de-religion-50-institutos-con-problemas-o-sin-profesores.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=216967590&id_boletin=392821374&cod_suscriptor=445331