Sí, el PSOE ha iniciado la demolición de la escuela católica española

La ministra de Educación y portavoz del Gobierno Sánchez, Isabel Celaá, es una mujer económica con la verdad. Que es algo parecido a engañarse a sí misma. Por eso, no duda en repetir que eso de que el Gobierno socialista pretende acabar con la enseñanza privada, es decir, católica es una falacia, ‘fake news’.

Lo cierto es lo contrario. El PSOE ha planeado una estrategia para acabar con la escuela católica y, de paso, con la libertad de enseñanza en España. Los medios son tres:

En primer lugar, terminar con la demanda social, el instrumento habitual por el que un promotor de una escuela católica, solicita la instalación de un nuevo centro o defiende el que ya tiene en marcha porque los padres piden ese colegio para sus hijos. Acabando con la demanda social, la Administración hace lo que le viene en gana y puede vetar el centro en cuestión.

En segundo lugar, se impone, para asfixiar económicamente a la Iglesia católica, nuevos gastos a los concertados que esos no pueden afrontar. Por ejemplo, el número de alumnos por aula o las condiciones laborales para los profes, que el Estado puede financiar pero un colegio privado no… de no cumplir esto, se verá obligado a cobrar extras a los padres… violentando así el principio de libertad de enseñanza: si los padres quieren enseñanza católica para sus hijos, que la paguen.

Tercero y más importante: imponer asignaturas que atentan contra la enseñanza católica e imponerla a los concertados. Ejemplo: ideología de género. Esto ya lo inició el PP en comunidades como la madrileña.

Y a los privados totales, colegios de pago, que sean católicos, siempre se les puede incordiar con cuestiones tales como la coeducación, tanto para alumnos como para padres, Por ejemplo: si en un colegio de niños no introduces profesores que sean mujeres, estás siendo un machista. Un machismo perseguible, porque el PSOE intenta cargarse la enseñanza católica.

Pablo Casado dice luchar por la enseñanza concertada pero, entonces, ¿por qué no promueve el cheque escolar? Porque el cheque escolar es el único que le quita le poder a los gobiernos y a los empresarios para otorgárselo a los padres. Poder para elegir la educación que desean para sus hijos, se entiende.

FUENTE: https://www.hispanidad.com/confidencial/si-el-psoe-ha-iniciado-la-demolicion-de-la-escuela-catolica-espanola_12004139_102.html

Los padres de escuelas católicas piden a la ministra Celaá trabajo «real y leal, buscando consenso»

La Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos (CONCAPA, www.concapa.org) y la Confederación Española de Antiguos Alumnos de la Escuela Católica (CEAAAEC) han solicitado a la ministra de Educación, la socialista Isabel Celaá, la participación “activa y real” de las familias y los estudiantes en el ámbito educativo.

Las organizaciones han pedido un “verdadero compromiso” de trabajo con las organizaciones representantes de las familias y de los alumnos españoles, así como retomar el Pacto Educativo con una agenda de trabajo “real y leal, buscando el consenso de todos los agentes implicados en la educación, con el afán de sacar de una vez por todas la educación de la política”.

Asimismo, han reclamado a la ministra “recursos suficientes para garantizar la viabilidad económica” de la modernización que quiere llevar a cabo en el sistema de Formación Profesional, “en donde las familias también participan activamente en la formación de sus hijos y tienen mucho que aportar“.

También han pedido la actualización de los currículos “adaptándolos a las actuales exigencias educativas promovidas por instituciones europeas e internacionales, en donde se apueste claramente por las humanidades, las artes plásticas, la lectura comprensiva y el desarrollo integral del alumno en todas sus dimensiones, teniendo en cuenta que la sola adquisición de conocimientos ya no es suficiente en la actualidad”.

Por otra parte, en un reciente artículo publicado en ABC, Alfonso Bullón de Mendoza, presidente de la Asociación Católica de Propagandistas, propietaria de las escuelas del grupo CEU, recordaba a la ministra: “Que el Estado se arrogue la primacía sobre los padres a la hora de tomar las decisiones relativas a la educación de sus hijos es una de las características de los regímenes totalitarios y sus defensores“.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/espana/420794453/Los-padres-de-escuelas-catolicas-piden-a-la-ministra-Celaa-trabajoAAreal-y-leal-buscando-consensoA.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=420794453&id_boletin=745312910&cod_suscriptor=445331

A lo largo de la vida, la escuela católica retorna a la sociedad 4 veces lo invertido, según PwC

¿Cuánto invierten las Administraciones públicas españolas en los 2.600 centros educativos católicos? Algo menos de 4.900 millones de euros al año. Parece bastante dinero, pero se trata de atender a 1,5 millones de alumnos: el 18% de los estudiantes no universitarios en España acuden a centros católicos.

Sin embargo, al Estado y a la sociedad les sale muy a cuenta si se mira a medio y largo plazo, según un estudio de la consultora Price Waterhouse Cooper (PwC) encargado por la Conferencia Episcopal Española (CEE).

El retorno sería de 4,1 euros -cuatro veces más- a través de 3 grandes conceptos:

– lo que los alumnos aportarán al impuesto del IRPF,
– lo que los alumnos aportarán cotizando a la Seguridad Social
– lo que crecerá el poder adquisitivo de los alumnos

El estudio ha medido la inversión realizada en educación durante un año (usa los datos de 2016) a través de la aportación económica del Estado a los centros concertados, las cuotas que pagan los padres y otros conceptos como clases extraescolares, y realiza una proyección del retorno a la sociedad de esa inversión.

Para calcular dicho retorno, analiza tres conceptos: la contribución a la Seguridad Social que realizarán los actuales estudiantes a lo largo de su vida laboral, su contribución a través del IRPF, y el salario que estiman que recibirán, y tiene en cuenta las tasas de abandono y fracaso escolar.

Con todos estos datos, el estudio concluye que en 2016 se invirtieron en los centros católicos españoles 4.866 millones de euros, mientras lo que recibirá la sociedad está estimado en 19.735 millones de euros, lo que supone que por cada euro invertido en estos centros, la sociedad recibirá 4,1 euros.

De esos 19.735 millones:

– 2.583 millones volverán como impuestos vía IRPF
– 1.252 millones volverán como cotizaciones a la Seguridad Social,
– el reto, 15.900 millones de euros, se considera futuro poder adquisitivo de los alumnos

La universidad dispara la eficacia
Si sólo se tienen en cuenta las etapas educativas no universitarias (primaria, secundaria y bachillerato) la inversión se estima en 4.298 millones de euros y el retorno en 14.252 (3,3 euros por cada euro invertido).

En el nivel universitario (hay unos 88.000 alumnos presenciales en centros católicos) el retorno se dispara y por cada euro invertido la sociedad recibe 9,6, ya que de los 568 millones de euros invertidos en centros universitarios de orientación católica, el retorno a la sociedad será de 5.483 millones.

Menos repetidores y menos abandono en centros católicos
El estudio también determina que la tasa de repetición de los colegios de orientación católica es un 38 % menor que la media, mientras que la tasa de fracaso en las universidades de orientación católica es un 36 % inferior.

En los institutos y bachillerato, etapa de adolescencia, ¡el fracaso en centros católicos es la mitad que en la media! (Sería interesante ver las cifras a esta edad de solo varones -que fracasan mucho más-, contrastando los varones de centros católicos con los de centros públicos -no con la media-).

La socia de PwC encargada de presentar este lunes el estudio en rueda de prensa, María Luz Castilla, ha afirmado, además, que los titulados de universidades de orientación católica aportan, a lo largo de su vida laboral, un 14 % más en contribuciones impositivas respecto al promedio de los titulados universitarios.

Según ha explicado la directora de la Oficina de Transparencia de la CEE, Ester Martín, en España existen 2.591 centros de educación católica no universitaria en los que estudian casi 1,5 millones de alumnos, lo que supone que más del 18 % de la educación en el nivel no universitaria está atendida por instituciones vinculadas a la Iglesia católica.

En el ámbito universitario hay 15 universidades vinculadas con la Iglesia católica además de un ateneo y tienen 87.425 alumnos, lo que supone el 69 % de los alumnos presenciales de las universidades privadas en España.


Puede DESCARGAR AQUÍ el informe desglosado de PwC en PowerPoint

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/largo-vida-escuela-catolica-retorna–64675.htm