El pésimo “pacto” educativo que viene

El Pacto Educativo en España constará de 14 puntos, y ninguno de sus enunciados menciona la familia, ni siquiera para abolirla y entregar definitivamente la educación de los niños al Estado. Por lo visto, la instrucción en el saber no es suficiente. Los políticos aspiran también a poseer el corazón y el alma de los chicos y chicas. “¿Usted me odia?” –le pregunta a Rick un personaje de Casablanca. “Si alguna vez pensara en usted, le odiaría” –responde, genial, el torturado y cínico protagonista. Los cínicos políticos españoles no es que odien la familia, es que jamás piensan en ella. No les interesa lo más mínimo una institución que, después de todo, representa un incordio para ellos, al levantar una barrera natural, un escudo de libertad, frente a la ambición de gobiernos y legisladores de controlarlo todo. Dicen que el Pacto Educativo dará estabilidad al sistema durante dos o tres generaciones. En los enunciados de sus catorce puntos, se habla de los profesores, de los colegios públicos y privados, de la asignatura de Religión, de la ESO, el Bachillerato y la Formación Profesional,… De todo, menos de la familia, el único sujeto soberano en la educación de nuestros hijos. La cosa pinta bien, es decir, fatal.

FUENTE: ACTUALL

«Con los abuelos, somos +Familia»: el conmovedor vídeo de Hirukide sobre su importancia en el hogar

Hirukide (Federación de Familias Numerosas de Euskadi) tiene muy bien acostumbrados a los seguidores de sus campañas con vídeos promocionales que en ocasiones son auténticos cortos y han marcado un hito: sobre la compartición de las tareas del hogar, sobre la importancia de la familia en la superación de la crisis económica, sobre la rebelión adolescente ante los consejos paternos, sobre la valía ‘profesional’ del trabajo del ama de casa…

El último aborda una cuestión de gran importancia personal, familiar y social y que resulta nuclear en la predicación del Papa Francisco: el papel de los abuelos en el hogar.

Francisco y la importancia de los abuelos
Ha lamentado el comportamiento hacia ellos de la cultura del descarte: “Es feo ver a los ancianos descartados, es algo feo, es pecado. No se dice abiertamente, pero se hace”. Elogia su papel en la transmisión de la fe: “Recemos por nuestros abuelos y por nuestras abuelas que muchas veces desempeñaron un papel heroico en la transmisión de la fe en tiempos de persecuciones“. Evoca su amor como centro de la familia: “Una de las cosas más bellas de la vida de familia, de nuestra vida humana de familia, es acariciar a un niño y dejarse acariciar por un abuelo y una abuela“.

Por citar solo dos pronunciamientos recientes, en julio exaltó en Twitter su aportación a la familia:

y el pasado 26 de octubre, durante su conversación con los tripulantes de la estación espacial, como el astronauta ruso Sergei Ryazansky mencionase la importancia de su abuelo en su vida, Francisco apostilló: “El abuelo y Dios: las raíces y nuestra esperanza, nuestra fuerza. Nunca hay que olvidar las raíces: ¡Me hace bien  escuchar esto y escucharlo de ustedes! Gracias”.

Los datos hablan por sí solos
Según un estudio de la Fundación Pfizer en 2014, ese papel de los abuelos en el hogar se ha incrementado a raíz de la reciente crisis económica, y el punto que más destacan los entrevistados (un 59,3%) entre las tareas asumidas es justo el de la interacción con sus nietos para cuidar de ellos. Y nada menos que un 18,4% responde, directamente, “hacer de padres”.

Del mismo modo, según la Encuesta de Mayores que realizó el Imserso en 2010, la mitad de los abuelos cuida de sus nietos todos los días y dedican a ello una media de seis horas, lo que supone una influencia enorme para su educación.

Con los abuelos, somos +Familia
Todo ello está muy presente en el nuevo vídeo de Hirukide, titulado Con los abuelos, somos +Familia, probablemente el más emotivo de todos los de la serie.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/con-los-abuelos-somos-familia-conmovedor-video-hirukide-sobre-60248.htm

Ideología de género, tema central que los obispos paraguayos llevarán al Papa en su visita ad limina

La  preocupación por la ideología de género será uno de los temas principales que los obispos de Paraguay transmitirán al Papa Francisco en la próxima visita ad limina que se llevará a cabo entre el 5 y 12 de noviembre.

En el mensaje publicado por la Conferencia Episcopal de Paraguay, los obispos indicaron que esta ideología compromete “gravemente la comprensión del varón y de la mujer en su identidad y en el vínculo que se expresa en el matrimonio y en la familia”.

Tal y como recoge Aciprensa, los prelados aseguraron que “no es correcto privar a los padres y tutores de su derecho y de su responsabilidad de educar a nuestros niños, e imponer una concepción contraria a la verdad biológica”.

Defensa de la familia
Igualmente, consideraron que no se debe apelar a explicaciones o “eufemismos que busquen simular o suplantar la institución familiar, manipular las conciencias e instalar prácticas contrarias a la defensa de la vida y de toda persona”.

Una auténtica valoración de la sexualidad, agregaron los obispos, “no pasa por una liberación de estereotipos ni por la negación de las diferencias”. Por ello, abogaron por “el respeto a cada persona en su proceso de maduración” respecto a su identidad sexual.

“No promovemos ninguna forma de discriminación ni pretendemos privar de derechos legítimos a nadie”, aseguraron los obispos.

Otros temas que llevarán al Papa
Sin embargo, “las exigencias del respeto y de la convivencia democrática deben ser capaces de admitir diferencias sin desvirtuar la verdad, sin ofensas a las convicciones legítimas de la fe cristiana”.

Los obispos paraguayos también presentarán al Papa otros temas como las próximas elecciones generales, los problemas de la educación y la situación de los jóvenes en la Iglesia.

“Por todo esto vamos a Roma, con los corazones colmados y abiertos a la acción del Espíritu Santo. Les pedimos que nos tengan presentes en sus oraciones. Nosotros los recordaremos en las nuestras”, concluyeron su mensaje.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/ideologia-genero-tema-central-que-los-obispos-paraguayos-llevaran–60274.htm

Diez consejos prácticos para fortalecer un hogar católico y proteger la familia de los ataques

La familia está en crisis siendo víctima de ataques de legislaciones y distintas ideologías que tienen como objetivo dividirla y destruirla.  Tras el ataque durante décadas al matrimonio ahora son los hijos el blanco. Ante esta situación tan grave, el sacerdote Ed Broom, experto en familia y comunicación, considera que los católicos tienen que hacer un esfuerzo para salvar a los niños y a los jóvenes para así salvar la familia.

En Catholic Gentleman, el padre Brown ofrece unas “vitaminas” para reforzar la familia con diez sugerencias concretas para ayudar a todos a purificar, mejorar y perfeccionar la familia. Y para ello recuerda que San Juan Pablo II dijo que si la familia desaparecer, también lo hará la sociedad.

1. Oración en familia
Una de las principales causas de peleas, lucha, amargura, frialdad y, finalmente de las separaciones es la falta de oración en la familia. Lo que el oxígeno es para los pulmones, la oración es para el alma. Por ello, la oración debe estar en el centro y en el corazón de la vida familiar. Como dijo el sacerdote Patrick Peyton: “La familia que reza unida permanece unida”.

2. El padre como cabeza de familia
Cuando sea posible el padre debe ser la cabeza de la familia y la madre el corazón mismo.Una familia sin cabeza es un Frankestein; una familia sin corazón está muerta. De este modo, el padre debe ser el “líder espiritual” de la familia, el ‘sacerdote’. Esto significa que el padre debe debe decir Sí a la vida y debe amar a sus mujer e hijos. Y esto se traduce en que el padre debería ser el líder en la vida de oración de la familia. El mejor ejemplo es San José.


La oración es fundamental para la unidad de la familia

3. Perdón y misericordia
En muchas familias, la frialdad, la indiferencia y hasta la amargura impregnan todo el tejido familiar. Una de las razones de esto es la falta de perdón. Los miembros de la familia deben ser misericordiosos y perdonar, no sólo siete veces, sino setenta veces siete, es decir, siempre. Por ello, si uno quiere ser perdonado tiene que perdonar desde su corazón.

4. Palabras ganadoras y victoriosas
El poeta británico Alexander Pope escribió: “Errar es humano, perdonar es divino”. Los miembros de la familia, cultivando una verdadera humildad de corazón, tienen que aprender a decir estas palabras: “Lo siento”. Y otra igualmente importante: “Te perdono”. Estas palabras dichas a menudo y desde la humildad pueden salvar familias.

5. Actitud de servicio
Jesús lavó los pies a sus discípulos durante la Última Cena. Él mismo dijo: “El Hijo del Hombre no ha venido a ser servido sino para servir y dar la vida en rescate por muchos”. Todos y cada uno de los miembros de la familia no tienen que esperar ser servidos sino estar siempre listos para servir al resto de sus familiares. Amor y servicio son realmente sinónimos.

6. Dar las gracias
Es una sola palabra, a veces considerada insignificante, pero es una receta para la familia. Se trata de la palabra “gracias”. San Ignacio de Loyola afirmaba que “la esencia del pecado es la ingratitud”. Cultiva en tu familia una “actitud de gratitud”. ¿Qué tenemos que no hayamos recibido de Dios? Solamente una cosa: los pecados. Dios ama un corazón humilde y agradecido.


Es necesario desconectar de la tecnología para estar con el resto de la familia

7. Descansar de los dispositivos móviles
Uno de los momentos claves en la vida familiar tiene que ser el tiempo de la comida o la cena. Normalmente es cuando la familia está junta, comparte experiencias, pasa tiempo junta para así crecer en amor unos con otros. Una imagen cómica que refleja la vida real de muchas familias mostraba al padre viendo la televisión, la madre conectada a su tableta, el hijo jugando a un juego de ordenador y la hija adolescente mandando un mensaje con su teléfono móvil.

Por ello, a la hora de las comidas y las cenas, no es más que un pequeño rato, no debería haber teléfonos, ni tabletas, ni radio ni televisión. Cada persona tiene un valor infinito y su alma es inmortal. La televisión y los teléfonos pasarán y desaprecerán.

8. Aprender a escuchar
Qué difícil es realmente el arte de escuchar, especialmente a los miembros de la familia. El ritmo frenético y las prisas de ir de una actividad a otra marcan a muchas familias. Y así es difícil escuchar a un miembro de la familia que lo necesita o que simplemente quiere hablar. Y otra cosa, nunca se está lo suficientemente ocupado para no poder escuchar a los hijos.

9. Celebración
Jean Vanier, fundador de las comunidades católicas de El Arca, que trabajan con personas discapacitadas, dijo: “¡Las familias están llamadas a celebrar!”.  Los cumpleaños, los aniversarios, fiestas como la Navidad y la Pascua y muchas más, son momentos festivos y exuberantes de celebración en el contexto de la familia.

“Hay que celebrar al otro en la familia, especialmente en su cumpleaños, su santo o su bautismo. Para inyectar una buena dosis de alegría en la familia no hay nada mejor que tener el hábito de celebrar.

10. Consagración a María
Ed Broom afirma que en sus retiros ha presentado a María como un medio eficaz para llegar al Corazón de Jesús. La preparación y la consagración a la Virgen de toda la familia puede producir abundantes frutos, tales como paz, alegría, amor, felicidad, comprensión, paciencia, pureza, mansedumbre, amabilidad.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/diez-consejos-practicos-para-fortalecer-hogar-catolico-proteger–59984.htm