Cardenal Müller: «La acusación de homofobia es un instrumento del totalitarismo»

El cardenal Gerhard Müller, anterior prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, concedió una entrevista a la periodista italiana Costanza Miriano, que trabaja para la cadena de televisión italiana RIA. En esta nueva entrevista, el cardenal alemán rechaza la noción de «homofobia» y explica que es un instrumento de una ideología contraria a la realidad.

Miriano publicó la entrevista en su propio blog privado, en el que también promueve dos libros suyos [La publicación en español de Cásate y sé sumisa, en 2013, provocó una gran polémica en España], en los que defiende la comprensión tradicional del matrimonio: a saber, que las esposas estén sujetas a sus maridos y que los maridos protejan a sus esposas incluso con sus vidas. En su propia introducción a la nueva entrevista, rechaza la noción de «homofobia», es decir, una aversión contra los homosexuales.

Según Giuseppe Nardi, de Katholisches.info, quien informa sobre esta nueva entrevista, el objetivo de gran parte de esta ideología de género es eliminar la homosexualidad, y más recientemente la transexualidad, del catálogo de enfermedades de la Organización Mundial de la Salud (OMS) –de hecho, la homosexualidad ya se eliminó del catálogo en 1990, lo que demuestra la eficacia de dicha estrategia–.

La entrevista de Costanza Miriano al cardenal Müller aparece relacionada con su próxima participación en la presentación de un libro sobre un hombre que tiene inclinaciones homosexuales pero que se resiste a ellas, y que ahora describe la ideologización de este problema.

El autor se llama Daniel C. Mattson, y el título de su libro es «Why I Don’t Call Myself Gay: How I Reclaimed My Sexual Reality and Found Peace» [Por qué no me llamo Gay. Cómo reconduje mi realidad sexual y encontré la paz]. El libro fue publicado por primera vez por Ignatius Press, en 2017. El cardenal Robert Sarah escribió el prólogopara la versión italiana del libro, y el cardenal Müller lo presentará el 25 de mayo en Roma.

La homofobia, una invención e instrumento marxista

En su entrevista con Costanza Miriano, madre de cuatro hijos, el cardenal Müller dice lo siguiente sobre el concepto de homofobia, en el contexto del Día Internacional contra la Homofobia del 17 de mayo:

«La homofobia simplemente no existe. Es claramente una invención y un instrumento del dominio totalitario sobre los pensamientos de los demás. El homo-movimiento carece de argumentos científicos, por eso creó una ideología que quiere dominar creando su propia realidad. Es el patrón marxista según el cual la realidad no crea el pensamiento, sino que el pensamiento crea su propia realidad. Aquel que no acepta esta realidad creada debe ser considerado como enfermo. Es como si uno pudiera influir en una enfermedad con la ayuda de la policía o con la ayuda de los tribunales. En la Unión Soviética, los cristianos fueron puestos en clínicas psiquiátricas. Estos son los métodos de los regímenes totalitarios, del nacionalsocialismo y del comunismo. Lo mismo ocurre en Corea del Norte para aquellos que no aceptan la forma de pensar reinante».

Costanza Miriano señala que conoce varios obispos que son más conservadores, pero que al mismo tiempo apoyan tales iniciativas contra la homofobia, y le pregunta al cardenal Müller por qué se prestan a este «juego». El cardenal Müller responde:

«Algunos obispos hoy ya no tienen el coraje de decir la verdad y se dejan intimidar. No entienden que la homofobia es un engaño que sirve para amenazar a las personas. Pero nosotros, los cristianos, tal vez no tengamos miedo frente a las amenazas. En los primeros siglos [después de Cristo], los discípulos de Jesús fueron encarcelados, devorados por las fieras. Hoy uno los desgarra con la ayuda del terror psicológico, mientras que al mismo tiempo hace uso de la falta de conocimiento. Sin embargo, de un obispo y de un sacerdote, uno puede esperar que sea capaz de mirar detrás de estas ideologías. Nosotros somos los que tratamos, con la ayuda de la Gracia de Dios, de amar a todas las personas, también a aquellos que se sienten atraídos por el mismo sexo. Pero debe quedar claro que amar no significa obedecer a la propaganda de género».

La ideología de género rechaza la verdad

Con referencia a Daniel C. Mattson, el autor del nuevo libro, el Cardenal Müller dice que él cuenta su propia historia de su homosexualidad a la luz de estas ideologías actuales y que rechaza ser llamado «gay». El cardenal insiste en que «el que siente tal atracción tiene que vivir castamente, al igual que todos, todos nosotros que no vivimos en un matrimonio válido y verdadero tenemos que hacer».

Cuando se le preguntó sobre el hecho de que actualmente esta agenda de género está siendo promovida por muchos gobiernos occidentales, el cardenal alemán responde que «nuestros políticos en Europa deben ocuparse de muchas personas, sin trabajo, del problema del falta de nacimientos, de la familia, de muchos problemas serios». En cambio, agrega, «están ocupados convirtiendo nuestras democracias en sistemas totalitarios. La ideología en sí misma es violenta. ¿Cómo puede un parlamento decidir qué es verdad y qué no?» pregunta Müller.

FUENTE: http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=32283

Podemos pretende que nos hagamos homosexuales por Decreto de Ley

En una España en la que se ha perdido cualquier atisbo de sentido común y de decencia pública -tanto ente políticos como entre periodistas-, donde todo responde a la agenda globalista perfectamente trazada para Europa por George Soros, donde hasta el ministro de Justicia (el único ministro de Justicia reprobado en la historia de la democracia) pone a los pies de los caballos a un juez decente que se atreve a emitir un fundamentadísimo voto particular en una sentencia contra la que se ha movilizado el poderoso lobby femiestalinista, aunque después no vaya a servir para nada, el demoledor informe emitido por los letrados del Congreso sobre el Proyecto de Ley LGTBI supone una necesaria ráfaga de aire fresco en una sociedad que huele a cloacas.

Así las cosas, los Podemitas pretenden colarnos una Ley ante la supuesta desigualdad que sufren lesbianas, gays, transexuales, trangéneros, intersexuales y mediopensionistas, ¡vamos uno de los principales problemas que preocupan a los españoles!

TEXTO COMPLETO Y FUENTE:

http://latribunadecartagena.com/not/5417/podemos-pretende-que-nos-hagamos-homosexuales-por-decreto-de-ley-

¿Cómo empezó su atracción hacia personas del mismo sexo? Luca se remonta a problemas de su infancia

Luca di Tolve fue gay. Ya no lo es. Llegó a ser Mister Gay en Italia mientras llevaba una vida desenfrenada que le hizo ser portador del VIH.  Tras una fuerte conversión religiosa, este italiano dejó su vida y en Medjugorje conoció a Teresa, la que hoy es su mujer, y madre de su hija. Su historia la cuenta de manera pormenorizada en el libro Yo fui gay (Libros Libres), que puede comprar aquí.

En una entrevista con La Contra TV, Luca se centra en los orígenes de su atracción por personas del mismo sexo y la confusión que se fue generando en su interior hasta acabar llevando una vida gay activa.

La “ausencia del padre”
Luca empieza con la “ausencia del padre”, de su falta total de cariño hacía él cuando era niño, que luego se acrecentó con el divorcio de sus padres. A los 6 años no “había adquirido las características masculinas”.

Su madre empezó a sobreprotegerlo y empezó a sentir “una confusión interior” que se convirtió en un “gran problema en la pubertad”. “Me costaba relacionarme con los chicos”, recuerda Luca, que también explica que “la homosexualidad no es un problema de sexo, es un problema de relaciones humanas”.

“Algo no va bien”
Según cuenta a La Contra TV“muchos homosexuales sufren, pero no por la homofobia, sino porque sienten dentro de sí algo que no va bien”.

Esto provoca “mucha inseguridad”, una acumulación de “rabia” y de “venganza” y que se puede desatar cuando “llega la explosión de hormonas”. Entonces, “¿quién te ayuda?”, pregunta di Tolve, que afirma que es en esos momentos muchos encuentran refugio en esta vida homosexual.

“Te encuentras en un mundo que es siempre fiesta, lleno de colores, lleno de gente y en el que puedes intentar desfogar tus instintos sexuales”, comenta. Así entró él y muchos más. Pero su insatisfacción, la muerte por SIDA de uno de sus mejores amigos, su contagio y su infidelidad quedó luego respondida por Dios y por la Virgen. Y su vida es ahora totalmente diferente. En Yo fui gay habla también de este proceso.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/como-empezo-atraccion-hacia-personas-del-mismo-sexo-luca–61775.htm