Londres estudia el aumento de un 2496% en peticiones de cambio de sexo de niños y adolescentes

La ministra británica para la Mujer y la Igualdad, Penny Mordauntha ordenado una investigación ante un hecho de magnitud desconcertante: el impresionante incremento de peticiones de cambio de sexo en niños y adolescentes.

En el curso 2009/2010, fueron 97: 57 niños y 40 niñas.

En el curso 2017/2018 fueron 2519 (45 de ellos, menores de 6 años): 713 niños y 1806 niñas.

Esto supone un incremento global del 2496%: un 1150% en niños y un absolutamente alarmante 4415% en niñas. Cuatro veces más en niñas que en niños.

Esta información confirma el estudio de la doctora Lisa Littman, de la Universidad de Brown, convertida en nueva bestia negra del lobby LGBT por su reciente artículo sobre el síndrome de aparición repentina de la disforia de género (ROGD, por sus siglas en inglés) en adolescentes mayores y jóvenes que nunca habían manifestado antes disforia de género. A partir del análisis de 256 casos, Littman vinculó el ROGD al empeoramiento del bienestar mental y de las relaciones y conductas entre padres e hijos, “que aíslan a adolescentes y jóvenes adultos de sus padres, familias y amigos y fuentes de información preponderantes no-transgénero”. Evidenciaba, pues, la influencia del entorno (relaciones familiares, amigos transgénero y propaganda) en la aparición imprevista de la disforia de género.

La Universidad de Brown cedió a la campaña de acoso del lobby LGBT y, prescindiendo de criterios científicos, retiró el artículo de su página web. Pero ahora la investigación del ejecutivo británico muestra que el problema es real: la propagación de la ideología de género está creando disforia de género donde no la había.

Sobre ello, y con más datos, abunda Federico Cenci en In Terris:

Boom de niños con género neutro: en Londres se preguntan el porqué

En Gran Bretaña, incluso los más apáticos empiezan a oír el sonido de la alarma producida por la difusión masiva de la ideología de género. Si antes eran sólo sectores de la sociedad civil y, también, algunos psiquiatras y médicos quienes alzaban su voz para oponerse, ahora la cuestión ha llegado hasta Downing Street.

La investigación del Ministerio

La ministra de Igualdad, Penny Mordaunt, ha solicitado a funcionarios del gobierno que inicien una investigación para comprender por qué un número impresionante de niños y adolescentes manifiestan el deseo de cambiar su sexo biológico.

Efectivamente, según un informe del Ministerio de Sanidad, en estos diez últimos años se ha registrado un aumento del 4.400% en las niñas y las adolescentes: en el bienio 2009-10 eran 40 las que pedían cambiar de sexo; en el bienio 2017-18 han llegado a ser 1.806. Una fuente del Departamento de Igualdad, citada por el Times, ha declarado que “ha habido un aumento sustancial en el número de personas nacidas mujer que se han dirigido a la Sanidad Pública” para cambiar de sexo. “Hay pruebas -sigue la fuente- de que esta tendencia se está verificando también en otros países. Sin embargo, se desconoce todavía el porqué y cuáles pueden ser las consecuencias a largo plazo”.

El recorrido para cambiar de sexo

Según algunos expertos en educación, una de las razones de este incremento hay que buscarlo en el fomento de la fluidez del sexo en los colegios a través de la ideología de género. La doctora Joanna Williams, editorialista en distintas publicaciones británicas y americanas, es de la opinión que la ideología de género en los colegios “está fomentando que incluso los niños más pequeños se pregunten si son varones o mujeres“. Algunos de estos pequeños acaban en las clínicas [para iniciar el proceso de cambio de sexo].

[Ya se están dando casos de doble amputación de pechos en niñas sanas de 13 años. Pincha aquí para leer la noticia.]

Además, a partir de 2014, el Servicio de Salud británico empezó a suministrar los fármacos bloqueadores de la pubertad con el fin de retrasarla en los niños que sufren de “disforia de género”, es decir, que manifiestan estar en desacuerdo con su sexo biológico. Los inhibidores hormonales bloquean el desarrollo de los órganos sexuales, frenan la producción de testosterona y estrógenos, reduciendo al mínimo el impacto de la futura cirugía, prevista durante la adolescencia. En los chicos se evita que la voz cambie, que se vuelva más profunda, e inhibe el crecimiento de vello; en las chicas impide la aparición de la menstruación y el desarrollo del pecho. La doctora Lucy Griffin, psiquiatra y consultora en la Bristol Royal Infirmary, ha declarado estar “muy preocupada” por los efectos a largo plazoque podrían tener estos tratamientos. Por ejemplo, podrían causar infertilidad y osteoporosis.

Cambiar de sexo: ¿una “moda”?

Hace un año se reveló que, en los primeros meses de 2017, había habido un aumento del 24% de niños que inician el proceso para cambiar de sexo, el más pequeño -subraya la web Christian Institute- de apenas cuatro años. Hubo quien mostró su perplejidad, como el profesor Miroslav Djordjevic, famoso urólogo de origen serbio, que ha declarado: “No me creo que los cincuenta pacientes a la semana que entran en las clínicas sean todos transgénero”. Lo mismo afirma el psiquiatra Rober Lefever, que recuerda que “los diagnósticos psicológicos son opinables” y, por lo tanto, “tenemos que estar seguros de que estamos tratando al niño y no un problema psicológico de un progenitor entrometido“. De aquí su pregunta si el trastorno de género no se está convirtiendo “en una moda”.

¿Cambio de ruta?

Según cuanto refiere Il Giornaleel tema del género ha invadido el debate político. El actual ministro de Educación británico, Damian Hinds, ha culpado a los anteriores gobiernos laboristas por haber incluido los “estudios de género” entre las materias destinadas a los más pequeños, convirtiéndose para ellos en “fuente de desorientación”. Hinds ha garantizado que pondrá a punto “los correctivos necesarios para resanar la educación nacional”.

Correctivos que, si de verdad los hechos siguen a las palabras, deberán ser bastante resistentes y firmes. De hecho, se remonta a 2016 una asignación de fondos por parte del Departamento de Educación británico para promover la ideología de género entre los estudiantes del Reino Unido. La directriz del ejecutivo fue recibida de inmediato por la Girls Schools Association, que reúne a directores de escuelas femeninas británicas, y que difundió un documento en el que se invita a los profesores a utilizar el término neutro pupils para llamar a los estudiantes de ambos sexos y a habilitar baños unisex.

¿Podemos esperar un clamoroso cambio de ruta por parte de Gran Bretaña en lo que al género en los colegios se refiere? Las generaciones futuras lo dirán.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/polemicas/368757189/Londres-estudia-el-aumento-de-un-26-en-peticiones-de-cambio-de-sexo-de-ninos-y-adolescentes.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=368757189&id_boletin=693600436&cod_suscriptor=445331

Una herramienta para defender tu libertad y la de tus hijos

Profesionales por la Ética ha elaborado un díptico con motivo de los riesgos de adoctrinamiento de género en los centros escolares a los que nos enfrentamos este curso.

Recuerdan que los padres tienen el derecho a ser informados por parte del centro escolar sobre charlas, talleres u otras actividades que incluyan contenidos afectivo sexuales o cualquiera otra cuestión relacionada con aspectos morales o temas socialmente controvertidos. Les respalda el artículo 27.3 de nuestra Constitución:  Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”.

Así, el díptico que lleva por título “5 motivos y 5 maneras”, está dirigido fundamentalmente a padres con hijos en edad escolar. Te proponemos que lo imprimas y lo distribuyas o, si prefieres, puedes solicitar dípticos impresos en papel en el correo info@profesionalesetica.org

Aquí puedes descargarte el díptico “5 motivos y 5 maneras”http://profesionalesetica.org/wp-content/uploads/2018/09/5-motivos-y-5-maneras-para-defender-la-libertad-de-educaci%C3%B3n-PPE-2018.pdf

Aquí puedes descargarte un modelo de “Solicitud de información previa y consentimiento expreso” : http://profesionalesetica.org/wp-content/uploads/2014/03/Solicitud-de-informaci%C3%B3n-previa-y-consentimiento-expreso-v-31032014-ESP.pdf

Asimismo, Profesionales por la Ética está a tu disposición para realizar sesiones informativas sobre este tema a grupos de padres. Para ello puedes escribirles a info@profesionalesetica.org

FUENTE: http://profesionalesetica.org/5-motivos-y-5-cinco-maneras-para-defender-la-libertad-de-educacion/

Sí, el PSOE ha iniciado la demolición de la escuela católica española

La ministra de Educación y portavoz del Gobierno Sánchez, Isabel Celaá, es una mujer económica con la verdad. Que es algo parecido a engañarse a sí misma. Por eso, no duda en repetir que eso de que el Gobierno socialista pretende acabar con la enseñanza privada, es decir, católica es una falacia, ‘fake news’.

Lo cierto es lo contrario. El PSOE ha planeado una estrategia para acabar con la escuela católica y, de paso, con la libertad de enseñanza en España. Los medios son tres:

En primer lugar, terminar con la demanda social, el instrumento habitual por el que un promotor de una escuela católica, solicita la instalación de un nuevo centro o defiende el que ya tiene en marcha porque los padres piden ese colegio para sus hijos. Acabando con la demanda social, la Administración hace lo que le viene en gana y puede vetar el centro en cuestión.

En segundo lugar, se impone, para asfixiar económicamente a la Iglesia católica, nuevos gastos a los concertados que esos no pueden afrontar. Por ejemplo, el número de alumnos por aula o las condiciones laborales para los profes, que el Estado puede financiar pero un colegio privado no… de no cumplir esto, se verá obligado a cobrar extras a los padres… violentando así el principio de libertad de enseñanza: si los padres quieren enseñanza católica para sus hijos, que la paguen.

Tercero y más importante: imponer asignaturas que atentan contra la enseñanza católica e imponerla a los concertados. Ejemplo: ideología de género. Esto ya lo inició el PP en comunidades como la madrileña.

Y a los privados totales, colegios de pago, que sean católicos, siempre se les puede incordiar con cuestiones tales como la coeducación, tanto para alumnos como para padres, Por ejemplo: si en un colegio de niños no introduces profesores que sean mujeres, estás siendo un machista. Un machismo perseguible, porque el PSOE intenta cargarse la enseñanza católica.

Pablo Casado dice luchar por la enseñanza concertada pero, entonces, ¿por qué no promueve el cheque escolar? Porque el cheque escolar es el único que le quita le poder a los gobiernos y a los empresarios para otorgárselo a los padres. Poder para elegir la educación que desean para sus hijos, se entiende.

FUENTE: https://www.hispanidad.com/confidencial/si-el-psoe-ha-iniciado-la-demolicion-de-la-escuela-catolica-espanola_12004139_102.html

Víctimas de la ideología de género: ya se hacen mastectomías dobles a niñas sanas de 13 años

Médicos estadounidenses están realizando mastectomías dobles en niñas sanas. En el marco de una investigación pagada con dinero público con la finalidad de apoyar el transexualismo y la ideología de género, 33 menores de edad fueron sometidas a la operación, entre ellas dos de 13 años y cinco de 14 años. Jane Robbins explica en The Federalist la gravedad de estas prácticas que, por motivos ideológicos, mutilan de forma irrevesible a niños sin discernimiento.

Hay médicos en Estados Unidos que están realizando dobles mastectomías en niñas sanas de 13 años de edad. La justificación es la disforia de género (“transgenerismo”): las niñas se identifican como niños y quieren ser niños.

A veces esta disforia no aparece hasta la adolescencia, y lo más frecuente es que no se realice ningún tipo de evaluación psicológica -o la que se hace es insuficiente- para intentar determinar la causa subyacente tras el deseo de un adolescente de mutilar su cuerpo. Pero estos médicos están dispuestos a conceder al adolescente (en estos casos, la adolescente) lo que cree ser su deseo. Y el dinero de los impuestos federales está pagando una investigación cuya finalidad es convalidar a este espantoso tratamiento (ver aquí y aquí).

La gente razonable sentirá desconcierto, si no repulsión, ante las declaraciones y actuaciones de una destacada investigadora relacionadas con el tratamiento del transgenerismo. En un estudio financiado con 5,7 millones de dólares de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), se supone que los investigadores, entre ellos la doctora Johanna Olson, del Hospital infantil de Los Ángeles, están valorando el uso de bloqueantes de la pubertad y la terapia de sustitución hormonal en niños con disforia de género.

Como he escrito con otro autor, el estudio está totalmente orientado a las conclusiones deseadas por los activistas del transgenerismo: no incluye grupos de control de sujetos a quienes no se les administren esos fármacos y, además, expira a los cinco años, mucho antes de que puedan surgir efectos negativos.

Estos defectos en el diseño no son una sorpresa. Olson rechaza la posibilidad de que la disforia de género pueda ser causada por trastornos psicológicos, y declara que el “único problema de salud mental” relacionado con la disforia de género “es resultado de la respuesta del mundo exterior” a los jóvenes confusos. Afirma, como si se tratase de un dogma médico, que los jóvenes con disforia de género pasarán por una “pubertad equivocada” a no ser que ella y su equipo puedan medicarlos lo suficientemente pronto en sus vidas para que “pasen por la pubertad apropiada”.

¿Qué probabilidades hay de que alguien con esta forma mentis comprenda que hay inconvenientes serios a la administración de bloqueadores de la pubertad y de hormonas potencialmente peligrosas? Ella minimiza, si no ignora, los riesgos físicos y psicológicos.

Otro estudio con el mismo enfoque financiado por el gobierno

Olson aporta su característica objetividad a un estudio relacionado, cuyo fin es determinar la eficacia de esa doble mastectomía. La apostilla al estudio declara que utilizó fondos públicos del NIH para investigar también este tema, si bien el protocolo de ayuda del gobierno parecía cubrir sólo los tratamientos hormonales y no la cirugía. Por lo tanto, no está claro si ha cumplido con los términos de la financiación.

Por la razón que sea, Olson optó por averiguar qué pensaban las niñas con disforia de género sobre la mastectomía. Al hacer referencia a la “disforia de pecho” y “reconstrucción de pecho” (aparentemente para evitar la palabra “seno” porque remite a la testaruda realidad biológica de ser mujer), se inventó una “escala de disforia de pecho”, que utilizó con varias niñas con confusión de género.

Olson hizo que 68 chicas amputadas quirúrgicamente rellenaran, después de ser operadas (entre 1 y 5 años después) su “novedosa” escala (que ella reconoció que podía ser falsa). Treinta y tres de esas niñas tenían menos de 18 años cuando fueron operadas. Dos tenían sólo 13 años y cinco, 14 años. Si asumimos que estas mastectomías no fueron realizadas por un único médico muy ocupado, esto significaría que hay varios médicos que se prestan a mutilar a niñas menores de edad.

La conclusión que sacó Olson de la encuesta es que las niñas con disforia de género cuyos pechos sanos han sido extirpados quirúrgicamente son más felices que las que los mantienen. También concluye que casi ninguna se lamentaba de la decisión.

O, por lo menos, no demostraron lamentarlo durante unos cuantos años. Dado que la edad media de las participantes en el estudio era de 19 años -ninguna tenía más de 25-, un investigador prudente hubiera dudado en sacar conclusiones a largo plazo sobre la satisfacción. Pero las limitaciones temporales no detienen a Olson, que pregona con bombo y platillo el “resultado positivo de la cirugía de pecho”.

Ignorando las banderas rojas

Olson y sus colabores no se limitan a insistir que se realicen tratamientos médicos extremos en niños confundidos, sino que ignoran obstinadamente el ondear de las banderas rojas respecto a los trastornos psicológicos que motivan la demanda de estos tratamientos. Una de estas banderas rojas es el aumento en la “aparición repentina de la disforia de género” [“rapid onset gender dysphoria”, ROGD por sus siglas en inglés]. ROGD significa una aparición repentina de la disforia de género durante o después de la pubertad en un paciente que no había tenido signos previos. En los últimos años, padres desesperados han informado de que sus hijos adolescentes, normalmente niñas, han anunciado de repente que son “trans” y han pedido ser tratados como tales, pidiendo además empezar el tratamiento de transición.

Anteriormente, cuando un niño normal de repente se pasaba a la identidad sexual opuesta siguiendo una moda, cualquier observador objetivo se preguntaba cuál había sido el detonante que había causado esta alteración. Uno de estos observadores objetivos es la doctora Lisa Littman, de la Brown University, que acaba de publicar un estudio sobre el ROGD. Littman ha examinado 256 respuestas a encuestas remitidas por padres de adolescentes recién diagnosticados de disforia de género, y ha revelado información inquietante sobre el ambiente que influye sobre estos adolescentes.

El importante artículo de Lisa Littman sobre la aparición repentina de disforia de género en adolescentes que, influidos por su entorno social o por el adoctrinamiento continuo de los medios, manifiestan así su rebeldía, ha descolocado al lobby LGBT. El estudio, que la doctora Littman se ha mostrado dispuesta a ampliar, muestra que la misma campaña transgénero está induciendo la disforia artificialmente en sujetos que no la padecían.

Estos padres han descrito “la aparición repentina de la disforia de género en grupos preexistentes de amigos, en los que varios, o incluso todos los miembros, han acabado afirmando que tienen disforia de género, identificándose como transgénero, según un patrón que, estadísticamente, es improbable”. Los padres han dicho que estos brotes surgían después de que los adolescentes se hubieran dado un atracón de vídeos de transición en YouTube, y por el uso excesivo de otras redes sociales que afirman y defienden el transgenerismo.

En un caso, una niña que había sido objeto de burla por el tamaño de su pecho declaró que odiaba su cuerpo y, de repente, empezó a identificarse como un niño. En otro, cuatro niñas que estaban siendo entrenadas por un entrenador muy popular “salieron del armario” cuando el entrenador transgénero lo hizo.

Los médicos no estudiaron la salud psicológica de los niños

Aunque más del 60% de estos adolescentes habían sido diagnosticados previamente de un trastorno mental o de un problema de desarrollo neurológico, muchos padres informaron que “el médico [especialista en trastornos de género] no investigó para saber si había enfermedades mentales, traumas previos u otras causas alternativas a la disforia de género antes de proceder con la transición médica”. Estos médicos parecían basarse fundamentalmente en los informes del propio paciente que pedía el tratamiento; pacientes que venían preparados, sabiendo los puntos que tenían que tocar, aprendidos de sus fuentes online (que aconsejan, por ejemplo, amenazar con el suicidio si no se acepta la petición de tratamiento).

Littman ha sacado dos conclusiones de su investigación. La primera es que “el contagio social es una clave determinante del ROGD“. En otras palabras, la influencia de los amigos y de las redes sociales pueden implantar y, después, magnificar ciertas creencias que llevan a los adolescentes por el camino erróneo (en el transgenerismo como en otras patologías sociales de la adolescencia). Como dice Littman, la “‘disforia de género’ puede ser utilizada como una explicación para abarcar cualquier tipo de angustia, sufrimiento psicológico y malestar que afecte al adolescente, fomentando la transición como la solución que lo cura todo“.

La segunda conclusión es que para estos adolescentes el “ROGD es un mecanismo para lidiar con el estrés”. Esto significa que un paciente puede empezar a sufrir de disforia de género como “respuesta a un factor estresante cuyos síntomas pueden aliviarse de manera temporal, pero que no aborda las causas del problema y puede tener resultados adicionales negativos”. Un mecanismo similar para lidiar con el estrés, afirma Littman, es la anorexia: el paciente lidia con sus problemas emocionales subyacentes a través de un control extremo de su peso. El paralelismo entre anorexia y la disforia de género, sobre todo el ROGD, es notable.

Hay que reprimir la investigación

El estudio de Littman ha causado la indignación inmediata de los activistas LGBT, cuya posición, por defecto, es que cualquier investigación que ellos consideren problemática debe ser reprimida. La Brown University ha demostrado su valentía eliminado el estudio de su página web y pidiendo perdón por transgredir la nueva ortodoxia político-sexual. Está claro que para Brown la verdad no es un valor. Joy Pullmann ha relatado con todo detalle este giro sórdido de los acontecimientos.

Desde luego, hay que incluir a Olson entre quienes niegan la verdadera ciencia. Para ellos, rechazar la realidad biológica de cada célula del cuerpo es una decisión perfectamente racional. La posibilidad de que haya influencias psicológicas subyacentes -una posibilidad más que evidente para cualquier observador objetivo-, no es admisible.

El estudio de Olson no tiene en cuenta otros datos, como los numerosos casos previos de mujeres con disforia de género que, o bien interrumpieron su transición, o tomaron medidas para revertirla. Por ejemplo, una breve investigación llevada a cabo a lo largo dos semanas en 2016 encontró que 203 mujeres de este tipo habían publicado sus historias en redes sociales como Tumblr y Facebook. Pueden ustedes ver algunas de estas historias en esta página web.

La conclusión que Olson saca de su propia y limitada “investigación” es que se debe permitir a los niños tener acceso a mutilaciones que alteran su cuerpo y su vida. En ningún momento menciona el consentimiento de los padres, si bien las directrices médicas estándar requieren su consentimiento para poder tratar a menores. Al rechazar las directrices de la (muy politizada) World Professional Association for Transgender Health (Asociación Profesional Mundial para la Salud Transgénero), que recomienda que los menores no sean candidatos a cirugía hasta que hayan completado por lo menos un año de terapia hormonal, Olson defiende la cirugía basada en la “necesidad individual”, y no en la edad o en el tiempo pasado con terapia hormonal. No menciona la necesidad de prestar atención a los signos que advierten de la presencia del ROGD.

Los adolescentes saben perfectamente cuándo deben mutilarse

Haya presencia o no del ROGD, Olson niega rotundamente que un adolescente muy joven tenga menos capacidad de decisión que un adulto. Escuchen sus declaraciones en un congreso en California: “Por lo tanto, lo que sabemos es que los adolescentes tienen capacidad para tomar una decisión razonada y lógica”.

He aquí otra de sus alucinantes afirmaciones: “De hecho, la gente se casa con menos de 20 años. De hecho, la gente elige a qué universidad ir. De hecho, la gente toma en la adolescencia decisiones que alterarán su vida para siempre. Siempre. Siempre. Y, la verdad, la mayoría de ellas son buenas decisiones”.

En un impresionante rechazo a un posible arrepentimiento, Olson ha dicho: “Y he aquí otra cuestión sobre la cirugía de pecho: si en un futuro quieres pechos, vas y te los pones“. Pues bien. Uno se pregunta si Olson tiene la misma actitud ante el arrepentimiento en relación a la esterilización permanente causada por la terapia de sustitución hormonal y la gonadectomía. Después de todo, si en un futuro quieres hijos, puedes “ir y conseguirlos” por otros medios.

Es asombroso que investigadores tan irresponsables tengan acceso a niños vulnerables. Y que haya tantos es trágico. Y que sus actividades sean financiadas con dinero público es escandaloso. Bienvenidos al nuevo mundo de una investigación dirigida por la agenda política. ¿Cuántas vidas se tienen que destruir antes de que vuelva la cordura?

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/polemicas/513139719/Victimas-de-la-ideologia-de-genero-se-estan-haciendo-dobles-mastectomias-a-ninas-sanas-de-1-anos.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=513139719&id_boletin=556186164&cod_suscriptor=445331

Treta anti-padres en los dibujos animados: el mensaje LGBT, al final, como en «Hora de aventuras»

Que las series de televisión están siendo utilizadas por el lobby LGBT para introducir su mensaje no es ningún secreto y, con propósitos políticos más generales, ha sido explícitamente reconocido por los interesados. Ese adoctrinamiento subliminal se ha acercado  a los niños a través de los cómics de superhéroes, y no deja a salvo ni el cine infantil (Cigüeñas) ni las series de dibujos animados (Doctora Juguetes). El último caso es el de Hora de aventuras [Adventure Time], que en España puede verse en Boing (Mediaset), y sobre cuya escena de corte lésbico en el último episodio alerta LifeSiteNews:

La semana pasada, el programa Hora de aventuras de la cadena de televisión Cartoon Network se convirtió en el último ejemplo de la animación dominante en Estados Unidos al presentar a las jóvenes audiencias la atracción hacia el mismo sexo, poniendo de relieve una tendencia que parece que se está acelerando.

Estrenada en 2010, Hora de aventuras es una seria de aventuras fantásticas que mezcla humor y drama en un escenario surreal. El 3 de septiembre, el final de la serie incluyó una escena en la que dos personajes femeninos, Marcelina la Reina Vampiro y la Princesa Bubblegum, confirmaron años de insinuaciones y especulaciones por parte de los fans de que eran lesbianas al besarse en los labios.

“Sabíamos que si lo incluíamos, atraería la atención. Pero, ¿sería demasiada atención?”, ha dicho el productor ejecutivo Adam Muto, que ha explicado también que ese momento no estaba incluido en el guión original y que se incluyó ante la insistencia de la artista del storyboard, Hanna Nyström. “¿O estaríamos restándole demasiada importancia? Queríamos incorporar dicha escena; al fin y al cabo, uno no puede tener control sobre cómo la gente recuerda las cosas”.

El 9 de septiembre, TVLine llamó justamente la atención sobre cuántos momentos como ese han acabado introduciéndose en la animación americana -un ámbito que, en el pasado, estaba tan restringido que en ciertas cadenas de televisión se prohibían los puñetazos en los programas de superhéroes-, con una lista de lo que considera son los “10 shows LGBT más satisfactorios de la animación americana”. En la actual “edad del arcoiris de la televisión”, ha escrito Andy Swift, los personajes están “aceptando su sexualidad a un ritmo sin precedentes”.

Si bien la lista cita ejemplos más antiguos de programas como Los Simpson y personajes de dibujos animados dirigidos a adultos, como South Park de Comedy Central y BoJack Horseman de Netflix, también pone en evidencia momentos de programas dirigidos a niños y a audiencias de todas las edades.

La temporada más reciente del programa de Netflix Voltron: el defensor legendario reveló que el líder del equipo, Shiro, tenía un ex-novio que había fallecido. En el final del programa de Disney XD Gravity falls, el shérif Blubs y el agente Durland declaran: “Estamos locos de poder… ¡y de amor!”, sosteniendo el uno la cara del otro.

El programa Steven Univers de Cartoon Network ha incluido este año una boda lesbiana, mientras que la temporada final de La leyenda de Korra de Nickelodeon ha terminado con la heroína del título agarrada de la mano de su compañera Asami, imagen que, según confirmaron los creadores más tarde, debía revelar una relación romántica.

Pride.com también incluye Sailor Moon CrystalStar contra las fuerzas del malDanger & EggsSakura, cazadora de cartasUna casa de locos y Clarence como “programas modernos para niños con personajes gays increíbles”. Incluso la serie de dibujos animados dirigida a un público preescolar Doctora Juguetes mostró el año pasado a una pareja de madres lesbianas.

Al final, cuando ya no hay tiempo de reacción

Varios de los ejemplos mencionados antes se transmitieron durante el final de la serie, lo que sugiere que los creadores eligieron el momento para incluir el contenido LGBT de modo tal que los padres ofendidos ya no pudieran afectar a los índices de audiencia de los programas.

“La gente normal ya no podrá exigir una marcha atrás, porque han renunciado a su derecho a exigir medios de comunicación seguros para sus hijos“, se ha lamentado el escritor William Usher al ver la evolución que ha tenido Hora de aventuras: “Esto también forma parte de la agenda progresista, en la que incluyen cosas que casi parecen favorables a la familia y luego las socavan con propaganda política”.

Usher indicó que los momentos de celebración LGBT deben preocupar especialmente a los padres a la luz del reciente estudio de Lisa Littman, que Usher ha resumido con el descubrimiento de que “muchos adolescentes que declaran sufrir de disforia de género, se limitan a seguir la presión social de la moda que llevan a cabo las redes sociales, tomadas por los activistas autodenominados ‘guerreros de la justicia social'”.

En última instancia, la evolución de programas como Hora de aventuras y Voltron parecen reivindicar la advertencia del analista Jeff Johnston, de Focus on the Family, que en 2015 dijo a LifeSiteNews que “veremos más y más cosas como esta”, porque la televisión infantil “es un reflejo de lo que ya hay en nuestra cultura”.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/polemicas/352962122/Treta-anti-padres-en-los-dibujos-animados-el-mensaje-LGBT-al-final-como-en-AHora-de-aventurasA.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=352962122&id_boletin=45914038&cod_suscriptor=445331

Hungría no impartirá ideología de género en la Universidad por no ser un conocimiento científico

El presidente de Hungría, Víktor Orbán, ha decidido cerrar las puertas de las universidades húngaras a una de las titulaciones más ideológicas de las surgidas bajo la influencia del marxismo cultural, los “estudios de género”, alegando que “esos cursos son una ideología, no una ciencia” y “no hay razones económicas ni laborales para estudios como éstos”, explica la web Religión Confidencial.

En la actualidad, hay dos universidades húngaras que imparten los cursos de ideología de género: la Universidad Centroeuropea, una universidad privada financiada por el multimillonario George Soros, y la Eötvös Loránd de Budapest, de titularidad estatal.

La ideología de género defiende que el sexo es una mera construcción cultural, una opción, no algo vinculado a la biología, “y la actual división de sexos responde a un esquema en el que los hombres son los opresores y las mujeres son oprimidas”, según se expone en el material utilizado por los “estudios de género” en Hungría.

13 alumnos en todo el país

La base de esos estudios surge en las filas marxistas de autoras como Simone de Beauvoir y Shulamith Firestone, que “defendían el aborto como una forma de liberar a las mujeres de la tiranía de su biología reproductiva, toda mujer es homosexual por naturaleza (Beauvoir) y la URSS era la panacea del feminismo”.

Las universidades húngaras acaban de recibir un documento del Ministerio de Capacidades Humanas y del Ministerio de Justicia para poner fin a los “estudios de género” en el país, alegando que “no hay razones económicas para estudios como éstos, por lo que tenemos motivos para suponer que no se creó en respuesta a las necesidades del mercado laboral, y tampoco para proporcionar a los estudiantes habilidades que puedan prepararles directamente para el mercado laboral”, como ha señalado el portavoz del Gobierno húngaro Zoltan Kovacs.

En el Gobierno están convencidos de que “esta titulación sirve en la práctica para formar a activistas de izquierdas y de los grandes grupos de presión LGTB, situándolos en instituciones públicas, ONGs y medios de comunicación”, señalan a este digital fuentes próximas al proceso.

El portavoz del Gobierno de Hungría, por otra parte, ha señalado que “también es cuestionable hasta qué punto los estudios admiten que un número tan bajo de estudiantes es económico y sostenible”: actualmente hay 13 alumnos en el país, 2 en la Centroeuropea y 11 en la Eötvös Loránd de Budapest.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/vida_familia/212044452/Hungria-no-impartira-ideologia-de-genero-en-la-Universidad-por-no-ser-un-conocimiento-cientifico.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=212044452&id_boletin=259674892&cod_suscriptor=445331

El mal que hace la insensata ideología de género

Una de las intervenciones más esperadas en el congreso Gender & Sex que tuvo lugar en Madrid el pasado 23 de febrero fue la de Gabrielle Kuby, autora de La Revolución Sexual Global. Allí fue entrevistada por La Contra TV sobre el enorme daño que causa la ideología de género a la sociedad, al esforzarse por destruir la identidad complementaria de las personas como hombres y mujeres.

El Ministerio confirma que la asignatura de Valores Cívicos incluirá feminismo e ideología de género

La ministra de Educación, Isabel Celaá, sigue con su ofensiva educativa que se traduce en el arrinconamiento de la escuela concertada, el ataque a la asignatura de Religión y la imposición de una asignatura obligatoria llamada Valores Cívicos.

Sobre esta nueva asignatura se podía intuir el tipo de contenido que tendría, pero poco a poco los peores augurios se están confirmando. Este viernes, el diario ABC informa que el Ministerio ha confirmado a la Asociación Nacional de Editores de Libros de Texto que modificará en torno al 20% del contenido de los libros que tendrán que elaborarse para impartir este nuevo invento.

Feminismo e ideología de género

La propia ministra confirmó que los contenidos de la asignatura estarán marcadas en una proporción nada pequeña por la ideología de género y el feminismo. “Obviamente, el feminismo y estudiar el mundo desde los valores de las mujeres debe entrar, todo eso tendrá su ubicación dentro de los valores”, explicó.

La asignatura de Valores Cívicos formará parte del currículo escolar en el curso 2019-2020, como también sucedió con Educación para la Ciudadanía, impuesta por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. Será obligatoria y contará para la media.

Por el contrario, la Religión deja de tener efectos académicos y no contará para la obtención de becas y ayudas. No será alternativa de ninguna otra, como sucede ahora.

Educación para la Ciudadanía 2.0

El anuncio de la ministra de la vuelta a esta asignatura ha reactivado las críticas de un sector de los padres de alumnos. En este sentido, hay que recordar que, a partir de 2005, fecha de implantación de Educación para la Ciudadanía, más de 52.000 padres presentaron unos 400 recursos judiciales. El Tribunal Supremo les dio la razón con el argumento de que no era adecuado introducir “temas conflictivos”.

La cascada de reacciones a una asignatura que pudiera asimilarse a Educación para la Ciudadanía, augura una fuerte oposición a las intenciones del Gobierno socialista de Pedro Sánchez. Las más de 70 plataformas que se constituyeron en su día, empiezan a organizarse para dar la batalla política y judicial.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/espana/184806740/El-Ministerio-confirma-que-la-asignatura-de-Valores-Civicos-incluira-feminismo-e-ideologia-de-genero.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=184806740&id_boletin=271729407&cod_suscriptor=445331

La agenda LGTBI se está imponiendo coactivamente en España a través de la legislación

Lourdes Méndez, doctora en Derecho y miembro del Congreso de los Diputados entre 2004 y 2015, denuncia que la agenda LGTBI se está imponiendo coactivamente en España a través de la legislación, que introduce en todos los ámbitos la ideología de género camuflada como políticas de igualdad y no discriminación. Fuente: La Contra TV.

El Gobierno oficializa un día del orgullo LGBTI e intensificará el adoctrinamiento en las aulas

El Consejo de Ministros de este viernes acordó “declarar el 28 de junio como Día del orgullo LGBTI” como muestra del “reconocimiento y protección” del Ejecutivo de Pedro Sánchez con “la población LGBTI” (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales).

Además, el Gobierno “promoverá la lucha contra la discriminación por identidad de género u orientación sexual en las aulas“, lo que en la práctica de las medidas ya implementadas en ese sentido se traduce en una intensificación del adoctrinamiento de los niños y adolescentes en la ideología de género y la normalización activa de las relaciones homosexuales.

La ministra de Educación y portavoz del Gobierno, Isabel Celáa, anunció además en la rueda de prensa posterior al Consejo que volverán a financiarse con fondos públicos los tratamientos de reproducción asistida a mujeres solas y parejas lesbianas. A partir de 2014, una decisión de la entonces titular del Ministerio, Ana Mato, vinculó la oferta de dicho servicio por el Sistema Nacional de Salud a razones exclusivamente médicas, esto es, la existencia de un problema de esterilidad.

Algunas comunidades autónomas, entre ellas Andalucía, de donde ha sido consejera de Sanidad la actual ministra del ramo, Carmen Montón, asumieron ese coste extendiendo el servicio por razones ideológicas, esto es, la pretensión de que se financien técnicas de reproducción asistida a personas que podrían tener hijos mediante reproducción natural.

De ahí que el mismo Ejecutivo socialista haya vinculado esta nueva cobertura de la Sanidad pública, no a razones asistenciales sino, en palabras de la propia portavoz, a la celebración esta semana del Orgullo LGTBI, y como “un apoyo a la diversidad” al que quiere sumarse el Ejecutivo.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/espana/623697157/El-Gobierno-oficializa-un-dia-del-orgullo-LGBTI-e-intensificara-el-adoctrinamiento-en-las-aulas.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=623697157&id_boletin=378020951&cod_suscriptor=445331