En Educación, ¿derechos y libertades o imposición?

Parece mentira que a estas alturas del siglo XXI en España todavía no estén afirmados definitivamente derechos/deberes y libertades propias de un Estado de Derecho, de un Estado democrático. Esto es así porque todavía no ha calado en sectores de la sociedad, como algunos partidos políticos, sindicatos, asociaciones y personas individuales, que todos tenemos derecho al ejercicio, promoción y defensa de lo que nos es más íntimo: la libertad y la vida trascendental, que para algunos está fundada en su propia religión y para otros en su espiritualidad.

España, con la Carta Magna, su Constitución, había alcanzado un consenso en materia de educación que viene reflejado especialmente en sus artículos 16 y 27, inspirando leyes educativas que permiten -aunque no plenamente- el ejercicio de derechos/deberes y libertades. Este verano la Sra. Celaá, ministra de Educación, ya puso en tela de juicio este consenso, haciéndolo evidente con el Proyecto de Reforma Educativa a la LOMCE, redactado de modo unilateral y arbitrario, sometido últimamente a una “consulta ciudadana” con prisa y por cubrir el expediente, y que había hecho público antes de concluir el plazo de esa consulta.

Una vez más se ataca a la libertad y a la religión en la escuela, como si la identidad del partido del Gobierno fuera la de un laicismo excluyente superado con la proclamación de la Constitución, y superado por la sociedad civil, que seguro no ve que el problema fundamental de España sea la asignatura de religión en la escuela. Una asignatura que cada año viene refrendada por las familias en porcentajes altos, lo que pone de manifiesto que se la elige porque es necesaria para la educación integral de los hijos; además, se la elige libremente, pues nadie está obligado a cursar la materia. La escuela está obligada (por ley) a ofrecer esta asignatura porque la educación integral es su finalidad. Pero esta educación, al no existir un pacto de Estado, vuelve a estar sometida a los vaivenes de las ideologías de los partidos de turno, no terminando de comprender que la asignatura tiene carácter académico, articulado según la ley educativa.

Hay que decir que fue voluntad del partido del Gobierno abandonar la mesa que estudiaba el Pacto Educativo de Estado. En la gran mayoría de los países de Europa (exceptuando parte de Francia porque en Alsacia y Lorena la asignatura se basa en el Régimen Concordatario) existe la asignatura de Religión en el currículo escolar, de modo estable y regular, con una carga lectiva semanal que en algunos de ellos llega a las 3 horas de clase, estando incluida de distintos modos. Una vez más, el Gobierno evita fijarse en Europa o en los países que tienen un alto grado de desarrollo y de éxito escolar como es el caso de Finlandia, Dinamarca, Austria, Bélgica, Luxemburgo, Suecia, Reino Unido o Alemania, donde la signatura tiene carácter confesional, obligatorio o de posible exoneración en algunas regiones de estos países, incluso con valoración de exámenes públicos. Por el contrario, ignora el valor académico y la necesidad de cursarla para el desarrollo y promoción cultural y social de la persona, limitando o dificultando la elección de la asignatura al devaluarla proponiendo que no cuente para la nota media, eliminando también la materia alternativa, en un ejercicio autoritario y excluyente de los derechos/deberes y libertades de los ciudadanos y las familias. Al fin y al cabo, las familias que eligen libremente religión también pagan las tasas al Estado con las que se financia la educación.

Después de que la señora ministra haya publicado oficialmente el proyecto de reforma de la vigente ley educativa se reunirá con los obispos, pero bien temo que las conclusiones ya las tiene decididas y que pondrá, una vez más, en tela de juicio los fundamentos del Estado de Derecho; por tanto, lo que está en juego es la misma libertad, con todas sus consecuencias. Los obispos dialogarán, querrán mostrar, reclamarán… pero pertenece, en primera instancia, a las familias la reivindicación de su participación política en estos asuntos, pues la presencia de la Iglesia se debe en cuanto subsidiaria de la familia, estando al servicio de ésta, acompañándola en su vida social.

Por tanto, las familias, y las síngulas personas no debemos quedarnos cruzados de brazos ante la responsabilidad que tenemos en la educación de nuestros hijos. Digamos o hagamos algo, porque la Iglesia no tiene soluciones técnicas que proponer ante los problemas sociales (Cfr. encíclica Sollicitudo Rei Socialis, nº. 41), lo que sí tiene es el derecho y deber de dar orientaciones para que los derechos sean respetados; en primer lugar, los derechos al desarrollo integral y los de la libertad. Propongamos una presencia curricular de la asignatura de religión católica, de elección libre, seria y rigurosa, con una carga lectiva digna, evaluable para todas las etapas educativas (infantil, primaria, secundaria obligatoria y bachillerato), y que cuente para la nota media, como las demás asignaturas fundamentales, con una asignatura alternativa también seria, rigurosa y evaluable. Propongamos que la libertad de elegir centro educativo se mantenga, permitiendo que la “demanda social” sea tenida en cuenta, todo ello porque prima la voluntad de las personas sobre las ideologías, estructuras e instituciones (instrucción Libertatis Conscientianº 75).

Julia Gutiérrez Lerones es delegada de Enseñanza del arzobispado de Valladolid.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/opinion/52502306/En-Educacion-Aderechos-y-libertades-o-imposicion.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=52502306&id_boletin=716852077&cod_suscriptor=445331

Éxito de la Manifestación en Logroño de la Asociación “Los niños son intocables”

   El pasado sábado 29 de diciembre tuvo lugar una manifestación en Logroño, a las 6 de la tarde, con la afluencia de unas 300 personas. Organizada por la Asociación Los niños son Intocables, recorrió varias calles de la ciudad explicando cómo sin estar aún aprobada la proposición de ley que pretende imponerse en La Rioja, permitiendo el adoctrinamiento LGTBI en las escuelas riojanas, ya se están impartiendo charlas y talleres LGTBI sin el conocimiento de los padres, contraviniendo derechos recogidos en la Constitución (arts 16.1 y 27.3) y en la Declaración Universal de Derechos Humanos (art 26.3). En ese sentido, la asociación pretende informar a los padres y alertar contra una política educativa seriamente intervencionista y discriminatoria de la cual es responsable la clase política actual y sus medios afines en general y que lamentablemente ya se está poniendo en práctica mediante leyes aprobadas en otras comunidades autónomas como por ejemplo Navarra, donde ya está siendo polémico el intento de adoctrinar a niños de 0 a 6 años con juegos eróticos. La asociación también está recogiendo firmas para pedir al Gobierno de la Rioja una ley que obligue a los centros educativos a informar y pedir autorización a los padres para impartir cualquier tipo de charla, programa o taller, que esté fuera del programado por la Consejería de Educación a comienzo del curso escolar y/o que tenga que ver con contenidos sexuales y/o de género.

   Durante la manifestación se decían consignas como “Los niños son intocables” o “Con los niños no te metas”. Puedes ver algún vídeo en el enlace de Facebook:

 

Esta es una foto final con algunos de los asistentes:

IMG-20181229-WA0012

Este tipo de acciones son importantes, pues muchos padres todavía desconocen cómo se está adoctrinando a sus niños en las aulas, en una materia tan delicada como la afectividad y la sexualidad, y a edades muy tempranas.

Uno de los asistentes llevaba un cartel muy clarificador:

20181230_183357

Les facilitamos los enlaces del cartel:
“La nueva asignatura de la ministra Celaa explicará a niños de 10 años qué es el coito anal y el sexo oral”:
“El Colegio Americano de Pediatras declara: Transexualizar a los niños es un abuso de menores”:
“Michelle Cretella, presidenta del Colegio Americano de Pediatras: Si transexualizar a los niños no es un abuso de menores ¿Entonces qué es?”:

Libertad educativa: clarificador ataque

«El derecho no es de ustedes»: así de claro lo afirmó en el parlamento navarro Marisa de Simón, coordinadora de Izquierda Unida en la comunidad foral, en referencia al derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones. Una afirmación contraria a la Constitución, pero muy real en la legislación educativa nacional y regional y en numerosas disposiciones ministeriales y de las correspondientes consejerías de Educación. En Navarra se ha aprobado, por ejemplo, el sectario y totalitario programa Skolae, que el gobierno que preside Uxue Barkos pretende imponer en toda la enseñanza: privada, concertada y pública. Y la reforma educativa anunciada por la ministra Isabel Celaá (quien considera que la iniciativa social en materia de enseñanza solo debe ser «subsidiaria» del Estado) camina en el mismo sentido.

Skolae y la paradoja de la igualdad

Uno de los pilares del programa Skolae, que el gobierno de Navarra ya ha impuesto en un centenar de colegios sin apenas informar y sin el permiso de numerosos padres, es que “las sociedades instruyen a niños y niñas para que se apropien, entre otros, de los comportamientos considerados apropiados para cada sexo”. Todo esto “perpetúa el uso del poder y la dominación sobre las mujeres”. Luego se comentan casos concretos. Por ejemplo, “las elecciones de las profesiones de los alumnos y alumnas están marcadas por estereotipos de género”, lo que se traduce en que “los chicos eligen mayormente formaciones cientificotécnicas y las chicas opciones relacionadas con las ciencias sociales y humanas”.

¿Es verdad esto que sostiene Skolae?

La paradoja de la igualdad, así se titula un vídeo-reportaje del año 2010 sobre la aplicación de políticas de igualdad de género en Noruega. Se trata del tercer país del mundo con mayor igualdad de género (datos de 2017), y se suele presentar como un modelo a seguir por el resto de naciones. Así que cabría esperar que en sus centros de trabajo existiera paridad entre hombres y mujeres. Sin embargo, en las empresas de ingeniería se encuentra una mayor presencia masculina y en los hospitales y ambulatorios femenina. De hecho la desigualdad es mayor que en países donde no se aplican políticas igualitarias.

A pesar de este “fracaso”, algunos se empeñan en culpar a la sociedad, igual que en Skolae, porque supuestamente impone roles a los niños y a las niñas que desembocan en esta elección. Y es que uno de los sociólogos entrevistados en el vídeo-reportaje llega a afirmar que hombres y las mujeres solo se diferencian en el aparato reproductor.

El profesor Richard Lippa, de la Universidad de California (Estados Unidos), no opina igual. Encuestó a doscientas mil personas de 53 países de todo el mundo sobre sus intereses laborales y encontró grandes diferencias. Las mujeres prefieren actividades de contacto con gente y los hombres más de tipo ingenieril o mecánico.

Simon Baron Cohen, psicólogo y profesor de la Universidad de Cambridge, tampoco opina que mujeres y hombres se diferencien solo en el aparato reproductor. Ha encontrado diferencias innatas en niños y niñas. En el primer día de vida de una serie de recién nacidos, al ponerles delante un objeto mecánico y una cara, las niñas se fijaban más en la cara y los niños más en el objeto mecánico. Después averiguó que esto se debe a que hombres y mujeres producen cantidades diferentes de hormonas. En el caso de la testosterona, la presencia de esta hormona en un hombre es típicamente el doble que en una mujer. Así que decidió examinar los niveles de testosterona en una serie de individuos desde su nacimiento hasta los 8 años, lo que le permitió descubrir que el patrón de intereses depende del nivel de testosterona (las niñas con nivel más alto tienen mayor interés por juguetes típicamente masculinos).

También se sabe que los niños y niñas de 9 meses eligen juguetes diferentes, de acuerdo con un experimento que hizo Trond Diseth, profesor de psiquiatría infantil de la Universidad de Oslo.

Además, Anne Campbell, profesora de psicología evolutiva de la Universidad de Durham, afirma que nuestros antecesores juegan un papel en el comportamiento de la generación actual. En el pasado las mujeres se han dedicado más a dar a luz, a la crianza y a mantener buenas relaciones con su entorno. De ahí que el sexo femenino muestre mayor predisposición hacia actividades sociales. Lo anterior concuerda con que en situaciones de estrés las mujeres suelan preferir estar acompañadas, mientras que los hombres optan más por estar solos. De ahí el mayor interés por parte de los hombres en desempeñar tareas de tipo técnico, mientras que las mujeres se inclinan más por las de tipo social.

Entonces, si ya se sabe esto, ¿para qué obsesionarse con 50% de hombres y 50% de mujeres en cada trabajo? Creo que hay que apoyar más bien que cada cual desempeñe el trabajo que más les guste. Pero Skolae se empeña en que “la masculinidad y la feminidad son representaciones de los significados y de las características que cada sociedad asigna a hombres y mujeres”. Y en el programa podemos encontrar cosas como “inventar cuentos con bomberas, enfermeros, mujeres gruistas, etc.” o que “todas las criaturas juegan con todo”. ¡Pero si acabamos de ver que niños y niñas con un día de vida tiene preferencias diferentes! ¿Qué más pruebas hacen falta? No niego que la sociedad juegue su papel, pero no hay que olvidar la componente biológica, muy significativa e ignorada en Skolae, probablemente porque no le encaja con la ideología que tiene de fondo. Creo que hay que dejar a nuestros hijos que jueguen a lo que quieran y que se ilusionen con la profesión que más les guste. En el fondo hay que dejarles ser niños y niñas.

Publicado en Diario de Navarra.

10 razones de colegios concertados, padres y profesores para rechazar la reforma educativa del PSOE

El Gobierno de España sigue adelante con la tramitación parlamentaria de la reforma educativa con la que pretende arrinconar y atacar la educación concertada, opción elegida por cientos de miles de padres en España, y del que un porcentaje importante de centros son católicos.

Ante esta ofensiva del Ejecutivo socialista, asociaciones que agrupan a centros de educación concertada, padres y sindicatos de profesores se han unido para defender un modelo con una gran demanda social. CECE, Cofapa, Concapa, Escuelas Católicas, USO o FSIE, son algunos de los firmantes de un decálogo que ofrece “10 razones para rechazar el cambio de la legislación educativa española que nos quieren imponer”.

Estos son los 10 puntos:

1. Se escuda en una urgencia educativa que no existe

Los aspectos más controvertidos de la LOMCE no se están aplicando y realmente responde a un interés político e ideológico partidista.

2. Carece del más mínimo consenso

Esto es fundamental para dar estabilidad al sistema educativo español; los mismos que criticaron la LOMCE por impositiva y abandonaron la Subcomisión parlamentaria del Pacto Educativo proponen ahora una nueva ley sin consenso ni participación.

3. Asfixia el derecho a la libertad de enseñanza

Omite cualquier referencia a la misma pese a ser un pilar del artículo 27 de la Constitución, que dice textualmente que “se reconoce la libertad de enseñanza”. Además, los artículos 27.5 y 27.6 establecen que “los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados y la creación de centros docentes (27.5)” y que “se reconoce a las personas físicas y jurídicas la libertad de creación de centros docentes, dentro del respeto a los principios constitucionales”.

Resultado de imagen de 10 razones para rechazar concertada uso

4. Restringe el derecho de las familias a elegir el tipo de enseñanza que quieren para sus hijos

Elimina el concepto de ‘demanda social’ como criterio al tener en cuenta la programación y al suprimir la referencia a los padres como principales responsables de la educación de sus hijos.

5. Relega a la enseñanza concertada a un papel secundario

Sin embargo, la legislación española y la europea, así como diversos pronunciamientos judiciales, reconocen su carácter complementario y por tanto en el mismo nivel que la pública.

6. No incorpora ninguna medida que mejore las condiciones de los profesores de los centros concertados.

De hecho, incluso perjudica a los trabajadores de dichos centros al eliminar como criterio prioritario en la admisión de alumnos que el padre o la madre del niño trabaje en el centro.

7. Conculca el derecho a la dirección de centro

Incluye la figura del representante del ayuntamiento en el consejo escolar de los centros como una especie de ‘comisario político’ que puede cuestionar el proyecto educativo por el que ha sido elegido cada centro.

8. Suprime las referencias a la asignatura de Religión

Esto se da en la regulación de distintas enseñanzas (Primaria, ESO y Bachillerato), remitiendo el cumplimiento de los Acuerdos Iglesia-Estado a una posterior e incierta normativa reglamentaria.

9. Omite las necesarias previsiones económicas

Esto es fundamental para hacer frente al coste real del puesto escolar, de manera que su financiación se equipare con la de los centros públicos.

10. Adopta algunas medidas académicas dudosas

Se proclama la importancia de la importancia de la evaluación pero se reducen los requisitos para promocionar (en Bachillerato se podrá titular con una asignatura suspensa) y se limita o se oculta el conocimiento de las pruebas de diagnóstico.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/espana/805721742/10-razones-de-colegios-concertados-padres-y-profesores-para-rechazar-la-reforma-educativa-del-PSOE.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=805721742&id_boletin=679684735&cod_suscriptor=445331

Movilización en Logroño en contra de la imposición de la “educación” sexual en la escuela

El día 29 de Diciembre, sábado, a las 18.00 horas, muchos padres estaremos en la plaza del ayuntamiento de Logroño, para exigir una ley al Gobierno de La Rioja que nos permita elegir si queremos que nuestros hijos reciban charlas y talleres sexuales, que afectan las vidas personales de los niños.

DESPERTEMOS COMO PADRES Y PROTEJAMOS A NUESTROS HIJOS CONTRA ESTA MANERA DE “EDUCAR”.

Convoca la Asociación “Los Niños son Intocables”. ADVCE apoya esta movilización y anima a su participación. Se trata de un asunto muy importante, pues la felicidad de nuestros hijos está en peligro.

El asunto es fácil: ¿Eres padre o vas a serlo? ¿Deseas que eduquen a tus hijos en tu lugar? Pues si te quedas parado el Estado educará todavía más a tus hijos en sus ideologías, porque ya lo está haciendo en varios campos.

¿Tanto cuesta el que los centros informen a las familias para que estas decidan si sus hijos participan o no en las actividades?

mani los niños son intocablesmani mapa

Crítica certera a la ideología de género

Christian Rosas es representante de la coordinadora Con mis hijos no te metas, que lucha con eficacia contra la imposición del adoctrinamiento infantil en ideología de género a través de los colegios. El 22 de noviembre de 2017 intervino en un el foro internacional Importancia del fortalecimiento de la familia ante las amenazas del siglo XXI, que tuvo lugar en el Congreso peruano. En apenas unos minutos desmontó con contundencia el dogma apriorístico esencial de ese constructo ideológico. Pincha aquí para ver su intervención íntegra.

La reforma educativa del Gobierno, contra la Religión, los derechos de los padres y la concertada

La reforma de la LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa) pactada con Podemos por la ministra de Educación, Isabel Celáa, ha quedado plasmada en un documento previo al debate con la comunidad educativa: Propuestas para la modificación de la Ley Orgánica de Educación.

La estrategia del Gobierno de Pedro Sánchez consiste en lograr los apoyos necesarios para la aprobación de la ley concediendo a los independentistas sus objetivos educativos plenos: “Es buena a grandes rasgos”, afirmó sobre la propuesta el consejero de Educación de la Generalitat de Cataluña, Josep Bargalló, augurando el voto positivo de los nacionalistas, que consiguen que se elimine la regulación por el Estado del uso de la lengua cooficial y de la escolarización en ella, y por tanto de la exención de cursar o ser evaluado en la lengua cooficial.

Pero los principales objetivos de la ley son claramente ideológicos. El presidente de la Concapa (Confederación Católica de Padres de Familia y Padres de Alumnos), Pedro Caballero, considera que estamos ante “una atrocidad contra la libertad de las familias y una vulneración flagrante de su libertad”.

En esa misma línea, el director general del Foro de la Familia, Javier Rodríguez, considera que “la libertad de enseñanza queda mermada más aún“, con la inclusión de políticos en los órganos de gobierno de los centros, la imposición de “valores éticos” por parte del Estado y la eliminación de la asignatura de Religión. Por todo ello pide que se devuelva el derecho de educación de los menores a quienes lo gestionan hasta su mayoría de edad, que son los padres y que se respete “la libertad de enseñanza de los centros docentes para establecer su carácter pedagógico”.

Batería de medidas contra la libertad de enseñanza y los derechos de los padres

Los puntos fundamentales de la propuesta del Gobierno que afectan a la libertad de enseñanza son los siguientes:

-Fomentar la coeducación y la educación emocional, supuestamente en prevención del acoso y para mejorar la convivencia (I.5).

-Imposición de una asignatura de “Educación en valores cívicos y éticos” en dos cursos: uno en el segundo o tercer ciclo de educación primaria, y otro en 2º o 3º de la ESO (II.5).

-Eliminación de la obligación de una asignatura alternativa a la Religión (III.1).

-Dejar de considerar la Religión como materia específica en 1º y 2º de Bachillerato (III.2).

-Que la nota obtenida en la asignatura de Religión deje de computar para el cálculo de la media en acceso a la universidad o becas (III.3).

-Se modificará la composición de los consejos escolares, reincorporando a representantes del Ayuntamiento (V.2), al mismo tiempo que se refuerzan las competencias del consejo escolar en la dirección del centro (V.1).

-Limitaciones en la autonomía de los centros para la selección de su alumnado (V.8) y de su profesorado (V.10).

-Eliminar la demanda social como factor a tener en cuenta por los poderes públicos en “la programación general de la enseñanza”, es decir, en la concesión de conciertos económicos a iniciativas educativas no públicas (VI.1).

-Obstaculización a la educación diferenciada, a pesar de las sentencias del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo en el sentido de que no puede discriminarse a un centro por elegir esa modalidad de enseñanza. La reforma de Sánchez-Celaá, sin embargo, estipula como principio “reforzar el principio de no discriminación por género en el régimen de conciertos” y eliminar de la ley actual “la referencia a que la ‘educación diferenciada’ no se considera discriminación por género”. También “se reforzará la prioridad en el régimen de conciertos para los centros que se organicen bajo el principio de coeducación” (VI.2)

-Reforzamiento del control externo sobre los centros concertados en la admisión de alumnos (VI.5) y en la selección y despido del profesorado (VI.6), en particular en este último caso, donde se pide “recuperar el papel de la Administración educativa”.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/espana/792777154/La-reforma-educativa-del-Gobierno-contra-la-Religion-los-derechos-de-los-padres-y-la-concertada.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=792777154&id_boletin=172951400&cod_suscriptor=445331

Skolae: invasión de conciencias infantiles

Soy plenamente consciente de que las discusiones suelen ser estériles y la dialéctica no suele conducir a nada.

También, de que a estas alturas el título del artículo no puede ser más cansino. Pero como madre navarra no me queda más remedio que afrontarlo y escribir unas líneas como pequeña contribución en defensa de la obviedad.

Durante este mes me decía a mí misma que no pensaba escribir sobre el tema porque “se puede luchar contra la ignorancia, contra la intolerancia y contra el fanatismo… si vienen por separado. Pero si llegan a la vez y quieres conservar la salud, lo más razonable es poner pies en polvorosa” (William Faulkner). No quiero ser alarmista, pero menos aún una irresponsable. La realidad se parece cada vez más a la ciencia-ficción, la de las distopías.

En Navarra, los chats de padres del colegio llevan un mes hirviendo con el tema. Ese bucle de indignación que se genera a través de los grupos de whatsapp no me parece sano y sí bastante estéril. Al escribir, pienso en los niños que tendrán que responder este curso a la pregunta sobre “¿Cuántas personas me atraen en estos momentos de mi mismo sexo?” Y me pregunto: ¿cuántos padres, tengan las creencias e incluso la orientación sexual que tengan, invadirían con semejante pregunta la intimidad de sus hijos?

Como ya muuuchos han dicho muuuucho antes que yo, Skolae no es un programa de educación sexual ni de igualdad sino de adoctrinamiento e instrucción ideológica. Los conceptos “deconstrucción de la masculinidad”, “heteropatriarcado”, “androcentrismo”, “indicadores de género”, “empoderamiento” o “construcción de nuevas identidades” son una constante en el texto del programa.

“En una época donde a la mentira le llamamos ‘posverdad’ y al totalitarismo social ‘corrección política’, no es difícil quedar a expensas de un grupo —por pequeño que sea— organizado y dispuesto a imponer cualquier disparate ante una mayoría aterrorizada de que la etiqueten si se le ocurre oponerse” (Jorge Marirrodriga, “Más Platón y menos «Dora la exploradora»“, en El País).

Para los que no conozcáis el tema, el programa de coeducación Skolae. Creciendo en igualdad pretende facilitar, según el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra, el aprendizaje de una competencia global que permita elegir a niños y niñas el proyecto vital propio desde la libertad y la diversidad de opciones, sin condicionantes de género, aprendiendo a identificar las desigualdades, a luchar contra ellas y a ejercer su derecho a la igualdad en el ámbito de su cultura, religión, clase social, situación funcional, orientación sexual, etc. El programa no ha sido consensuado ni negociado en ninguno de los órganos de participación de la comunidad educativa y parte de un concepto equivocado de “coeducación”, otorgando a las instituciones y profesorado un papel que no les corresponde, saltándose el principio básico de neutralidad ideológica de la Administración Educativa al tomar claro partido sobre problemas sobre los que no existe un generalizado consenso moral (Sentencia del Tribunal Supremo de 11 de febrero de 2009).

No me gusta alimentar polémicas porque con frecuencia son controversias artificiales e interesadas, diálogos de sordos en los que cada parte se enquista más en su postura sin atender a razones. No me gusta tampoco acercarme a la realidad desde el prejuicio. He leído el programa Skolae completo con actitud de buscar en él algo positivo y no solo aberraciones extractadas para llevarme las manos a la cabeza de manera histérica.

Pero he de decir que, salvo la bienintencionada actitud de trabajar por la igualdad, la corresponsabilidad, el respeto y aceptación a cada persona y contra la homofobia (que suscribo plenamente), me parece un programa diseñado por pseudoexpertos, de los que no conocemos ni nombres ni profesión, que se limita a trasladar a la educación de nuestros hijos algunas obsesiones posmodernas sobre género e igualdad, incluyendo algunos ejercicios cargados de erotismo y, en general, manipulando y contaminando su conciencia con la ideología de género.

Ideología de género que Skolae entiende como expresión de igualdad entre hombres y mujeres, equidad de género e incluso feminismo, pero que en realidad es una ideología política que, además, camufla las verdaderas causas de la desigualdad. Habría tanto que hablar sobre esto…

Además de ideología de género, percibo en Skolae un claro culto al sentimiento, poniéndolo en el centro de la vida de los niños frente a la amplitud y solidez de la razón. Así, se les transmite continuamente que “lo real es lo que siento y lo que yo construyo”. Es cierto que la educación emocional es clave y en mi generación fue muy deficitaria (nací en el 78), pero ninguna reacción pendular es equilibrada.

Condicionar la educación de nuestros niños a lo que en cada momento está en el candelero social y mediático es de una enorme frivolidad. Pero permitirse entrar a caballo en la intimidad de su conciencia y de su todavía frágil identidad es una aberración que no debemos permitir. La conciencia de mis hijos es un lugar sagrado también para mí que soy su madre. Un lugar en el que debo entrar habiéndome descalzado antes y en contadas ocasiones. Un lugar que sólo les pertenece a ellos por pequeños que sean y que nadie debe pisotear entrando a caballo a sembrar caos y confusión.

Mantengámonos firmes, que no inamovibles, en nuestras convicciones. Si vacilamos, nos derrotarán. Y ya van ganando. Hablo de una batalla espiritual, nunca ideológica y menos aún personal. Es tal la falta de sentido común, que no creo que sea posible ganarla a estas alturas a base de argumentaciones.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/opinion/969785495/Skolae-invasion-conciencias-infantiles.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=969785495&id_boletin=836079887&cod_suscriptor=445331

La Generalitat valenciana hostiga la clase de religión: 50 institutos con problemas o sin profesores

Las diócesis de la región valenciana han difundido sus quejas, a las 6 semanas de haberse iniciado el curso: la Administración autonómica (en manos de una alianza de los socialistas con la izquierda nacionalista de Compromís) está hostigando a la clase de religión en las escuelas.

Hay al menos 50 institutos donde las familias piden la asignatura para sus hijos pero la Administración bloquea a los profesores o pone todo tipo de pegas.

Como explica una información en Levante-El Mercantil Valenciano, los delegados diocesanos de Enseñanza de la región hablan de «graves incidencias» y exigen a la Conselleria de Educación que deje de actuar de forma «negligente, arbitraria y discriminatoria».

En Orihuela-Alicante se han detectado más de 15 institutos con problemas no resueltos.

En Segorbe-Castellón son 8 los centros con problemas: la administración no reconoce la matrícula de los alumnos y en un centro los estudiantes están sin profesor desde el 1 de octubre pasado.

En la diócesis de Tortosa, hay 1 instituto donde no se reconocen los grupos de 2ª de bachillerato.

En la de Valencia hay 2 institutos sin profesor asignado y en más de 20 centros la Administración no reconoce los grupos de alumnos matriculados en 2º de bachillerato «con las más peregrinas excusas».

Por tercer curso, la Generalitat incumple

Los delegado diocesanos, junto con con el obispo de Segorbe-Castellón, Casimiro López, denunciaron que, «por tercer curso consecutivo», la Administración educativa «incumple» lo previsto en sus propias instrucciones.

Según explicaron, las normas autonómicas establecen que el profesorado de Religión ha de estar claro antes del inicio del curso escolar.

Las diócesis han presentado a sus profesores, los padres han pedido la asignatura en los colegios… el atasco lo aporta la Administración.

No solo hay problemas en Bachillerato: en Infantil y Primaria, la conselleria no ha asignado profesor de religión para 20 colegios y no ha sustituido a otros 7 profesores que están de baja en la Diócesis de Orihuela-Alicante. En la de Segorbe-Castellón son seis los centros sin profesor designado, además de no haber cubierto varias puntas horarias en otros tantos centros. En la Diócesis de Tortosa tampoco tiene asignado profesor 1 centro educativo.

En Secundaria Obligatoria y el Bachillerato, según los delegados, la situación en este curso es «aún más sangrante».

Hay un conflicto además con la Justicia, en el que la Consellería parece querer ignorar lo que exigen los tribunales.

Ignorando la jurisprudencia y medidas de los Tribunales

El Consell, controlado por los socialistas y radicales de Compromís, mediante el Decreto 51/2018, «dispuso que se dejaba de ofertar la asignatura de Religión y Moral Católica en segundo curso de Bachillerato»… a pesar de que una sentencia del Tribunal Supremo del mes de marzo ya había establecido jurisprudencia haciendo obligatoria su oferta también en segundo de Bachillerato.

Esta medida unilateral de la Administración fue recurrida y la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana estableció medidas cautelares «obligando a la Conselleria a abrir un plazo extraordinario de matrícula para que se ofertase la asignatura de Religión también a los alumnos de segundo de Bachillerato». Al parecer, en varios colegios la Administración hace caso omiso a las instrucciones del Tribunal y a las peticiones de los padres.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/espana/216967590/La-Generalitat-valenciana-hostiga-la-clase-de-religion-50-institutos-con-problemas-o-sin-profesores.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=216967590&id_boletin=392821374&cod_suscriptor=445331