Papá, llévame a un cole normal

Nunca una hoja parroquial de San Bartolomé y San Jaime de Nules, un pueblo de Castellón de poco más de 13.000 habitantes, había tenido tanta repercusión. Lo ha sido por una poesía satírica, que con ingenio denuncia los ataques a la familia, la proliferación de la ideología de género y la imposición de la corrección política.

Titulado como “Romance de alumno de escuela moderna y avanzada”, el poema ha sido tildado como homófobo por los medios de comunicación. Incluso el alcalde, David García, envió un mensaje de reprobación al párroco, Esteban Badenes. El actual regidor consiguió en las elecciones poco más de 400 votos, siendo quinta fuerza política, menos de la que cada domingo acude a misa a esta parroquia.

También colectivos LGTB han llamado al Ayuntamiento de Nules para “transmitir sus quejas”. Y es que el alcalde asegura que los versos “incitan al odio, están muy lejos de los valores que debería representar la Iglesia de amor y paz” y además cree que “vulneran incluso la Constitución y los derechos fundamentales”.

Qué dice el romance
Sin embargo, el romance no deja de ser una crítica mordaz a la ideología dominante que precisamente se está imponiendo en las escuelas.

“Papá, por favor, escucha: llévame a un cole normal. Que este colegio de ahora me está empezando a asustar”, empieza el texto de la hoja parroquial.

Sigue afirmando: “Me dicen que lo moderno, es ser experimental, que lo único importante siempre es la diversidad”.

Entre los ejemplos que aparecen está como “a Juan le gustan las niñas, igual que a ti mamá, a Curro, niñas y niños, para mayor variedad”.

“En cuanto abro la boca siempre termino fatal”
Unos versos más abajo, la hoja parroquial habla de los “nuevos modelos de familia” afirmando: “Y Javi, cada semana, estrena un nuevo papá; a Yennifer la ha criado una comuna ilegal y no conoce  a su padre ni a su madre, ¡qué más da! El padre de Alba se llama ‘Insenim Artificial’, porque su madre así pensaba que así se iba a realizar”.

Ya al final del texto, el romance asegura que “en cuanto abro la boca siempre termino fatal, pues si le respondo al profe que algo está bien o está mal, o defiendo el matrimonio (salvo el homosexual) hablo de amor para siempre, respeto y fidelidad, o pienso que mis hermanos valen más que un animal, me castiga por listillo y por ser un radical”.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/una-simple-poesia-satirica-una-hoja-parroquial-desata-ira-60222.htm