La Universidad Carlos III prohíbe la misa del obispo de Getafe: los jóvenes responden con el Rosario

El laicismo radical y la impunidad que hay en muchas universidades cuando se trata de atacar los derechos de los católicos ha quedado una vez más de manifiesto en la Universidad Carlos III. La decana de la Facultad de Ciencias Sociales ha suspendido la cesión de un espacio para el acto inaugural este martes de la asociación católica Totus Tuus, que iba a contar con la presencia del obispo de Getafe, Ginés García Beltrán, que celebraría misa en este lugar.

Los estudiantes católicos, lejos de resignarse decidieron reunirse fuera del aula para presentar la asociación y rezar el Rosario. Decenas de ellos acabaron orando durante un rato en el lugar.

La nueva asociación católica había obtenido todos los permisos necesarios y había anunciado el acto por toda la universidad. Así fue como otras asociaciones de carácter político y muy ideologizadas, con gran poder en todas las universidades públicas españolas, se enteraron del acto y manifestaron quejas a la administración. Además, comenzaron a organizarse para boicotear el acto.

La asociación también denuncia que el propio personal de la universidad ha retirado los carteles que los jóvenes de esta asociación habían colocado por las facultades, cuando precisamente las universidades están repletas de pancartas de todo tipo.

La decana cede a las presiones

Finalmente, Rosa Rodríguez, decana de la Facultad, ha decidido ponerse de lado de las asociaciones que coartan la libertad de expresión y reunión suspendiendo la cesión de este espacio a Totus Tuus. Para ello, se escuda en una resolución en la que justifica su medida asegurando de que existen “indicios de que su celebración podría impedir la normal realización de las actividades de la universidad”.

Fuentes de la universidad han confirmado a Europa Press que se ha utilizado un artículo del reglamento en el que se recoge la limitación o suspensión de actividades cuando no tengan relación con los fines de la universidad o cuando haya sospechas de que la celebración del acto puede suponer “riesgo para integridad o bienes”.

En primer lugar, en las universidades hay asociaciones que tienen bastante menos relación con los fines que tiene un centro de estas características que esta asociación católica. Y por otro lado, el suspender el acto supone una victoria para los grupos que campan a sus anchas y que utilizan la amenaza en un lugar que debería ser de debate como es la universidad.

“Pesar” en el obispado de Getafe

Fuentes del obispado de Getafe han indicado a Europa Press que han conocido la noticia de la anulación esta mañana y han mostrado su “sorpresa” y “pesar”.

La asociación Totus Tuus UC3M se constituye con el objetivo de ser un centro de apostolado en la Universidad, tal y como explican en su página de Facebook. “Todas las universidades tienen sus capillas, sus Misas y sus grupos activos (la Complutense, la Politécnica, Icade), ¡nosotros no podíamos ser menos!”, explican en su muro de la red social.

La asociación convocará la celebración de misas todas las semanas en la Universidad, organizará charlas, actividades y horas santas, entre otras actividades de carácter religioso. Además, señalan que compartirán pequeños textos y recordatorios de oraciones para “ayudar a mantener la fe activa durante la semana”.

Acudir aunque no haya acto

Pese a la suspensión del acto por parte de la universidad, estos jóvenes católicos se las han apañado para poder presentar la asociación en el propio campus. Al final lo hicieron fuera del aula y les acompañaron decenas de estudiantes.

Los jóvenes, sin miedo ni complejos, decidieron rezar el Rosario. Decenas de ellos se unieron al rezo, respondiendo así al nombre de la propia asociación.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/polemicas/218823602/La-Universidad-Carlos-III-prohibe-el-acto-de-una-asociacion-catolica-y-la-misa-del-obispo-de-Getafe.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=218823602&id_boletin=351967579&cod_suscriptor=445331

El PSOE insiste en el control exclusivo de la Educación

El director general del Foro de la Familia, Javier Rodríguez, expresó su decepción por las declaraciones de la ministra de Educación, Isabel Celaá, durante su comparecencia en la Comisión de esta materia en el Congreso de los Diputados, puesto que “insiste en una idea de educación totalitaria, presa del Gobierno, y sin respetar los valores y creencias de todos los ciudadanos, tratando de controlar las conciencias desde las aulas”.

Para el director, “la señora Celaá utiliza de manera sesgada el artículo 27.5 de la Constitución Española, confundiendo el deber del Estado de garantizar la educación a todos los ciudadanos con el deber de imponer su modelo. En este sentido, los argumentos que ha dado para eliminar el artículo 109.2 de la LOE modificado por la LOMCE, sobre la creación de centros concertados, no se sostienen con una mirada a la realidad de estas escuelas.Uno de los motivos que ha utilizado durante su comparencia es la utilización óptima de los recursos públicos que se destinan a esta partida. “Sin embargo”, analiza Rodríguez, “los datos avalan que los centros concertados suponen un importante ahorro al Estado (50% por aula) y son colaboradores necesarios e insustituibles para permitir al Gobierno cumplir con su mandato constitucional”.

“La ministra habla de una escuela inclusiva, de una escuela como ascensor, que opte por la excelencia y ofrezca a todos los ciudadanos llegar a donde se propongan. Totalmente de acuerdo. Pero en esa ‘inclusión’ deben tenerse en cuenta los valores y creencias de las familias. Imponiendo un modelo educativo exclusivo, apartando a los colaboradores leales que hacen posible estos objetivos, se consigue ‘homogeneización’, no inclusión”.

Desde el Foro de la Familia “vemos el diálogo que ha anunciado la ministra como algo necesario, y le pedimos que sea un diálogo real, de escuchar a la otra parte y donde se busque el beneficio de los ciudadanos, no la imposición de ideologías y prejuicios”.

FUENTE: https://www.forofamilia.org/noticias/el-psoe-insiste-en-el-control-exclusivo-de-la-educacion/

«Se está usurpando a los padres el sacrosanto derecho de educar a sus hijos», denuncia arzobispo de Oviedo

Jesús Sanz Montes, arzobispo de Oviedo, es uno de los obispos que se manifiesta de manera más clara en España. Y ante la ofensiva laicista liderada por el Gobierno de Pedro Sánchez para arrinconar la escuela concertada y la asignatura de Religión no dudó en calificar esta medida como la “vuelta de una dictadura totalitaria”.

Sus palabras han causado numerosas críticas en los partidos y grupos más laicistas, y en una entrevista en La Nueva España se reafirma en sus palabras y explica por qué se producen estos ataques:

– ¿Cuál es el motivo de fondo que le llevó a emplear una expresión tan fuerte como “dictadura totalitaria”?

– Hay dictaduras que son la resulta de un golpe de Estado, y las hay también que se transforman en tales después de una legítima elección democrática. La dictadura no explica únicamente cómo se llega al poder sino cómo se ejerce. Cuando el modo es invadente y se conculcan derechos fundamentales de las personas y de los pueblos, entonces estamos ante una “dictadura democrática”. No por haber llegado al poder por un cauce democrático se excluyen los modos y formas totalitarias. Esto es enormemente peligroso y genera sobresaltos, intolerancias, estatalismos que minan la libertad. Lo haga quien lo haga.

– ¿Considera que postergar la educación concertada y la asignatura de religión puede dar o quitar votos?

– Sean cuales sean las siglas políticas que haya detrás, una medida así tiene varias intenciones. Sin duda que habrá personas que desde su posición de izquierda anticlerical (también los hay de derecha) pueden ver con agrado que se censure todo lo más posible la oferta educativa cristiana que representa la inmensa mayoría de la escuela concertada, y que se potencie una escuela estatal de corte laicista y antieclesial. Dígase lo mismo respecto de la asignatura de religión.

– ¿Y da votos?

– Puede ser fuente de votos para quienes saludarán esas medidas. Pero además de este objetivo, también se pretende arrinconar el hecho cristiano, la presencia de la Iglesia en la vida pública y social como si fuera una intrusa que está de más. Son las conocidas tesis laicistas que así practican su intolerancia anacrónica e injusta, incapaces de un verdadero diálogo y de una pacífica convivencia con posiciones que no coincidan con las suyas. Éste fue el precioso y recordado ejemplo de nuestra transición democrática: que distintas posiciones políticas y sociales lograron consensuar un marco de convivencia que hizo posible la reconciliación, comenzando una nueva página de nuestra reciente historia.

– ¿Hay que interpretar sus palabras como un llamamiento a la movilización de los católicos?

– En absoluto. Pero sí una voz libre que dice con respeto y con razones las cosas que se están dando con demasiados despropósitos y no exentas de tropelías, en una improvisación nerviosa que termina pisoteando derechos de personas, de una sociedad adulta e incumpliendo acuerdos internacionales. El poder puede cegar, sobre todo cuando no se entiende como un servicio para construir juntos la sociedad sino como un trampolín para medrar personalmente o para imponer como un trágala una ideología. Pero además, se están usurpando a los padres el sacrosanto derecho de educar a sus hijos según ellos consideren mejor: en vez de esto, se les dificulta hasta la imposibilidad que puedan hacerlo, y se les impone una ética de Estado para adoctrinar ideológicamente. Esto es lo grave y no podemos callar.

– IU le reclama más sintonía con el Papa Francisco. ¿Se considera secundado por sus colegas obispos?

– Por supuesto. Y no sólo por ellos. También por Roma. Suele ser la marca habitual de quienes poniéndose estupendos te abroncan por salirte del guión que ellos te marcan: primero te amonestan, luego te amenazan y por último pretenden aislarte diciendo que eres un bicho raro, fuera del tiempo y profundamente solitario al que nadie sigue y por nadie es querido.

– ¿Y usted no lo ve así?

– Lamentablemente para quienes así piensan, es justamente lo contrario. Me sé querido por mucha gente que me agradece lo que digo y cómo lo digo, que me apoya y me defiende, y cuento con el afecto y deferencia de la Conferencia Episcopal y la Santa Sede. No en vano he sido elegido por mis compañeros para estar en el Comité Ejecutivo y la Comisión Permanente; el Papa me confió una delicada misión pontificia que llevo adelante acompañando a un grupo con problemas; la Conferencia Episcopal Europea me ha nombrado director del Departamento de Cultura recientemente. Ni me pueden abroncar ni ofender, porque no lo hace quien quiere sino quien puede; ni me pueden aislar aunque insidien confrontándome con arzobispos anteriores o con el mismo y querido Papa Francisco. Es una patética estrategia que ya es conocida. Me sé muy querido por mi pueblo y por mi gente, y respetado por la gente de bien.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/espana/450097255/ASe-esta-usurpando-a-los-padres-el-sacrosanto-derecho-de-educar-a-sus-hijosA-denuncia-Sanz-Montes.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=450097255&id_boletin=329573694&cod_suscriptor=445331

Los padres resistirán al gobierno de Sánchez

El Gobierno en minoría del socialista Pedro Sánchez ha mostrado, a las pocas semanas de llegar al poder, una clara determinación contra la libertad de enseñanza y el derecho de los padres a la educación de sus hijos. Básicamente, declarando la guerra a la enseñanza concertada y a la asignatura de Religión, y anunciando una nueva asignatura de adoctrinamiento infantil. Entrevistado por Antonio Jiménez en El Cascabel (Trece), Ignacio García Juliá, presidente del Foro de la Familia, anunció que los padres no van a asistir parados al atropello.

Padres, profesores y colegios plantan cara a la ofensiva del Gobierno contra la educación concertada

Lo que la ministra de Educación y otros representantes socialistas venían diciendo en los medios de comunicación durante las últimas semanas ya ha sido confirmado en el Congreso de los Diputados. En una intervención en la Comisión de Educación, Isabel Celaápuso en la diana a la escuela concertada y a la asignatura de Religión, e informó que modificarán la ley de educación para quitar peso a los colegios concertados y para arrinconar aún más la asignatura de Religión.

En un primer momento el nombramiento de Celaá como ministra de Educación no fue del todo mal acogido por los representantes de la educación concertada. La actual ministra, aunque siempre había defendido la educación pública, había sido consejera de Educación en el País Vasco, donde más del 50% de los alumnos estudian en centros concertados, el doble que en el conjunto de España. Ella misma se definía como católica practicante y había estudiado en un colegio religioso.

Sin embargo, la ofensiva política de la izquierda radical, encabezada por un gobierno socialista que depende además de partidos minoritarios extremistas, ha desacreditado desde un primer momento a la nueva ministra.

Rechazo de padres, profesores y centros

La declaración de intenciones del Ejecutivo de Sánchez ha encontrado ya una contundente respuesta de todos los actores de la educación concertada: los padres de cientos de miles de alumnos, los propios centros y los profesores. Incluso los obispos se han manifestado al respecto.

El valor de la concertada es tal en España que uno de cada cuatro alumnos elige libremente estudiar en este tipo de colegios, muchos de ellos religiosos aunque otros no lo son. El objetivo del Gobierno, tal y como denuncian padres, profesores y centros, es eliminar esa libertad.

Escuelas Católicas, la agrupación que engloba al 60% de los centros de educación concertada, emitió este jueves un duro comunicado contra este anuncio de la ministra mostrando su “indignación y preocupación al conocer las líneas maestras del proyecto educativo de la ministra de Educación”.

“División y controversia”

En su opinión, las declaraciones que realizó en el Congreso “causan inquietud y desaliento en un sector educativo que representa al 26% del sistema educativo español”, pues defendía “planteamientos que atacan frontalmente a los principios de libertad de enseñanza y que generan división, preocupación y controversia en el ámbito educativo”.

“Escuelas Católicas lamenta el anuncio de querer cambiar, sin el mínimo consenso, la Lomce para quitar peso a la enseñanza concertada y recuerda, en este sentido, que el Artículo 27.1 de la Constitución reconoce en plano de igualdad el derecho de todos a la educación y la libertad de enseñanza. Una libertad de enseñanza que implica, por una parte, la libertad de creación de centros y, por lo tanto, de oferta de un proyecto educativo concreto; y por otra, la libertad de las familias a elegir el tipo de centro conforme a sus convicciones y deseos para sus hijos”, asegura esta plataforma.

El problema es la libertad

En esta misma línea se ha manifestado la Fundación Educatio Servanda, que engloba a varios colegios en toda España y cuyo uno de sus centros concertados ha sido duramente perseguido durante los últimos años por defender su independencia.

Lo que propone la ministra es la imposición de una  escuela pública, laica y única para todos.  Ni escuela pública subsidiaria de la concertada, ni escuela concertada subsidiaria de la pública. Ambas redes son, y deben ser, subsidiarias de las familias”, afirma esta fundación en otro comunicado.

Educatio Servanda entra en el fondo del asunto y explica que “la mayoría de los problemas educativos que padecemos desde hace décadas en el sistema educativo español giran en torno una palabra fundamental, y esa palabra es la libertad. Libertad de las familias a elegir para sus hijos, o no, la asignatura de religión en igualdad a las demás; la libertad de los padres a elegir centro educativo para sus hijos; la libertad de las familias a educar a sus hijos según sus convicciones morales. En definitiva, la libertad de los padres, frente a las imposiciones del Estado”.

La imposición del Estado

Además, explica a la ministra de Educación este concepto básico en toda esta polémica: “Libertad es la capacidad de autodeterminación de las personas a través de sus elecciones libres. La libertad, fruto de la  voluntad de la persona, junto con la búsqueda de la verdad mediante su inteligencia, y del amor a través de su mundo afectivo, constituyen las características fundamentales del ser humano. No es extraño, por ello, que pretendan anular las tres: eligiendo por nosotros, diciéndonos lo tenemos que pensar, e incluso, cómo tenemos que amarnos”.

“¿Cuándo el Estado va a dejar de imponer su particular visión de la educación a todas las familias?, ¿por qué el Estado se empeña en arrebatar a las familias el derecho a educar libremente a sus hijos?, ¿acaso sabe el Estado mejor que los padres, que amamos profundamente a nuestros hijos, lo que más les conviene?”, se pregunta.

El acuerdo con el PSOE hecho añicos

Por su parte, la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos (Concapa), que representa a decenas de miles de padres que han elegido esta educación para sus hijostambién se ha mostrado indignada por las declaraciones de la ministra.

En otro comunicado, recuerda que esta organización mantuvo un encuentro en el Congreso con miembros del Partido Socialista, en el que habían alcanzado “puntos de encuentrosujetos a posterior desarrollo y reflexión”. Sin embargo, han sido traicionados “imponiendo de la manera más autoritaria que podíamos imaginar medidas contrarias a las que alcanzamos en un incipiente consenso”.

En su opinión, “la actitud esgrimida por la ministra en las medidas propuestas demuestra el más absoluto desprecio a lo que puedan plantear organizaciones como la nuestra que defendemos el diálogo, la moderación, el respeto constitucional y la libre elección de modelo educativo. Mucho nos tememos que estamos ante una reedición de la peor versión de la política educativa del gobierno de Zapatero que cosechó un rechazo mayoritario de los ciudadanos por su finalidad manipuladora, al tratar de imponer modelos educativos que no respondían a lo manifestado en las urnas por la mayor parte de las familias españolas. Peor aún: conocedores de que las mismas ni tan siquiera son del agrado del propio seno de la familia socialista, creemos que pueden ser el resultado del más puro chantaje de otras organizaciones políticas como Podemos y afines, que exigen esta manifiesta persecución ideológica para que el gobierne actual pueda seguir contando con su apoyo”.

“Marginar” a miles de padres

También los sindicatos que representan a los profesores han querido mostrar su rechazo. Es el caso, por ejemplo, de USO, que asegura que las medidas que pretende implantar el Gobierno socialista suponen retroceder una década. Aseguran que significa “marginar la voluntad de las miles y miles de familias que eligen de manera voluntaria la asignatura de Religión, volver a cuestionar la legalidad de la Enseñanza Diferenciada (precisamente, pocos meses después de que el propio Tribunal Constitucional se haya pronunciado sobre este asunto) y poner cortapisas para que los conciertos educativos sigan asegurando la complementariedad de los modelos educativos, sin que los centros concertados se transformen en subsidiarios de la enseñanza pública”.

Por último, la Conferencia Episcopal Española también ha querido manifestarse al respecto a través de una nota del Comité Ejecutivo. En ella, los obispos aseguran que es “necesario recordar los derechos a la libertad religiosa y a la educación. Son derechos inalienable de la persona humana, reflejados en nuestra Constitución (arts. 16 y 27) y en los tratados internacionales a los que España se ha adherido”.

Por ello, insisten en que “los padres tienen el derecho a elegir el modelo educativo que desean para sus hijos. El sistema educativo, que engloba la educación pública, concertada y privada, es un sistema consolidado en nuestro ordenamiento, que respeta la libertad de elección de los padres”.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/polemicas/878637573/Padres-profesores-y-colegios-plantan-cara-a-la-ofensiva-del-Gobierno-contra-la-educacion-concertada.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=878637573&id_boletin=274122684&cod_suscriptor=445331

Los obispos ante los anuncios laicistas del PSOE para la escuela: «Nos han preocupado profundamente»

En días pasados la nueva ministra de Educación en España, la socialista Isabel Celaá, anunciaba ante una comisión educativa en el Congreso algunas de sus líneas de trabajo:

– la asignatura escolar de religión “no será computablea efectos académicos y no tendrá ninguna alternativa”
– habrá una asignatura obligatoria que se llamará “valores cívicos y éticos”
– el Estado vigilará especialmente a las escuelas que hacen educación diferenciada (la mayoría de ellas de orientación cristiana)

Los obispos miembros del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal han respondido este jueves 12 de julio con una nota. Las declaraciones de la ministra, dicen los obispos, “nos han preocupado profundamente”. Recuerdan que “los padres tienen el derecho a elegir el modelo educativo”. Los padres libremente eligen la asignatura de religión para sus hijos, añaden, “y no puede ser sustituida por una ética del estado impuesta por los poderes públicos“.

En este contexto, piden, recordando la Transición y la Constitución de 1978, “que el espíritu de la Constitución no sea ahora despreciado, minusvalorado o transformado por iniciativas que dificulten la necesaria concordia que exige la cohesión social”.

El comunicado finaliza recordando a los obispos nicaragüenses “violentados por defender los derechos legítimos de los ciudadanos de esta nación hermana”. (ReL lo contó aquí). Quizá es una forma de dirigir la mirada sobre un caso contemporáneo en que el poder político intenta imponer su ideología y control mediante la violencia.

***

Nota del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española

El Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española, reunido en sesión ordinaria, quiere hacer pública su postura sobre algunas cuestiones importantes de la actualidad.

1.- En relación a las declaraciones de la ministra de Educación Sra. Celaá sobre la consideración de la educación concertada y la clase de religión, que nos han preocupado profundamente, creemos necesario recordar los derechos a la libertad religiosa y a la educación. Son derechos inalienables de la persona humana, reflejados en nuestra constitución (arts. 16 y 27) y en los tratados internacionales a los que España se ha adherido.

Los padres tienen el derecho a elegir el modelo educativo que desean para sus hijos. El sistema educativo, que engloba la educación pública, concertada y privada, es un sistema consolidado en nuestro ordenamiento, que respeta la libertad de elección de los padres.

La asignatura de religión debe tener una consideración adecuada en el sistema educativo. Es necesaria para una formación integral de la persona, según la libre decisión de los padres, y no puede ser sustituida por una ética del estado impuesta por los poderes públicos.

2.- Por otro lado, consideramos importante y necesario en estos momentos, reivindicar el papel de la Transición española que se plasmó en la Constitución de 1978, con el consenso de todas las formaciones políticas y sociales. Deseamos que el espíritu de la Constitución no sea ahora despreciado, minusvalorado o transformado por iniciativas que dificulten la necesaria concordia que exige la cohesión social.

3.- Al mismo tiempo, queremos hacer pública nuestra comunión y solidaridad con los obispos nicaragüenses, violentados por defender los derechos legítimos de los ciudadanos de esta nación hermana. Deseamos que el respeto a la dignidad de las personas y el diálogo entre las partes enfrentadas sean el camino para la necesaria pacificación de la sociedad.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/polemicas/344981432/Los-obispos-ante-los-anuncios-laicistas-del-PSOE-para-la-escuela-ANos-han-preocupado-profundamenteA.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=344981432&id_boletin=274122684&cod_suscriptor=445331

Según la Ministra de Educación: “EL DERECHO A LA EDUCACIÓN NO RECAE EN LAS FAMILIAS”

La FUNDACIÓN EDUCATIO SERVANDA informa a las familias ante las manifestaciones de la Ministra de Educación ayer en el Congreso de los Diputados: una nueva Educación para la ciudadanía corregida y aumentada, la elección de centro en manos del Estado, y la marginación de la asignatura de religión.

Tras escuchar, leer y estudiar en profundidad y con sosiego el texto de las manifestaciones de Dña. Isabel Celaá, Ministra de Educación, nos sumamos en sus líneas fundamentales a los comunicados del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española, las patronales presentes en nuestros centros: CECE y Escuelas Católicas, a los sindicatos representantes de nuestros trabajadores FEUSO y FSIE, así como a los representantes de las familias CONCAPA y COFAPA a quienes agrademos la inmediatez, claridad y argumentación jurídica de sus respuestas.

La Ministra comienza su intervención presentando “los principios rectores que guiarán mi mandato” citando acto seguido como el primero “la colaboración y el diálogo abierto para trabajar en común con la comunidad educativa y con todos los agentes políticos y sociales”. Sin embargo sólo unas líneas después proclama unilateralmente como “medidas urgentes”:

1.“les anuncio que la Religión no será computable a efectos académicos y no tendrá ningún alternativa en forma de asignatura-espejo como hasta ahora.”. Le recordamos a la Señora Ministra que la asignatura es de obligada oferta pero de libre elección. Miles y miles de familias la eligen libremente cada año para sus hijos.

2. “propongo la creación de una asignatura obligatoria de VALORES CÍVICOS Y ÉTICOS centrada en el tratamiento y análisis de los derechos humanos y de las virtudes cívico-democráticas”. Es decir, una nueva versión, corregida y aumentada, de aquella  “Educación para la Ciudadanía”, que obligó a salir a la calle a miles de familias hace una década, provocando  un sin fin de objeciones de conciencia.

 3. “me propongo modificar el artículo 109.2 de la LOMCE por el cual la programación de la oferta de plazas escolares se establecía por la llamada “demanda social”, un eufemismo que ha servido para propiciar en algunos casos que la escuela pública pueda ser considerada subsidiaria de la escuela concertada”. Es decir, lo que propone la ministra es la imposición de una  escuela pública, laica y única para todos.  Ni escuela pública subsidiaria de la concertada, ni escuela concertada subsidiaria de la pública. Ambas redes son, y deben ser, subsidiarias de las familias. Como recuerda la nota de los obispos, “el sistema educativo, que engloba la educación pública, concertada y privada, es un  sistema       consolidado en nuestro ordenamiento jurídico que respeta la libertad de elección de los padres”, que son quienes deben elegir, en condiciones   de libertad y equidad, el centro de sus hijos.

Y termina su larga intervención apuntando a lo que, a nuestro juicio, es la clave de estas medidas: “el derecho a la educación siempre recae sobre los individuos que son sujetos de aprendizaje, no recae sobre las familias, ni sobre los territorios, ni sobre las religiones. ¿Quién no puede estar de acuerdo con este matiz tan importante?”.

Bajo esta peligrosa afirmación se esconde la verdadera intención del Ministerio: arrancar a la familia el derecho de la educación de sus hijos y arrogársela el Estado.

Cita como argumento de autoridad la Convención de los Derechos de la Infancia de Naciones Unidas (1989). Nada más lejos de la verdad; dicha convención refleja el papel insustituible de la familia en todos esos derechos fundamentales. Por ejemplo: “Los Estados Partes respetarán las responsabilidades, los derechos y los deberes de los padres” (Art. 5)

La mayoría de los problemas educativos que padecemos desde hace décadas en el sistema educativo español giran en torno una palabra fundamental, y esa palabra es la libertad. Libertad de las familias a elegir para sus hijos, o no, la asignatura de religión en igualdad a las demás; la libertad de los padres a elegir centro educativo para sus hijos; la libertad de las familias a educar a sus hijos según sus convicciones morales. En definitiva, la libertad de los padres, frente a las imposiciones del Estado.

LIBERTAD es la capacidad de autodeterminación de las personas a través de sus elecciones libres. La libertad, fruto de la  voluntad de la persona, junto con la búsqueda de la verdad mediante su inteligencia, y del amor a través de su mundo afectivo, constituyen las características fundamentales del ser humano. No es extraño, por ello, que pretendan anular las tres: eligiendo por nosotros, diciéndonos lo tenemos que pensar, e incluso, cómo tenemos que amarnos.

¿Cuándo el Estado va a dejar de imponer su particular visión de la educación a todas las familias?, ¿por qué el Estado se empeña en arrebatar a las familias el derecho a educar libremente a sus hijos?, ¿acaso sabe el Estado mejor que los padres, que amamos profundamente a nuestros hijos, lo que más les conviene?

Señora Ministra, con todos los respetos, EDUCATIO SERVANDA es una institución educativa iniciada, gestionada, dirigida y apoyada por miles de familias que nunca aceptaremos que ningún gobierno eduque a nuestros hijos.

Madrid 12 de Julio de 208

El Patronato de Educatio Servanda

¿QUIERES MANIFESTAR TU DESACUERDO CON LAS DECLARACIONES DE LA MINISTRA DE EDUCACIÓN?  PINCHA AQUÍ

Retiran el texto que una profesora de Religión impartía sobre homosexualidad y estudian sancionarla

La Consejería de Educación del Gobierno de la Comunidad Valenciana ha retirado el material que una profesora de Religión del instituto Marcos Zaragoza de Villajoyosa (Alicante) utilizó para mostrar la postura católica sobre los actos homosexuales.

La profesora del centro propuso un texto en el que se decía que “la homosexualidad contradice el plan para el que Dios creó al hombre y a la mujer” y añadía que “la homosexualidad es antinatural  ya que en ella no hay posibilidad de expresarse el amor fecundamente”.

Los actos homosexuales, un “desorden moral”
Además, el texto explicaba que “la condición puede ser en algunos casos inculpable, pero los actos homosexuales habrán de ser evitados siempre, ya que suponen un grave desorden moral. Ante una desviación de este estilo, la solución está en intentar sanarla y no en justificarla”.


Texto utilizado por la profesora de Religión retirado por la Consejería de Educación, y por el que puede ser sancionada

La profesora puede ser sancionada
Algunos alumnos publicaron en redes sociales esta ficha y rápidamente la Consejería de Educación decidió actuar. De hecho, en la campaña que se está realizando contra esta profesora de Religión, se la llega a acusar de un delito de odio, que en la legislación española podría llegar hasta una pena de cárcel de cuatro años.

Poco después de conocerse el contenido, inspectores educativos se presentaron en el instituto y tras analizar el texto exigieron al centro la retirada de dicho documento.

La dirección del instituto se niega a hacer declaraciones y fuentes del gobierno autonómico aseguran a eldiario.es que “se está estudiando si se abre un expediente a la docente”.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/retiran-texto-que-una-profesora-religion-impartia-sobre-homosexualidad-64914.htm

Asunto relevante: es necesario supervisar las charlas que dan a nuestros hijos en colegios e institutos, incluso en los católicos

Nos llegan noticias sobre varios centros de España en los que se han dado charlas sobre afectividad y sexualidad que desconocían los padres ¡e incluso los propios colegios!

El último caso de que hemos sabido es el de una charla sobre sexo oral, vaginal y anal, impartido a un grupo de escolares, de tan solo 10 años, en un colegio católico (un centro de religiosas).

El centro había dado paso a los charlatanes sin conocer el enfoque que iba a darse a las sesiones de sexo.

El error por parte del centro ha sido triplemente grave: primero, no deberían acceder a proporcionar charlas de sexo que competen a los padres o a aquellos en quienes estos deleguen expresamente; segundo, los equipos directivos no deberían dejar entrar en colegios e institutos a personas cuya doctrinan desconocen; tercero, deberían supervisar cómo son esas charlas participando los propios docentes en ellas.

Tres últimos comentarios:

Los padres tienen derecho a conocer lo que sucede en los centros escolares, así, los colegios e institutos deberían avisar a las familias sobre la realización de estas charlas indicando el enfoque que tienen y con la antelación suficiente para que los padres autoricen o no la participación de sus hijos en ellas.

Las charlas no deberían contradecir el ideario católico del centro, pues ese mismo ideario es uno de los motivos por el que los padres han matriculado ahí a sus niños.

El centro debería permitir la grabación de las sesiones para que los padres puedan conocer al detalle lo que se trata en ellas. Esto, además, obligaría a los ponentes a hacer un mejor trabajo, más sincero, más realista y más científico.

¿Cambio a mi hijo de colegio o instituto?

En bastantes ocasiones, cuando nos encontramos ante un problema en el centro escolar al que llevamos a nuestros hijos, nos preguntamos si es conveniente cambiarles de colegio o instituto. Nos referimos a problemas sobre todo de adoctrinamiento, relativos a que nuestros hijos están recibiendo una enseñanza contraria a nuestras convicciones. Por ejemplo, que le estén haciendo apología del budismo, del aborto como derecho de la mujer o de la ideología de género como ideario maravilloso, acertado y de asunción sensata y obligatoria.

La respuesta no es fácil, pues depende de muchos factores: de la edad de los niños, de cómo les puede afectar, de si el asunto ha sido grave o no, de las dificultades que entraña enfrentar el problema, de si tenemos apoyos de otras familias, de la Asociación de Padres, o incluso de algún profesor, etc. Depende igualmente de las ganas que tengan los padres de “complicarse la vida”, pues siempre es un trago incómodo el hablar de ciertos problemas escolares con el equipo directivo; además, siempre está el “fantasma” de las posibles represalias contra nuestros hijos.

La decisión última es de los padres, evidentemente, pues en ellos reside principalmente el derecho a educar a sus hijos, lo que incluye la elección de centro escolar. Pero permítasenos adentrarnos un poco más en el problema y aportar nuestras sugerencias.

Nos han llegado casos de padres, que llevan a sus hijos a centros de ideario católico, y se han llevado la sorpresa de que una de las monjas que les atiende en una asignatura quiere “leerles la mano”, o que el profesor de Religión dice en su clase que “ir a Misa es una tontería”, o que quieren llevar a cabo “actividades extraescolares ligadas a la espiritualidad del yoga”, etc.

Ante una situación como esta, que como ha quedado dicho es de respuesta complicada, nos atrevemos a sugerir unas recomendaciones:

  1. Pide cita para una reunión con el profesor que ha generado la controversia. Nuestra experiencia nos enseña que es bueno que alguien del equipo directivo esté presente. Si puedes ir con más padres que estén de acuerdo contigo, entonces mejor. El centro no puede negarte la cita ni obligarte a que vayas solo.
  2. Se transparente y claro en tus alegaciones, con sencillez, pero con la firmeza que te otorga el considerar que un centro de ideario cristiano no puede proporcionar enseñanzas contrarias al cristianismo.
  3. Aunque el centro sea público, tampoco puede educar a tus hijos en contra de tus convicciones. No olvides que el artículo 27 de la Constitución Española, que tiene su réplica en el artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, garantiza el derecho que tienen los padres a que sus hijos no sean educados en contra de sus convicciones.
  4. Pide ayuda a terceros, a personas que hayan pasado por lo mismo. Nuestra Asociación te puede ayudar en todo lo que sea necesario.
  5. Trata de dejar constancia de tu alegato por escrito, mejor con acuse de recibo, para que no pueda haber malas interpretaciones sobre tu queja o que nadie pueda decir en un futuro que el asunto era desconocido. Podemos ayudarte a redactar los escritos necesarios. Piensa si es conveniente que este escrito lo entregues antes de la cita con el profesor. Esto impedirá que se quite importancia a tu protesta y te permitirá dejar constancia de la misma.
  6. El apoyo del cónyuge es crucial. Es muy importante que ambos: padre y madre, estén de acuerdo en las actuaciones que se lleven a cabo.
  7. Hemos de confiar a la Providencia la protección de nuestros hijos, al mismo tiempo que ponemos todos los medios. Así, también hemos de lograr que nuestros hijos entiendan, en la medida de sus posibilidades, lo que estamos haciendo. Por ello, es importante formar espiritualmente a nuestros hijos. Explicarles la maldad e injusticia de lo que ocurre en el centro.
  8. No te preocupe el saberte solo, pues actuando con confianza puedes lograr un cambio a mejor en el funcionamiento del centro. También conocemos casos en los que el centro ha modificado un camino errático por la intervención de una sola familia.
  9. Puedes “hacer presión” indicando que remites o remitirás copia de tus quejas al Obispado, a la APA, a otras asociaciones como CONCAPA, o incluso a la prensa; todo ello dependiendo de la gravedad del asunto. Esto dependerá de las ganas que tengas en el momento oportuno.
  10. Piensa en el cambio de centro como una opción última, pues desde ADVCE creemos que es mejor enfrentar el problema que dejarlo pasar o marcharnos del centro. Además, enfrentar el problema y llegar a una solución satisfactoria puede ser algo muy positivo para el centro.
  11. Un argumento para no cambiar de centro es considerar que la Providencia nos quiere en ese centro para dar testimonio. Además, el cambio de centro no garantiza que los mismos problemas no vuelvan a surgir. Desgraciadamente, puede ocurrir que cambiemos a nuestro hijo de colegio y le llevemos a otro en el que suceda lo mismo o incuso algo peor.
  12. En todo caso, debe tratarse a las personas implicadas en este asunto con amor y respeto, sin odio y sin ira.
  13. Independientemente de cómo se encamine este asunto, trata de asegurarte de que no tendrás nuevas sorpresas, pidiendo toda la información disponible sobre próximas actividades.

Para terminar, unos comentarios finales:

En la familia debe primar la autoridad de los padres, que debe ejercerse sin complejos, pues en caso contrario, como se está viendo, la asumirá el Estado. Si es el caso, en una familia católica el obedecer a los padres, ayudar en casa, estudiar, etc., es un deber religioso.

Aunque no está de moda decirlo, los hijos no deben dudar de que el criterio de sus padres es el correcto y de que son quienes buscan el bien de los hijos por encima de todo. Hoy día muchos padres no han sabido reaccionar a tiempo frente al ataque bestial a la familia, que tiene como uno de sus arietes el negar a los padres la autoridad sobre sus hijos para darla al Estado, y en la práctica han hecho dejación de su autoridad.

Actualmente, el materialismo ha hecho que en muchas familias se haya dejado de transmitir la Fe y eso tiene como consecuencia el que no tarda mucho en llegar el que la unidad entre los padres y los hijos se debilite en exceso, y que quienes quieran rebelar a los hijos contra los padres lo tengan mucho más fácil.

Una familia en que los padres sepan transmitir a los hijos que la autoridad que ellos tienen es para poder cumplir su obligación, que es procurar el bien de sus hijos, y que ese es el fundamento del deber que tienen los hijos de obedecerles; y en la que se transmita la Fe con coherencia  (también esforzándose en que los hijos adquieran virtudes naturales, y eso cuesta, y que conozcan la verdad de las cosas, y eso también cuesta y cansa), a esa familia no la derriban los poderes de este mundo. Si además, la familia reza unida, preferiblemente el Rosario todos los días, su fortaleza será ya de orden superior. San Juan Pablo II decía que “familia que reza unida, permanece unida”.