Víctimas de la ideología de género: ya se hacen mastectomías dobles a niñas sanas de 13 años

Médicos estadounidenses están realizando mastectomías dobles en niñas sanas. En el marco de una investigación pagada con dinero público con la finalidad de apoyar el transexualismo y la ideología de género, 33 menores de edad fueron sometidas a la operación, entre ellas dos de 13 años y cinco de 14 años. Jane Robbins explica en The Federalist la gravedad de estas prácticas que, por motivos ideológicos, mutilan de forma irrevesible a niños sin discernimiento.

Hay médicos en Estados Unidos que están realizando dobles mastectomías en niñas sanas de 13 años de edad. La justificación es la disforia de género (“transgenerismo”): las niñas se identifican como niños y quieren ser niños.

A veces esta disforia no aparece hasta la adolescencia, y lo más frecuente es que no se realice ningún tipo de evaluación psicológica -o la que se hace es insuficiente- para intentar determinar la causa subyacente tras el deseo de un adolescente de mutilar su cuerpo. Pero estos médicos están dispuestos a conceder al adolescente (en estos casos, la adolescente) lo que cree ser su deseo. Y el dinero de los impuestos federales está pagando una investigación cuya finalidad es convalidar a este espantoso tratamiento (ver aquí y aquí).

La gente razonable sentirá desconcierto, si no repulsión, ante las declaraciones y actuaciones de una destacada investigadora relacionadas con el tratamiento del transgenerismo. En un estudio financiado con 5,7 millones de dólares de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), se supone que los investigadores, entre ellos la doctora Johanna Olson, del Hospital infantil de Los Ángeles, están valorando el uso de bloqueantes de la pubertad y la terapia de sustitución hormonal en niños con disforia de género.

Como he escrito con otro autor, el estudio está totalmente orientado a las conclusiones deseadas por los activistas del transgenerismo: no incluye grupos de control de sujetos a quienes no se les administren esos fármacos y, además, expira a los cinco años, mucho antes de que puedan surgir efectos negativos.

Estos defectos en el diseño no son una sorpresa. Olson rechaza la posibilidad de que la disforia de género pueda ser causada por trastornos psicológicos, y declara que el “único problema de salud mental” relacionado con la disforia de género “es resultado de la respuesta del mundo exterior” a los jóvenes confusos. Afirma, como si se tratase de un dogma médico, que los jóvenes con disforia de género pasarán por una “pubertad equivocada” a no ser que ella y su equipo puedan medicarlos lo suficientemente pronto en sus vidas para que “pasen por la pubertad apropiada”.

¿Qué probabilidades hay de que alguien con esta forma mentis comprenda que hay inconvenientes serios a la administración de bloqueadores de la pubertad y de hormonas potencialmente peligrosas? Ella minimiza, si no ignora, los riesgos físicos y psicológicos.

Otro estudio con el mismo enfoque financiado por el gobierno

Olson aporta su característica objetividad a un estudio relacionado, cuyo fin es determinar la eficacia de esa doble mastectomía. La apostilla al estudio declara que utilizó fondos públicos del NIH para investigar también este tema, si bien el protocolo de ayuda del gobierno parecía cubrir sólo los tratamientos hormonales y no la cirugía. Por lo tanto, no está claro si ha cumplido con los términos de la financiación.

Por la razón que sea, Olson optó por averiguar qué pensaban las niñas con disforia de género sobre la mastectomía. Al hacer referencia a la “disforia de pecho” y “reconstrucción de pecho” (aparentemente para evitar la palabra “seno” porque remite a la testaruda realidad biológica de ser mujer), se inventó una “escala de disforia de pecho”, que utilizó con varias niñas con confusión de género.

Olson hizo que 68 chicas amputadas quirúrgicamente rellenaran, después de ser operadas (entre 1 y 5 años después) su “novedosa” escala (que ella reconoció que podía ser falsa). Treinta y tres de esas niñas tenían menos de 18 años cuando fueron operadas. Dos tenían sólo 13 años y cinco, 14 años. Si asumimos que estas mastectomías no fueron realizadas por un único médico muy ocupado, esto significaría que hay varios médicos que se prestan a mutilar a niñas menores de edad.

La conclusión que sacó Olson de la encuesta es que las niñas con disforia de género cuyos pechos sanos han sido extirpados quirúrgicamente son más felices que las que los mantienen. También concluye que casi ninguna se lamentaba de la decisión.

O, por lo menos, no demostraron lamentarlo durante unos cuantos años. Dado que la edad media de las participantes en el estudio era de 19 años -ninguna tenía más de 25-, un investigador prudente hubiera dudado en sacar conclusiones a largo plazo sobre la satisfacción. Pero las limitaciones temporales no detienen a Olson, que pregona con bombo y platillo el “resultado positivo de la cirugía de pecho”.

Ignorando las banderas rojas

Olson y sus colabores no se limitan a insistir que se realicen tratamientos médicos extremos en niños confundidos, sino que ignoran obstinadamente el ondear de las banderas rojas respecto a los trastornos psicológicos que motivan la demanda de estos tratamientos. Una de estas banderas rojas es el aumento en la “aparición repentina de la disforia de género” [“rapid onset gender dysphoria”, ROGD por sus siglas en inglés]. ROGD significa una aparición repentina de la disforia de género durante o después de la pubertad en un paciente que no había tenido signos previos. En los últimos años, padres desesperados han informado de que sus hijos adolescentes, normalmente niñas, han anunciado de repente que son “trans” y han pedido ser tratados como tales, pidiendo además empezar el tratamiento de transición.

Anteriormente, cuando un niño normal de repente se pasaba a la identidad sexual opuesta siguiendo una moda, cualquier observador objetivo se preguntaba cuál había sido el detonante que había causado esta alteración. Uno de estos observadores objetivos es la doctora Lisa Littman, de la Brown University, que acaba de publicar un estudio sobre el ROGD. Littman ha examinado 256 respuestas a encuestas remitidas por padres de adolescentes recién diagnosticados de disforia de género, y ha revelado información inquietante sobre el ambiente que influye sobre estos adolescentes.

El importante artículo de Lisa Littman sobre la aparición repentina de disforia de género en adolescentes que, influidos por su entorno social o por el adoctrinamiento continuo de los medios, manifiestan así su rebeldía, ha descolocado al lobby LGBT. El estudio, que la doctora Littman se ha mostrado dispuesta a ampliar, muestra que la misma campaña transgénero está induciendo la disforia artificialmente en sujetos que no la padecían.

Estos padres han descrito “la aparición repentina de la disforia de género en grupos preexistentes de amigos, en los que varios, o incluso todos los miembros, han acabado afirmando que tienen disforia de género, identificándose como transgénero, según un patrón que, estadísticamente, es improbable”. Los padres han dicho que estos brotes surgían después de que los adolescentes se hubieran dado un atracón de vídeos de transición en YouTube, y por el uso excesivo de otras redes sociales que afirman y defienden el transgenerismo.

En un caso, una niña que había sido objeto de burla por el tamaño de su pecho declaró que odiaba su cuerpo y, de repente, empezó a identificarse como un niño. En otro, cuatro niñas que estaban siendo entrenadas por un entrenador muy popular “salieron del armario” cuando el entrenador transgénero lo hizo.

Los médicos no estudiaron la salud psicológica de los niños

Aunque más del 60% de estos adolescentes habían sido diagnosticados previamente de un trastorno mental o de un problema de desarrollo neurológico, muchos padres informaron que “el médico [especialista en trastornos de género] no investigó para saber si había enfermedades mentales, traumas previos u otras causas alternativas a la disforia de género antes de proceder con la transición médica”. Estos médicos parecían basarse fundamentalmente en los informes del propio paciente que pedía el tratamiento; pacientes que venían preparados, sabiendo los puntos que tenían que tocar, aprendidos de sus fuentes online (que aconsejan, por ejemplo, amenazar con el suicidio si no se acepta la petición de tratamiento).

Littman ha sacado dos conclusiones de su investigación. La primera es que “el contagio social es una clave determinante del ROGD“. En otras palabras, la influencia de los amigos y de las redes sociales pueden implantar y, después, magnificar ciertas creencias que llevan a los adolescentes por el camino erróneo (en el transgenerismo como en otras patologías sociales de la adolescencia). Como dice Littman, la “‘disforia de género’ puede ser utilizada como una explicación para abarcar cualquier tipo de angustia, sufrimiento psicológico y malestar que afecte al adolescente, fomentando la transición como la solución que lo cura todo“.

La segunda conclusión es que para estos adolescentes el “ROGD es un mecanismo para lidiar con el estrés”. Esto significa que un paciente puede empezar a sufrir de disforia de género como “respuesta a un factor estresante cuyos síntomas pueden aliviarse de manera temporal, pero que no aborda las causas del problema y puede tener resultados adicionales negativos”. Un mecanismo similar para lidiar con el estrés, afirma Littman, es la anorexia: el paciente lidia con sus problemas emocionales subyacentes a través de un control extremo de su peso. El paralelismo entre anorexia y la disforia de género, sobre todo el ROGD, es notable.

Hay que reprimir la investigación

El estudio de Littman ha causado la indignación inmediata de los activistas LGBT, cuya posición, por defecto, es que cualquier investigación que ellos consideren problemática debe ser reprimida. La Brown University ha demostrado su valentía eliminado el estudio de su página web y pidiendo perdón por transgredir la nueva ortodoxia político-sexual. Está claro que para Brown la verdad no es un valor. Joy Pullmann ha relatado con todo detalle este giro sórdido de los acontecimientos.

Desde luego, hay que incluir a Olson entre quienes niegan la verdadera ciencia. Para ellos, rechazar la realidad biológica de cada célula del cuerpo es una decisión perfectamente racional. La posibilidad de que haya influencias psicológicas subyacentes -una posibilidad más que evidente para cualquier observador objetivo-, no es admisible.

El estudio de Olson no tiene en cuenta otros datos, como los numerosos casos previos de mujeres con disforia de género que, o bien interrumpieron su transición, o tomaron medidas para revertirla. Por ejemplo, una breve investigación llevada a cabo a lo largo dos semanas en 2016 encontró que 203 mujeres de este tipo habían publicado sus historias en redes sociales como Tumblr y Facebook. Pueden ustedes ver algunas de estas historias en esta página web.

La conclusión que Olson saca de su propia y limitada “investigación” es que se debe permitir a los niños tener acceso a mutilaciones que alteran su cuerpo y su vida. En ningún momento menciona el consentimiento de los padres, si bien las directrices médicas estándar requieren su consentimiento para poder tratar a menores. Al rechazar las directrices de la (muy politizada) World Professional Association for Transgender Health (Asociación Profesional Mundial para la Salud Transgénero), que recomienda que los menores no sean candidatos a cirugía hasta que hayan completado por lo menos un año de terapia hormonal, Olson defiende la cirugía basada en la “necesidad individual”, y no en la edad o en el tiempo pasado con terapia hormonal. No menciona la necesidad de prestar atención a los signos que advierten de la presencia del ROGD.

Los adolescentes saben perfectamente cuándo deben mutilarse

Haya presencia o no del ROGD, Olson niega rotundamente que un adolescente muy joven tenga menos capacidad de decisión que un adulto. Escuchen sus declaraciones en un congreso en California: “Por lo tanto, lo que sabemos es que los adolescentes tienen capacidad para tomar una decisión razonada y lógica”.

He aquí otra de sus alucinantes afirmaciones: “De hecho, la gente se casa con menos de 20 años. De hecho, la gente elige a qué universidad ir. De hecho, la gente toma en la adolescencia decisiones que alterarán su vida para siempre. Siempre. Siempre. Y, la verdad, la mayoría de ellas son buenas decisiones”.

En un impresionante rechazo a un posible arrepentimiento, Olson ha dicho: “Y he aquí otra cuestión sobre la cirugía de pecho: si en un futuro quieres pechos, vas y te los pones“. Pues bien. Uno se pregunta si Olson tiene la misma actitud ante el arrepentimiento en relación a la esterilización permanente causada por la terapia de sustitución hormonal y la gonadectomía. Después de todo, si en un futuro quieres hijos, puedes “ir y conseguirlos” por otros medios.

Es asombroso que investigadores tan irresponsables tengan acceso a niños vulnerables. Y que haya tantos es trágico. Y que sus actividades sean financiadas con dinero público es escandaloso. Bienvenidos al nuevo mundo de una investigación dirigida por la agenda política. ¿Cuántas vidas se tienen que destruir antes de que vuelva la cordura?

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/polemicas/513139719/Victimas-de-la-ideologia-de-genero-se-estan-haciendo-dobles-mastectomias-a-ninas-sanas-de-1-anos.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=513139719&id_boletin=556186164&cod_suscriptor=445331

Treta anti-padres en los dibujos animados: el mensaje LGBT, al final, como en «Hora de aventuras»

Que las series de televisión están siendo utilizadas por el lobby LGBT para introducir su mensaje no es ningún secreto y, con propósitos políticos más generales, ha sido explícitamente reconocido por los interesados. Ese adoctrinamiento subliminal se ha acercado  a los niños a través de los cómics de superhéroes, y no deja a salvo ni el cine infantil (Cigüeñas) ni las series de dibujos animados (Doctora Juguetes). El último caso es el de Hora de aventuras [Adventure Time], que en España puede verse en Boing (Mediaset), y sobre cuya escena de corte lésbico en el último episodio alerta LifeSiteNews:

La semana pasada, el programa Hora de aventuras de la cadena de televisión Cartoon Network se convirtió en el último ejemplo de la animación dominante en Estados Unidos al presentar a las jóvenes audiencias la atracción hacia el mismo sexo, poniendo de relieve una tendencia que parece que se está acelerando.

Estrenada en 2010, Hora de aventuras es una seria de aventuras fantásticas que mezcla humor y drama en un escenario surreal. El 3 de septiembre, el final de la serie incluyó una escena en la que dos personajes femeninos, Marcelina la Reina Vampiro y la Princesa Bubblegum, confirmaron años de insinuaciones y especulaciones por parte de los fans de que eran lesbianas al besarse en los labios.

“Sabíamos que si lo incluíamos, atraería la atención. Pero, ¿sería demasiada atención?”, ha dicho el productor ejecutivo Adam Muto, que ha explicado también que ese momento no estaba incluido en el guión original y que se incluyó ante la insistencia de la artista del storyboard, Hanna Nyström. “¿O estaríamos restándole demasiada importancia? Queríamos incorporar dicha escena; al fin y al cabo, uno no puede tener control sobre cómo la gente recuerda las cosas”.

El 9 de septiembre, TVLine llamó justamente la atención sobre cuántos momentos como ese han acabado introduciéndose en la animación americana -un ámbito que, en el pasado, estaba tan restringido que en ciertas cadenas de televisión se prohibían los puñetazos en los programas de superhéroes-, con una lista de lo que considera son los “10 shows LGBT más satisfactorios de la animación americana”. En la actual “edad del arcoiris de la televisión”, ha escrito Andy Swift, los personajes están “aceptando su sexualidad a un ritmo sin precedentes”.

Si bien la lista cita ejemplos más antiguos de programas como Los Simpson y personajes de dibujos animados dirigidos a adultos, como South Park de Comedy Central y BoJack Horseman de Netflix, también pone en evidencia momentos de programas dirigidos a niños y a audiencias de todas las edades.

La temporada más reciente del programa de Netflix Voltron: el defensor legendario reveló que el líder del equipo, Shiro, tenía un ex-novio que había fallecido. En el final del programa de Disney XD Gravity falls, el shérif Blubs y el agente Durland declaran: “Estamos locos de poder… ¡y de amor!”, sosteniendo el uno la cara del otro.

El programa Steven Univers de Cartoon Network ha incluido este año una boda lesbiana, mientras que la temporada final de La leyenda de Korra de Nickelodeon ha terminado con la heroína del título agarrada de la mano de su compañera Asami, imagen que, según confirmaron los creadores más tarde, debía revelar una relación romántica.

Pride.com también incluye Sailor Moon CrystalStar contra las fuerzas del malDanger & EggsSakura, cazadora de cartasUna casa de locos y Clarence como “programas modernos para niños con personajes gays increíbles”. Incluso la serie de dibujos animados dirigida a un público preescolar Doctora Juguetes mostró el año pasado a una pareja de madres lesbianas.

Al final, cuando ya no hay tiempo de reacción

Varios de los ejemplos mencionados antes se transmitieron durante el final de la serie, lo que sugiere que los creadores eligieron el momento para incluir el contenido LGBT de modo tal que los padres ofendidos ya no pudieran afectar a los índices de audiencia de los programas.

“La gente normal ya no podrá exigir una marcha atrás, porque han renunciado a su derecho a exigir medios de comunicación seguros para sus hijos“, se ha lamentado el escritor William Usher al ver la evolución que ha tenido Hora de aventuras: “Esto también forma parte de la agenda progresista, en la que incluyen cosas que casi parecen favorables a la familia y luego las socavan con propaganda política”.

Usher indicó que los momentos de celebración LGBT deben preocupar especialmente a los padres a la luz del reciente estudio de Lisa Littman, que Usher ha resumido con el descubrimiento de que “muchos adolescentes que declaran sufrir de disforia de género, se limitan a seguir la presión social de la moda que llevan a cabo las redes sociales, tomadas por los activistas autodenominados ‘guerreros de la justicia social'”.

En última instancia, la evolución de programas como Hora de aventuras y Voltron parecen reivindicar la advertencia del analista Jeff Johnston, de Focus on the Family, que en 2015 dijo a LifeSiteNews que “veremos más y más cosas como esta”, porque la televisión infantil “es un reflejo de lo que ya hay en nuestra cultura”.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/polemicas/352962122/Treta-anti-padres-en-los-dibujos-animados-el-mensaje-LGBT-al-final-como-en-AHora-de-aventurasA.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=352962122&id_boletin=45914038&cod_suscriptor=445331

El Foro de la Familia pide a los padres que «no se limiten a aparcar a los hijos en las escuelas»

Esta semana ha comenzado un nuevo curso escolar. La imposición de la ideología de género en las escuelas es ya una realidad en muchas regiones españolas tras la aplicación de las leyes LGTB que se han ido aprobando durante los últimos años.

Por ello, el presidente del Foro de la FamiliaIgnacio García-Juliá ha hecho un llamamiento a los padres para que sean responsables y “no se limiten a aparcar a los hijos en las escuelas”, sino que realmente “se impliquen en la formación que los alumnos van a recibir, especialmente en aquella que pueda afectar a valores y creencias”.

“Imponer visiones totalitarias y excluyentes”

En un comunicado del Foro, su presidente recuerda que “el nuevo curso arranca con nuevos desafíos al derecho y la libertad de educación de los padres, y es responsabilidad de éstos defender sus prerrogativas y cumplir con su deber hacia sus hijos”.

“Las administraciones, de todos los colores políticos, están utilizando las aulas para imponer visiones totalitarias y excluyentes a los alumnos, por encima de los valores y creencias de los padres e incluso a escondidas de éstos. Por eso, es necesario que los padres se impliquen en los centros, que conozcan qué van a enseñar a sus hijos y exigir el consentimiento previo antes de que los alumnos reciban cualquier tipo de formación que pudiera atentar contra sus valores”.

Este curso, “se hace más necesario que nunca que los padres se lean la Programación General Anual (PGA) para saber qué se va a transmitir a sus hijos. Las administraciones están recurriendo a la inclusión de charlas sobre Ideología de Género, con talleres prácticos en estas programaciones de manera que se conviertan en obligatorias al considerar que los padres están de acuerdo con lo incluido en ellas”, advierte el presidente.

Leer la Programación General Anual del centro

Las PGA recogen las programaciones de cada etapa, el plan de convivencia, el plan de acción tutorial, así como las actividades complementarias y las extraescolares, y se presentan al consejo escolar al principio de curso. De aprobarse, se considerará normativo y se podría esquivar el consentimiento expreso paterno para transmitir a los alumnos visiones que pueden ser contrarias a los valores o creencias de los padres.

“Recomendamos a los padres que lean la PGA, que entreguen en sus centros el documento de consentimiento expreso previo  (pueden descargarlo aquí) antes de que sus hijos reciban cualquier charla o participen en cualquier actividad con la que no estén de acuerdo. Desde el Foro de la Familia estamos a su disposición para cualquier duda y para ayudar en lo que padres a proteger su derecho a educar en Libertad a sus hijos”, concluyó García-Juliá.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/espana/738575209/El-Foro-de-la-Familia-pide-a-los-padres-que-Ano-se-limiten-a-aparcar-a-los-hijos-en-las-escuelasA.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=738575209&id_boletin=597135517&cod_suscriptor=445331

Carta de ADVCE con motivo del comienzo del curso escolar 2018-2019

El comienzo del curso escolar debería ser una noticia positiva, pues la escolarización generalizada con finalidades académicas es sin duda un gran logro. Sin embargo, la noticia queda oscurecida por las amenazas que se ciernen sobre la libertad educativa, los derechos de los padres y el funcionamiento de muchos centros escolares.

Hay amenazas serias del lobby LGTBI, que pretende usurpar a los padres el derecho a la educación sobre sus hijos en un tema tan delicado como el de la afectividad y la sexualidad. Se escuchan voces que tienen ya amedrentados a muchos padres, pues estos pueden llegar a perder la patria potestad si, por ejemplo, la inclinación de sus hijos parece ser homosexual y los padres siguen una conducta que no está dirigida a afirmar en sus hijos esa tendencia. Y todo ello con la colaboración de la escuela que, al margen de los padres, adelantan determinados conocimientos sobre sexualidad e implementan actividades que homosexualizan a los niños o pretenden cambiar el sexo de los niños por un supuesto género.

Hay amenazas veladas sobre el colectivo de profesores de Religión Católica, que ven una reducción progresiva de horas lectivas; y ello unido a la paradoja del interés que muestran algunos gobernantes por la materia de Religión Islámica en los centros escolares.

En relación al funcionamiento de colegios e institutos, sean de la red que sean, es necesario vigilar su estilo. Como por ejemplo el fondo de sus bibliotecas, que muchas veces poseen materiales inapropiados como libros eróticos que llegan a leer alumnos de primaria. Es por ello por lo que no estará de más comprobar qué leen nuestros hijos.

Sobre lo bien que suena una escuela promotora de la salud, hay que tener en cuenta que el crimen del aborto está enmarcado muchas veces dentro del derecho a la salud sexual y reproductiva. Así, los padres no deben dejarse engañar por eufemismos.

Por otro lado, los centros llevarán a cabo muchas actividades de las que no se informará mucho a los padres, aunque los centros se encargarán de que los padres parezcan informados de todo. Muchas de las actividades se relacionan con determinadas inclinaciones políticas e ideológicas.

En fin, para los padres sensatos se avecina un nuevo curso cargado de adoctrinamiento al que es muy complicado hacer frente y a los que recomendamos el uso del consentimiento informado. Proponemos vigilar muy de cerca lo que ocurre en los centros escolares y, sin volverse locos, plantar cara ante cualquier atropello; aunque manteniendo al margen, en la medida de lo posible, a nuestros hijos.

Desde ADVCE deseamos a toda la comunidad educativa el mejor curso escolar 2018-2019 posible.

El mal que hace la insensata ideología de género

Una de las intervenciones más esperadas en el congreso Gender & Sex que tuvo lugar en Madrid el pasado 23 de febrero fue la de Gabrielle Kuby, autora de La Revolución Sexual Global. Allí fue entrevistada por La Contra TV sobre el enorme daño que causa la ideología de género a la sociedad, al esforzarse por destruir la identidad complementaria de las personas como hombres y mujeres.

La agenda LGTBI se está imponiendo coactivamente en España a través de la legislación

Lourdes Méndez, doctora en Derecho y miembro del Congreso de los Diputados entre 2004 y 2015, denuncia que la agenda LGTBI se está imponiendo coactivamente en España a través de la legislación, que introduce en todos los ámbitos la ideología de género camuflada como políticas de igualdad y no discriminación. Fuente: La Contra TV.

El Gobierno oficializa un día del orgullo LGBTI e intensificará el adoctrinamiento en las aulas

El Consejo de Ministros de este viernes acordó “declarar el 28 de junio como Día del orgullo LGBTI” como muestra del “reconocimiento y protección” del Ejecutivo de Pedro Sánchez con “la población LGBTI” (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales).

Además, el Gobierno “promoverá la lucha contra la discriminación por identidad de género u orientación sexual en las aulas“, lo que en la práctica de las medidas ya implementadas en ese sentido se traduce en una intensificación del adoctrinamiento de los niños y adolescentes en la ideología de género y la normalización activa de las relaciones homosexuales.

La ministra de Educación y portavoz del Gobierno, Isabel Celáa, anunció además en la rueda de prensa posterior al Consejo que volverán a financiarse con fondos públicos los tratamientos de reproducción asistida a mujeres solas y parejas lesbianas. A partir de 2014, una decisión de la entonces titular del Ministerio, Ana Mato, vinculó la oferta de dicho servicio por el Sistema Nacional de Salud a razones exclusivamente médicas, esto es, la existencia de un problema de esterilidad.

Algunas comunidades autónomas, entre ellas Andalucía, de donde ha sido consejera de Sanidad la actual ministra del ramo, Carmen Montón, asumieron ese coste extendiendo el servicio por razones ideológicas, esto es, la pretensión de que se financien técnicas de reproducción asistida a personas que podrían tener hijos mediante reproducción natural.

De ahí que el mismo Ejecutivo socialista haya vinculado esta nueva cobertura de la Sanidad pública, no a razones asistenciales sino, en palabras de la propia portavoz, a la celebración esta semana del Orgullo LGTBI, y como “un apoyo a la diversidad” al que quiere sumarse el Ejecutivo.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/espana/623697157/El-Gobierno-oficializa-un-dia-del-orgullo-LGBTI-e-intensificara-el-adoctrinamiento-en-las-aulas.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=623697157&id_boletin=378020951&cod_suscriptor=445331

Varios casos de profesores víctimas del lobby LGTBI, en el documento “Creando miedo”, de Enraizados

Asociación Enraizados, una voz católica en la vida pública, ha elaborado un informe sobre las víctimas de las legislaciones que el lobby LGTB ha impulsado. El informe hace hincapié en varios ataques ocurridos tras la promulgación de leyes calificadas como de “igualdad y género”, y que camuflan, a juicio de la Asociación, una ideología totalitaria que persigue a todo aquél que piensa de forma diferente. El informe revela ataques en los ámbitos de la educación, la justicia y la religión, así como sobre todo el abanico de libertades de la sociedad española (y mundial en algún caso).

Entre los casos que reflejan ataques contra la educación, el informe recoge el sufrido por Carlos Martínez, director del colegio Juan Pablo II de Alcorcón, que se tradujo en un acoso continuado con noticias falsas sobre la escuela, con el fin de provocar su cierre. Asociación Enraizados denuncia también otros casos en los que ya no sólo los educadores y los colegios sino los propios padres son sustituidos por el Estado “a la hora de ejercer la libertad de elección de la educación y desarrollo sexual de sus propios hijos, todo ello dirigido y tutelado bajo el control por parte de las asociaciones afines a las nuevas líneas de ingeniería social”.

Documento completo en PDF: http://enraizados.org/wp-content/uploads/2018/07/victimas-de-ley-LGTBI_vf.pdf

Noticia completa en: http://enraizados.org/alertas/np-el-informe-creando-miedo-recoge-los-casos-de-30-victimas-por-discrepar-con-los-lobbies-lgtbi/

La ideología de género hace daño a los niños y a los padres

La psicóloga Sara Pérez Tomé comenta y analiza el estudio de la asociación estadounidense de pediatría contra la ideología de género por dañar a los niños. El estudio expone con datos científicos las mentiras que envuelven a esta ideología creada por el satanismo sionista, para destruir a la mayor gente posible en este tiempo del fín. Telediario Intereconomía, 29 marzo 2016.

Por favor, firma la campaña: “Adoctrinamiento LGTBI: los padres deciden”

Puedes firmar aquí: https://www.citizengo.org/hazteoir/ed/162106-adoctrinamiento-lgtbi-padres-deciden

Numerosos colegios en la Comunidad de Madrid están abriendo las puertas a los ideólogos LGTBI para que den charlas sobre sexualidad a los alumnos.

Está sucediendo ya, ahora y puede que ni te estés enterando. Porque no solo adoctrinan a tus hijos en materias altamente sensibles y controvertidas: es que ni siquiera te consultan.

Pidamos al presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, que ponga como requisito la autorización de los padres y respete la decisión de los que no quieran que sus hijos asistan a talleres de adoctrinamiento LGTBI.

Si de verdad quieres saber lo que enseñan a tu hijo en los colegios e institutos, te invito a que leas este documento, uno de los muchos guiones para charlas a niños y adolescentes que usan los ideólogos LGTBI. Encontrarás cuestiones como estas:

  • ¿Cómo son y cuál es la calidad de las prácticas sexuales entre dos hombres o dos mujeres? (pág. 23)

  • Curiosidad ante el sexo anal. ¿Hay división clara entre los que desean penetrar y ser penetrados? (pág. 21)

  • ¿El/la niñ@ necesita un padre y una madre? (pág. 20)

¿Te parece admisible que los mismos grupos organizadores del Orgullo Gay sometan a tus hijos a este tipo de charlas, y que la administración pública promueva su visión de la sexualidad como la única válida?

Las otras maneras de entender la sexualidad humana, la familia, el amor, las relaciones entre los sexos, no sirven. Son sistemáticamente ridiculizadas y culpadas del odio a los gays, de la violencia entre sexos e incluso de las tasas de suicidios de transexuales.

No dejemos que laven el cerebro a los niños a espaldas de sus padres. Pidamos al presidente de la Comunidad de Madrid que sea obligatoria la autorización paterna para que los niños reciban el adoctrinamiento LGTBI.

Las leyes que se aprobaron durante el mandato de Cristina Cifuentes son las que están permitiendo la entrada en colegios e institutos a los ideólogos LGTBI. ¿Has comprobado si se han colado ya en el colegio de tus hijos o nietos?

Pincha aquí y busca en el listado la relación de centros de la Comunidad de Madrid donde sabemos que ya se han realizado sesiones de adoctrinamiento en ideología de género, aunque podrían ser muchos más.

FUENTE: https://www.citizengo.org/hazteoir/ed/162106-adoctrinamiento-lgtbi-padres-deciden