Skolae: invasión de conciencias infantiles

Soy plenamente consciente de que las discusiones suelen ser estériles y la dialéctica no suele conducir a nada.

También, de que a estas alturas el título del artículo no puede ser más cansino. Pero como madre navarra no me queda más remedio que afrontarlo y escribir unas líneas como pequeña contribución en defensa de la obviedad.

Durante este mes me decía a mí misma que no pensaba escribir sobre el tema porque “se puede luchar contra la ignorancia, contra la intolerancia y contra el fanatismo… si vienen por separado. Pero si llegan a la vez y quieres conservar la salud, lo más razonable es poner pies en polvorosa” (William Faulkner). No quiero ser alarmista, pero menos aún una irresponsable. La realidad se parece cada vez más a la ciencia-ficción, la de las distopías.

En Navarra, los chats de padres del colegio llevan un mes hirviendo con el tema. Ese bucle de indignación que se genera a través de los grupos de whatsapp no me parece sano y sí bastante estéril. Al escribir, pienso en los niños que tendrán que responder este curso a la pregunta sobre “¿Cuántas personas me atraen en estos momentos de mi mismo sexo?” Y me pregunto: ¿cuántos padres, tengan las creencias e incluso la orientación sexual que tengan, invadirían con semejante pregunta la intimidad de sus hijos?

Como ya muuuchos han dicho muuuucho antes que yo, Skolae no es un programa de educación sexual ni de igualdad sino de adoctrinamiento e instrucción ideológica. Los conceptos “deconstrucción de la masculinidad”, “heteropatriarcado”, “androcentrismo”, “indicadores de género”, “empoderamiento” o “construcción de nuevas identidades” son una constante en el texto del programa.

“En una época donde a la mentira le llamamos ‘posverdad’ y al totalitarismo social ‘corrección política’, no es difícil quedar a expensas de un grupo —por pequeño que sea— organizado y dispuesto a imponer cualquier disparate ante una mayoría aterrorizada de que la etiqueten si se le ocurre oponerse” (Jorge Marirrodriga, “Más Platón y menos «Dora la exploradora»“, en El País).

Para los que no conozcáis el tema, el programa de coeducación Skolae. Creciendo en igualdad pretende facilitar, según el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra, el aprendizaje de una competencia global que permita elegir a niños y niñas el proyecto vital propio desde la libertad y la diversidad de opciones, sin condicionantes de género, aprendiendo a identificar las desigualdades, a luchar contra ellas y a ejercer su derecho a la igualdad en el ámbito de su cultura, religión, clase social, situación funcional, orientación sexual, etc. El programa no ha sido consensuado ni negociado en ninguno de los órganos de participación de la comunidad educativa y parte de un concepto equivocado de “coeducación”, otorgando a las instituciones y profesorado un papel que no les corresponde, saltándose el principio básico de neutralidad ideológica de la Administración Educativa al tomar claro partido sobre problemas sobre los que no existe un generalizado consenso moral (Sentencia del Tribunal Supremo de 11 de febrero de 2009).

No me gusta alimentar polémicas porque con frecuencia son controversias artificiales e interesadas, diálogos de sordos en los que cada parte se enquista más en su postura sin atender a razones. No me gusta tampoco acercarme a la realidad desde el prejuicio. He leído el programa Skolae completo con actitud de buscar en él algo positivo y no solo aberraciones extractadas para llevarme las manos a la cabeza de manera histérica.

Pero he de decir que, salvo la bienintencionada actitud de trabajar por la igualdad, la corresponsabilidad, el respeto y aceptación a cada persona y contra la homofobia (que suscribo plenamente), me parece un programa diseñado por pseudoexpertos, de los que no conocemos ni nombres ni profesión, que se limita a trasladar a la educación de nuestros hijos algunas obsesiones posmodernas sobre género e igualdad, incluyendo algunos ejercicios cargados de erotismo y, en general, manipulando y contaminando su conciencia con la ideología de género.

Ideología de género que Skolae entiende como expresión de igualdad entre hombres y mujeres, equidad de género e incluso feminismo, pero que en realidad es una ideología política que, además, camufla las verdaderas causas de la desigualdad. Habría tanto que hablar sobre esto…

Además de ideología de género, percibo en Skolae un claro culto al sentimiento, poniéndolo en el centro de la vida de los niños frente a la amplitud y solidez de la razón. Así, se les transmite continuamente que “lo real es lo que siento y lo que yo construyo”. Es cierto que la educación emocional es clave y en mi generación fue muy deficitaria (nací en el 78), pero ninguna reacción pendular es equilibrada.

Condicionar la educación de nuestros niños a lo que en cada momento está en el candelero social y mediático es de una enorme frivolidad. Pero permitirse entrar a caballo en la intimidad de su conciencia y de su todavía frágil identidad es una aberración que no debemos permitir. La conciencia de mis hijos es un lugar sagrado también para mí que soy su madre. Un lugar en el que debo entrar habiéndome descalzado antes y en contadas ocasiones. Un lugar que sólo les pertenece a ellos por pequeños que sean y que nadie debe pisotear entrando a caballo a sembrar caos y confusión.

Mantengámonos firmes, que no inamovibles, en nuestras convicciones. Si vacilamos, nos derrotarán. Y ya van ganando. Hablo de una batalla espiritual, nunca ideológica y menos aún personal. Es tal la falta de sentido común, que no creo que sea posible ganarla a estas alturas a base de argumentaciones.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/opinion/969785495/Skolae-invasion-conciencias-infantiles.html?utm_source=boletin&utm_medium=mail&utm_campaign=boletin&origin=newsletter&id=31&tipo=3&identificador=969785495&id_boletin=836079887&cod_suscriptor=445331

España Educa en Libertad condena el inaceptable abuso de autoridad del gobierno de Navarra con SKOLAE

Madrid, 5 de noviembre de 2018.  La federación de asociaciones España Educa en Libertad (ESEL)  condena el inaceptable abuso de autoridad del gobierno de Navarra al intentar suplantar el papel prioritario de los padres en la educación de sus hijos, transgrediendo de forma no disimulada el derecho fundamental de la libertad de conciencia y de la libertad de educación (arts. 16 y 27.3 de la CE).

Esta intención totalitaria ha sido reconocida explícitamente por la Consejera de Educación Solana Arana. Efectivamente, el 13 de septiembre de 2018 en sede parlamentaria, negó el derecho de los padres a educar a sus hijos conforme a sus propias convicciones, intentando justificar así, la obligatoriedad del programa Skolae.

Dicho programa que se pretende implantar de modo obligatorio en toda la red de centros públicos y concertados, está elaborado desde un modelo antropológico muy discutido socialmente, que no tiene refrendo científico alguno: la llamada ideología de género.

Presentado con la intención de “integrar la igualdad y la coeducación” resulta ser, de hecho, un adoctrinamiento no disimulado en dicha ideología de género con los siguientes errores doctrinales y jurídicos:

1.- Gravísima intromisión en la construcción de la identidad y de la personalidad del menor, dejando en manos de profesores designados por el programa, la educación y modelación de su emotividad, su modo de percibirse y su modo de comportarse en abierta desvinculación con su raigambre familiar.

2.- Suplantación del fundamento de la dignidad de la persona sustituyéndolo por opciones, preferencias y gustos afectivos y sexuales: Si bien es obvio que todas las personas tienen derecho a desarrollar libremente su personalidad, su identidad o sus gustos afectivos o sexuales –y nadie puede ser discriminado por ello–, sin embargo, esto no significa que los demás estén obligados a conocer, apreciar e imitar sus gustos o criterios como pretende el programa.

3.- Imposición de la doctrina constructivista sobre la identidad de género como construcción exclusivamente cultural. Esta doctrina es contraria a la ciencia pues ésta sostiene que la identidad de género es resultado de la interacción de factores biológicos y factores ambientales (Asociación Americana de Psiquiatría: Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5 R), 5a Ed. Arlington, VA, 2014, p. 451).

Consecuentemente, se lleva a cabo un desprecio irresponsable de la psicología evolutiva, de las condiciones neurológicas y endocrinas implicadas en la construcción de la identidad personal, sometiendo a los menores –desde edad muy temprana– a una confusión perniciosa para su maduración psicoafectiva.

4.- Desprecio de la totalidad de las cualidades masculinas y femeninas tachándolas indiscriminadamente de sexistas y de origen cultural y negando las que tienen fundamento endocrino y neurológico. Desprecio de aquellas cualidades femeninas y masculinas que nos enriquecen como personas desde la diversidad. Y atribuyéndoles falazmente el origen de toda discriminación y violencia.

5.- Imposición de un modelo feminista como el único verdadero: el feminismo de género, sin aceptar otras alternativas como el feminismo de la diferencia. Este último, por ejemplo, reivindica la lucha por la igualdad a partir de dos modos diferentes de ser –hombre y mujer- con cualidades diversas y complementarias para el enriquecimiento de la sociedad. Pues no toda diferencia es fuente de discriminación como pretende el programa Skolae.

6.- Imposición de una educación afectivo-sexual reduccionista y biologicista, en abierta confrontación con otros modelos acordes con las convicciones de muchos padres: Para buena parte de la sociedad la sexualidad no es una realidad plenamente humana si no integra de manera armoniosa todas las dimensiones del psiquismo: instintividad, afectividad y racionalidad. Una sexualidad madura es aquella que integra las dimensiones inferiores bajo el dominio de las superiores y no al revés. En cambio, es característico de la inmadurez la subordinación de lo racional a lo emocional o a lo instintivo tal y como plantea el programa proponiendo juegos eróticos y otras experiencias hedonistas con grave irresponsabilidad.

7.- Imposición de una doctrina reduccionista del amor sometiéndolo a las dimensiones del placer y la comunicación y excluyendo explícitamente el crecimiento y maduración personal orientado a la entrega incondicional.

Por todo ello, ESEL exige la retirada inmediata del programa Skolae y de cualquier material que imponga un modelo ideológico que pueda colisionar con el derecho de los padres a educar a sus hijos en sus propias convicciones morales o religiosas. Sin duda existen formas mejores de educar en igualdad.

Así mismo ESEL anima a los padres a utilizar todos los medios legítimos a su alcance para proteger a sus hijos de cualquier modo de adoctrinamiento.

Al mismo tiempo exhortamos a los centros con ideario propio a respaldar el esfuerzo de los padres por defender y proteger a sus hijos.

Nota de prensa de la CTC sobre la ideología de género en Navarra

La Comunión Tradicionalista Carlista se ofrece a proteger a los padres afectados por el programa SKOLAE

“Queremos saber quiénes han sido los autores materiales del programa SKOLAE, pues si tienen contactos con menores habrá que actuar con cautela, ya que el programa parece obra de pederastas”

El programa SKOLAE establece como objetivo enseñar a los niños a no tener sentimientos de culpa por la sexualidad infantil y anima a actuar «despenalizando el reconocimiento y la vivencia de dicha sexualidad en el ámbito de la escuela y la familia (curiosidad sexual, juegos eróticos infantiles…)» [pág. 68 del Programa SKOLAE].  Precisamente estos objetivos han sido siempre las reclamaciones principales de los grupos de presión pedófilos como la Asociación Norteamericana por el Amor entre Hombres y Niños (NAMBLA)

Comunión Tradicionalista Carlista.- 29 de octubre de 2018. La sociedad española (y dentro de ella muy especialmente la navarra) se ha visto nuevamente sorprendida por el radicalismo dogmático y aberrante de los defensores de la Ideología política de Género. En esta ocasión los padres de familia de toda Navarra están asustados por la introducción en las aulas del Programa SKOLAE, que es una nueva amenaza totalitaria, desde postulados de género, contra la infancia y contra la libertad moral y educativa de los padres.

Sin embargo, lo que hasta ahora parece haber pasado inadvertido es, precisamente, la vinculación existente ente las «propuestas» educativas del Programa SKOLAE y las reclamaciones históricas de los lobbys internacionales de pedófilos. Como señala el Secretario General de la CTC, Javier Mª Pérez-Roldán y Suanzes «Es perfectamente conocida la existencia de grupos de presión para que se legalice la pederastia. Así la Asociación Norteamericana por el Amor entre Hombres y Niños (NAMBLA) tiene por objeto reducir, hasta hacerla desaparecer, la edad penal para mantener relaciones sexuales. Sin embargo, tal objetivo es hoy por hoy inasumible por buena parte de las sociedades occidentales (motivo por el cual de hecho, fueron expulsados después de 10 años de actividad en su seno, de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gay, Bisexuales, Trans e Intersexuales -ILGA-). Por eso desde hace años se han planteado un programa progresivo que comienza, precisamente, en normalizar la sexualidad desde el nacimiento favoreciendo que los niños realicen juegos sexuales con iguales o en el ámbito familiar. Este es el motivo por el que no podemos dejar de llamar la atención sobre el Programa SKOLAE, pues sus desconocidos autores parecen adscritos a estas tesis pedófilas, lo cual supone un riesgo mayúsculo para nuestra infancia».

Por eso, desde la Comunión Tradicionalista Carlista (CTC) se van a arbitrar medios para le defensa de la infancia. Como explica el Presidente de la CTC, Javier Garísoain Otero, « la primera medida que hemos acordado ha sido la de solicitar al Gobierno de Navarra la identificación personal de los autores de este Programa. El objeto es comprobar si estos autores, que se supone pertenecen al mundo escolar, tienen en la actualidad contacto con menores en las aulas, pues ante las perversas doctrinas que difunden es necesario que los padres conozcan su identidad por precaución. La segunda medida es la creación de una Oficina de víctimas de la ideología de género en las aulas, que en principio tendrá a su servicio un abogado y un psicólogo con objeto de poder detectar casos de abusos en las aulas, motivados por esta ideología perversa, y poderlos denunciar, solicitando la máxima responsabilidad de la administración implicada».

Por lo demás, la CTC anima a la sociedad navarra a la desobediencia firme y contundente de esta ley injusta y/o totalitaria, arbitrando todos los medios para su inaplicación hasta que se proceda a la derogación íntegra de la reforma educativa llevada a cabo por el actual Gobierno de Navarra. Del mismo modo, en palabras el Presidente de la Junta Regional de la CTC del Reino de Navarra, José Fermín Garralda, «Los navarros deben recordar a Uxue Barkos que NO ES NO, y que la administración debe respetar la negativa de los padres de familia a que se imponga a sus hijos los dogmas político-sexuales de la Ideología de género. La educación está para que los menores crezcan en dignidad, no en sectarismo».

No permitas que el Gobierno de Navarra adoctrine a los niños. Campaña de firmas de Enraizados.

El Gobierno de Navarra quiere implantar el programa SKOLAE en todos los centros escolares. Este programa consiste en explicar a niños de 0-6 las “múltiples identidades sexuales”, realizar juegos eróticos infantiles, obligar, a menores de 12-16 años, a conocer el “deseo, excitación, orgasmo…”.

Firma para que no adoctrinen a nuestros hijos.

Tu firma llegará a la Consejera de Educación en Navarra.

Los niños tienen derecho a ser educados sin manipulaciones en la escuela. La ideología de género es contraria a la realidad biológica, psicológica y médica, como está demostrado científicamente. Se entrega la educación de los niños a las organizaciones LGTB. Nos jugamos la libertad, bienestar, salud y el futuro de nuestros hijos y nietos.

Firma para que los padres podamos educar a nuestros hijos.

El artículo 27.3 de la Constitución Española dice que los poderes públicos deben garantizar el derecho de los padres a que sus hijos reciban formación religiosa y moral de acuerdo con sus convicciones.

En 2009, el Tribunal Supremo ratificó el derecho de educación y declaró que estas leyes pueden anularse si invaden el derecho de los padres a decidir la enseñanza que deben recibir nuestros hijos en materia moral y religiosa.

Firma para que los padres podamos decidir.

Solicitamos a la Administración educativa que se abstenga de imponer a los centros escolares la visión ideológica controvertida que establecen las leyes autonómicas que promocionan la diversidad sexual y los modelos LGTB en los colegios.

Es muy importante que los padres nos hagamos oír, que levantemos la voz para que nadie nos imponga la educación de nuestros hijos. Es una materia que no le compete al Estado, porque éste debe asegurarnos la libertad de decidir la enseñanza de nuestros hijos.

A los padres se nos tiene que informar de los contenidos que se imparten en los centros. Debemos conocerlos y poder rechazar lo que no compartamos libremente.

Firma ahora para retirar el programa SKOLAE.